La depresión también puede afectar a tu mascota

La depresión también puede afectar a tu mascota

104
0
Compartir

Aunque no tengan trabajo ni responsabilidades o una pareja que los haga sufrir, las mascotas también pueden experimentar depresión. Anteriormente se pensaba que este trastorno era un fenómeno exclusivo de los humanos pero ahora los especialistas en conducta animal saben con certeza que los animales pueden experimentarla.

Alberto Tejeda, académico de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, recomienda estar muy pendiente de las mascotas y su estado de ánimo, esto es, observar su comportamiento y si presentan alguna anormalidad.

SÍNTOMAS
Si ese es el caso es importante llevarlo con un veterinario para una revisión física y si el diagnóstico no arroja datos de alguna patología se debe consultar con un especialista en comportamiento animal (etólogo) que lo ayude a salir de ese estado.

Hay muchas razones que pueden desencadenar este padecimiento en nuestros animales. Por ejemplo, podrían deprimirse si después de intentar adaptarse a un ambiente nuevo no lo logran. También si la mascota es abandonada y sufre una pérdida ya sea de otro animal o de su dueño; si el vínculo afectivo con el individuo era muy fuerte se presenta una gran tristeza, indica el maestro en producción animal.

Un animal deprimido pasa por varias etapas: aburrimiento, ansiedad, falta de interés, y por último, la depresión.

TRATAMIENTO
Aunque esta condición se da más en perros, los animales que son muy sociables en vida libre, como los elefantes y los primates también tienden a padecer esta enfermedad clínica severa.

Para prevenir la depresión es importante proporcionar bienestar a tus mascotas. Se recomienda no dejarlas solas demasiado tiempo, jugar con ellas, planear actividades que estimulen su mente o incluso darles oportunidades para convivir sanamente con otros animales.

Además tu mascota necesita un lugar seguro y acogedor donde pueda resguardarse del calor o del frío; una alimentación sana de acuerdo a su edad, agua fresca y mantenerlo limpio, sin pulgas ni garrapatas.

Asimismo, requiere hacer ejercicio, ya que eso lo mantendrá de buen humor y ayudará a que haga menos deterioros en tu casa; sin embargo, lo más importante, es que no lo golpees ni le grites.

Comments

comments

No hay comentarios