Las personas con ansiedad verían el mundo distinto

Las personas con ansiedad verían el mundo distinto

50
0
Compartir

Las personas con ansiedad no podrían distinguir entre los estímulos neutrales y amenazantes como lo
hacen quienes no padecen ese trastorno mental. Un equipo exploró la “plasticidad” cerebral, es decir, su
capacidad de cambiar y responder a nuevas situaciones. Esos cambios influyen en la reacción a los estímulos y la capacidad individual de distinguir entre circunstancias seguras o peligrosas, según explicó el autor principal del experimento, Rony Paz, del instituto de Ciencias Weizmann, Rehovot, Israel.

“Nuestro estudio sugiere que las personas con ansiedad no pueden discernir, en lo más básico, entre un estímulo con contenido emocional y un estímulo diario, más mundano”, dijo Paz.

En la primera parte del experimento, su equipo entrenó a 28 voluntarios con ansiedad para asociar tres tonos con tres resultados: ganar dinero, perder dinero o no tener consecuencias.

En la segunda etapa, el equipo reprodujo 15 tonos para que los participantes identificaran los sonidos que habían escuchado en la primera etapa del experimento. Los autores querían comprobar si los participantes podían evitar la sobregeneralización de un tono nuevo y confundirlo con otro sonido que ya habían escuchado.

Pero las personas con ansiedad eran mucho más propensas a cometer ese error que los 16 integrantes del grupo control que habían participado en un ensayo similar, según publican los autores en Current Biology.

El equipo también comparó las imágenes cerebrales obtenidas por resonancia magnética (MRI, por su nombre en inglés) de las personas ansiosas y de los participantes sin ansiedad. En el primer grupo tenía más actividad evidente en la amígdala, un área del cerebro asociada con el miedo y la ansiedad, y en las
regiones sensoriales primarias.

Paz señaló que el estudio es pequeño y se necesitan más estudios para comprender cómo y si la ansiedad modificaría la percepción del mundo que rodea a las personas con ansiedad.

El doctor Damiaan Denys, investigador especializado en psiquiatría de la Universidad de Ámsterdam, y que no participó del estudio, opinó que los resultados destacan, también, que la ansiedad es una enfermedad, no una manera voluntaria de percibir el mundo.

En un mundo ideal, las personas desearían generalizar menos para poder detectar diferencias sutiles en distintas situaciones, según explicó el doctor Amit Etkin, de Stanford University y que no participó del estudio.

Comments

comments

No hay comentarios