Los amigos y los ingresos influyen en la duración de la lactancia...

Los amigos y los ingresos influyen en la duración de la lactancia materna

98
0
Compartir

Las madres con mejores recursos sociales y económicos amamantan a sus bebés por más tiempo que las

mujeres sin tanta contención, según indica un estudio de Alemania.

Los pediatras recomiendan la lactancia materna exclusiva por lo menos durante los seis primeros meses de vida porque disminuye las infecciones de oído y respiratorias, el síndrome de muerte súbita infantil, las alergias, la obesidad infantil y la diabetes.

Los autores monitorizaron a dos grupos de mujeres alemanas que habían tenido un bebé con un intervalo de una década y observaron que, en el tiempo, las mujeres eran más propensas a sostener la lactancia entre cuatro y seis meses, aunque eso estuvo limitado a las mujeres con mayor educación formal.

En aquellas con menor educación formal, la misma tendencia surgió recién después de tener en cuenta varios factores que se pueden interponer con la lactancia materna, como el parto por cesárea o el tabaquismo.

“Las mujeres con menor educación formal eran menos propensas a superar esas barreras como aquellas con más recursos intelectuales”, dijo el autor principal, doctor Dietrich Rothenbacher, de la Universidad de Ulm, Alemania.

“Si estas barreras no existieran, habríamos observado la misma mejoría en los patrones de lactancia materna del estrato educativo más bajo”, agregó por e-mail.

En Pediatrics, su equipo publica los resultados de una maternidad con información sobre 989 mujeres que habían tenido un parto en el período 2000-2001 y sobre 856 mujeres atendidas en el período 2012-2013.

El segundo grupo era un 21 por ciento menos propenso que el primero a haber suspendido la lactancia materna exclusiva a los cuatro meses y un 29 por ciento menos propenso a haber dejado de amamantar a los seis meses.

Las mujeres con menos de 12 años de educación formal eran las que menos recursos tuvieron para poder sostener la lactancia materna en el tiempo. Al final del estudio, ese grupo era un 8 por ciento menos propenso a haber suspendido la lactancia exclusiva a los cuatro meses, comparado con el 24 por ciento en
el grupo con más años de formación académica.

Para Jennifer Pitonyak, investigadora de University of Washington, Seattle, y que no participó del estudio, estas brechas sociales podrían variar en Estados Unidos, donde no existe el beneficio de la licencia por maternidad paga y varía el acceso a horarios laborales flexibles, lo que impide que las
mujeres con bajos ingresos cuenten con la contención necesaria para sostener la lactancia materna como las mujeres con ingresos más altos.

Comments

comments

No hay comentarios