La ciencia revela por qué no puedes guardar un secreto

La ciencia revela por qué no puedes guardar un secreto

66
0
Compartir

Todos somos chismosos aunque no queramos. Si no nos crees, haz memoria y recuerda cuándo fue la última vez que te confesaron un secreto, juraste no contarlo y ¡pum! a la media hora ya lo sabía hasta la señora de la tienda.

Y no es que seas mal persona, sino que guardar un secreto es todo un reto y que lo confieses tiene una explicación científica

De acuerdo con el profesor de psicología y Marketing, Art Markman, en el portal Fast Company, tener información que nadie más conoce, es una tarea, a nivel cognitivo, muy difícil, ya que se debe prestar mucha atención en lo que los demás saben o no saben sobre el “asunto”.

Este esfuerzo mental provocaría que en alguna conversación confesaras el secreto de manera involuntaria.

Según Markman, nuestra mente es tan frágil que nos es difícil discernir entre lo que podemos decir y lo que no, haciendo que confesemos.

Los secretos más difíciles de guardar son las malas noticias donde tú o la otra persona está involucrada.

Esto es porque crean tensión en nuestra mente y al revelarlo se espera provocar una reacción de la persona.

De acuerdo con el profesor, la tensión de un secreto es el mismo que se siente cuando ves una película y necesitas ir corriendo a tus redes sociales para comentarlo.

La próxima vez que te confíen un secreto y lo cuentes “sin querer”, no te sientas mal, recuerda que eres humano.

Comments

comments

No hay comentarios