La ONU buscando nuevo Secretario General

La ONU buscando nuevo Secretario General

152
0
Compartir

Por: Pablo Quiroz Zepeda

Han pasado 9 años en los que el secretario general de la organización internacional mas importante y mas vinculante del mundo, me refiero al Sr. Ban Ki Moon, ha desempeñado una función sin duda alguna que nos compete a todas las naciones participes del organismo. Sin duda alguna, el surcoreano ha tenido que lidiar con muchos avances en base a una reforma de la institución, pero también con retos internos como del panorama global que le han puesto una severa carga.

Intrínsecamente por las funciones y las directrices que comanda en su carácter el Secretario General de la ONU y en su teoría administra las operaciones de mantenimiento de la paz, efectúa la mediación en controversias internacionales, así como también la elaboración de diagnósticos, los cuales evalúan la situación de aspectos económicos y sociales (incluyendo la relevancia de la defensa de los Derechos Humanos). Hoy día, estos aspectos han sido tareas que se han intentado llevar a cabo; sin embargo la presente gestión ha generado acciones para gustos de unos y otras para disgusto de otros.

En mayo del presente año, uno de los diarios más importantes a nivel global, The Economist redactaba una nota, la cual compartía que a Ban Ki Moon se le podía poner en su defensa el crédito por la elaboración de los nuevos objetivos de desarrollo y por el acuerdo de responsabilidad en el cambio climático trabajado en París, ambas acciones realizadas el año pasado. Sin embargo, la misma nota hace referencia al funcionario visto como el más “desmotivante y entre los peores” en su puesto. Así mismo, la mima nota asevera que el Sr. Ban es “dolorosamente seco, adicto al protocolo y con una falta de espontaneidad”. Por otro lado, es indispensable compartirle estimado lector, que el Secretario General de la ONU, no es el presidente del mundo y tampoco está en su capacidad el obligar a ninguna nación, sea estado de plenos derechos o no, a detener una política interna como de sus intereses diplomáticos; aunque esto no signifique también abstenerse de fomentar un mejor vínculo entre las naciones.

Estos días se vienen 12 candidatos con miras a suceder en el puesto, en los cuales se resalta que las cosas están parejas, ya que 6 son mujeres y 6 hombres, la mayoría de ellos con amplia experiencia en la labor de las instituciones del organismo. Sin embargo, solamente una de las instituciones es la que tiene mayor facultad de “recomendar” (por decir mejor designar) al nuevo dirigente y me refiero al tan controvertido Consejo de Seguridad, el cual tiene 5 miembros permanentes con derecho a veto. Esto quiere decir que si Rusia, Estados Unidos, Reino Unido, Francia o China no les parece una opción como candidato, simplemente le darán reversa ante uno que otro interés. Justamente al día de hoy el tablero internacional se encuentran dichos intereses sumergidos en conflictos que han aumentado la tensión entre los cinco ya mencionados, hablando de los casos en específico de los ya casi cinco años de guerra en Siria y los más de dos años en Ucrania.

Por el momento solamente puedo esperar estimados lectores que se le pueda dar ya una oportunidad a una mujer, ya que nunca se ha dado la oportunidad. Por otro lado también espero que podamos contar con alguien que cumpla con un perfil conciliador, autónomo, prudente en sus decisiones y que de confianza a todo los ciudadanos de los países que somos representados. Si bien uno de los mayores valores que la ONU promueve es la representatividad de manera equitativa, estaremos esperando que quien tome las riendas pueda dar las modificaciones necesarias para una mejor interacción del foro internacional más importante del planeta.

Agradezco atención y su opinión tanto en este sitio como en la cuenta de twitter de un servidor en @PabloQZepeda

Comments

comments

No hay comentarios