La tentación de Alfaro

La tentación de Alfaro

607
0
Compartir

Por: José Ángel Gutierrez

En un escenario en el que propios y extraños lo colocan a la cabeza en las preferencias electorales rumbo al 2018, el Presidente Municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, comienza a caer en un sinnúmero de tentaciones, varias de éstas motivadas por los elogios de quienes le rodean y de muchos que –aunque no cercanos al político- buscan algún beneficio asumiendo posturas de “queda bien”.

Pero más allá de las típicas tentaciones del poder, relacionadas con el dinero o la carne (tan solo por citar algunas), en este momento la Gran Tentación de Alfaro está relacionada con la sensación de que todo está ganado. Que por más esfuerzos que hagan sus contrincantes, él ya es gobernador de Jalisco para el período 2018-2024.

Y en ese tenor, la tentación de Alfaro lo lleva a pensar en declararse, ahora sí y para siempre, ajeno a cualquier partido político.

Como nunca, Enrique Alfaro coquetea con la posibilidad de lanzarse en el 2018 como candidato independiente, máxime que el carro que lo llevó a Guadalajara –el Partido Movimiento Ciudadano- comienza a registrar ya los primeros raspones. Y a dos años, no descarta una que otra colisión, de tal suerte que perderá el atractivo del auto recién salido de agencia y se devaluará.

Y tan ha considerado la posibilidad de una candidatura independiente, que de ello ha platicado ya con varios personajes de la vida nacional. Desde Jaime Rodríguez “El Bronco”, pasando por el líder moral de la izquierda Cuauhtémoc Cárdenas y ahora, en su visita a Guadalajara, con Jorge Castañeda, quien tras buscar la candidatura a la Presidencia de la República por el PAN y no lograrlo, también dejó de creer en los partidos, al menos como plataforma para llegar al poder.

Jorge Castañeda promueve ahora su libro “Solo así: Por una agenda ciudadana independiente” y con el mismo, trata de convencer a todos los de “la nueva ola independentista” a sumar para que en ningún caso haya más de un candidato por esta vía, para evitar así la fragmentación del voto.

En el caso de Alfaro, es indudable que ha sumado tanto a su favor, que hasta el momento conserva simpatías, pero también es un hecho que si quiere ganar en el 2018, requerirá de una estructura que no le da el independentismo. Una estructura que el propio Partido Movimiento Ciudadano ha ido formando con dificultades.

Claro está que podría proclamarse candidato independiente y conservar –tras bambalinas- la franquicia emecista en Jalisco. Pero también es cierto que el dueño del negocio, Dante Delgado, no se quedará con los brazos cruzados y llegado el momento, pensará más con una visión nacional y en la misma, existen otros personajes, entre los que figura Andrés Manuel López Obrador, con quien Alfaro ya se ha hecho gestos.

La gran pregunta es: ¿le alcanzará a Enrique Alfaro su capital político para ganar bajo la figura de independiente?

Comments

comments

No hay comentarios