Labores del hogar dañan tus manos

Labores del hogar dañan tus manos

26
0
Compartir
????????????????????????????????????

Planchar, cocinar e incluso tender la cama, son tareas domésticas que, aunque cotidianas, pueden producir lesiones a quienes las realizan.

De acuerdo a un estudio realizado por el área de enseñanza de la Unidad de Medicina Familiar (UMF), del Instituto Mexicano del Seguro Social, los percances más frecuentes son las intoxicaciones, quemaduras y caídas.

Sin embargo, el médico traumatólogo especialista en cirugía de mano y miembro de la Clínica para el diagnóstico y Tratamiento de patología de hombro, codo y mano de Buenos Aires, Carlos Lupotti indica que la región corporal más afectada en accidentes por tareas domésticas son las manos con casi 40% en el caso de quemaduras.

Con este objetivo, Lupotti te propone cinco consejos para evitar lesiones en tus manos en el momento de efectuar una tarea en el hogar:

1. Pon atención al peso. Un límite seguro en el peso del objeto a manipular es de 23 kilos, siempre que se mantenga la carga pegada al cuerpo y a la altura de la cintura, que no se realicen giros mientras se sostiene la carga y que la cantidad de veces que se levanta este peso no sea muy elevada. En el caso de los baldes y ollas, el límite de peso se reduce a 5 litros.

2. Evita posturas forzadas. El soporte sobre el que realizas la tarea (mesa, tabla de planchar, mesada, etc.) debe permitir la completa extensión de los brazos para evitar la contracción de hombros, cuello, codo y muñecas.

Evita las posturas incorrectas: para acceder a la zona de trabajo desplaza tu cuerpo en su totalidad en lugar de estirar los brazos.

3. Alterna las tareas. Planchar o cocinar demandan una posición de pie por largos períodos, lo que produce fatiga en las articulaciones de caderas y rodillas (y a largo plazo trastornos circulatorios) y en los miembros superiores.

Se recomienda alternar las tareas que deban realizarse de pie con otras que puedan hacerse sentadas para permitir la relajación y recuperación de los músculos y articulaciones afectadas.

Las tareas repetitivas conviene realizarlas durante 40 minutos con intervalos de esparcimiento de 10 a 15 minutos y luego retomar.

4. Usa los instrumentos apropiados. Es indispensable utilizar herramientas y accesorios en buen estado de conservación y con las medidas apropiadas para la persona que lo emplea.

5. Minimiza los movimientos repetitivos. Se recomienda alternar las tareas para emplear grupos musculares distintos y, así, permitir la recuperación de los utilizados en la tarea anterior. Esto vale también para los brazos, ya que normalmente la persona sobrecarga la extremidad dominante (izquierdo o derecho).

Recuerda que lo más importante es tu salud, por ello debes tener cuidado a la hora de realizar algunas tareas domésticas. ¡Cuídate!

Comments

comments

No hay comentarios