La utilidad de la homeopatía en bebés y niños

La utilidad de la homeopatía en bebés y niños

106
0
Compartir

La homeopatía es un método terapéutico que busca, mediante un solo medicamento administrado en dosis ínfimas, estimular la reacción curativa del paciente. En los niños puede resultar muy beneficiosa porque, como explica la médica homeópata María Jesús García Rodríguez, “es realmente curativa y carece de efectos secundarios tal y como entendemos estos”. Miembro de la Federación Española de Médicos Homeópatas, advierte no obstante de que no puede tomarse indefinidamente y de la importancia de respetar las dosis recomendadas. “Hay que dar tiempo a que el organismo reaccione para poder valorar el efecto. El tratamiento tiene que ser supervisado por un médico homeópata”.

No hay enfermedades, sino enfermos
Existen dos conceptos básicos en homeopatía: el de individualidad (de ahí la utilidad de acudir a la consulta) y el de totalidad sintomática. “Lo que nos interesa es lo peculiar y propio de cada paciente”, precisa García. Según explica, cada persona presenta la enfermedad de una manera única, con un conjunto de síntomas –físicos y emocionales– particulares. “Por eso decimos que no hay enfermedades sino enfermos”, apostilla. Con el fin de contribuir al bienestar del paciente, el profesional recetará un solo medicamento que trate la totalidad de las molestias.

Para esto, deberá evaluar el estado general de la persona. En el caso de los bebés y los niños se hace una historia clínica minuciosa a partir de las respuestas de los padres a una serie de preguntas, a saber: cómo fue el embarazo, el parto, la lactancia, qué alimentos le gustan a su hijo y cuáles rechaza, si bebe mucho líquido o no, cómo son las características de su sueño, cómo son sus deposiciones, si es sociable, tímido, miedoso, temerario, exigente, etc. El diagnóstico se completa con una exploración física y mucha observación, “lo que permite detectar rasgos del carácter incluso en bebés de pocos días”, asegura la médica.

En su consulta, García trata las patologías más comunes en la infancia: problemas respiratorios, de la piel, molestias con la dentición, trastornos del sueño, etc. “Nos interesa curar esa laringitis o ese ataque de asma, sí, pero todavía más incidir en la tendencia de esa patología a repetirse y que progresivamente disminuya y desaparezca”, comenta. “Buscamos, en definitiva, estimular las reacciones curativas del niño para que sea más sano y, por tanto, más feliz”, agrega.

El principio de similitud

La farmacopea homeopática la conforman más de 3000 medicamentos extraídos de los reinos mineral, vegetal y animal. El médico alemán Samuel Hahnemann descubrió a principios del siglo XIX un método de preparación farmacológica capaz de evidenciar en las sustancias propiedades terapéuticas que en su estado natural no tienen o tienen pero en una intensidad distinta. El método en sí se conoce como dinamización y es el resultado de diluir y agitar una determinada sustancia. Después de muchos años de experimentación se descubrió que cada una de estas provoca un conjunto de síntomas similares en diferentes personas. La homeopatía trata, pues, de encontrar el medicamento que produce los síntomas más semejantes a los que se pretende curar. Homeopatía, que proviene de pathos, enfermedad, y de homeo, similar, significa, precisamente, curación por el similar.

La idea de curar mediante una sola sustancia se conoce como unicismo y es la forma clásica de practicar la homeopatía. En las farmacias, sin embargo, se venden remedios homeopáticos ya preparados que contienen más de una sustancia, lo que se denomina pluricismo. “Estos medicamentos pueden ser útiles en cierto momento, para alguna patología concreta, tos o dolor de encías, por ejemplo, pero en la práctica unicista no los solemos recetar”, señala la doctora. Lo ideal, a su juicio, es que sea un homeópata el que recete un medicamento personalizado para impedir que el niño vuelva a enfermar. “Es lo más interesante que puede ofrecer la homeopatía: resolver el cuadro agudo, pero, sobre todo, evitar recaídas haciendo que los niños se desarrollen de manera óptima”.

Comments

comments

No hay comentarios