La carne y leche orgánica contienen grasa buena: estudio

La carne y leche orgánica contienen grasa buena: estudio

108
0
Compartir

El pescado grasoso, las nueces y aceites vegetales obtienen buenas calificaciones en el departamento de nutrición porque son ricos en “buena” grasa. La carne roja y la leche quizás también sean una buena fuente de estas grasas poliinsaturadas, y de acuerdo con una investigación, los productos orgánicos tienen mucho más de estos ingredientes que las opciones convencionales no orgánicas.

La investigación se basó en un análisis de 67 estudios que fueron realizados en las últimas dos décadas, comparando carne orgánica y no orgánica de res, pollo, puerco, cordero y cabra producida en Europa, Estados Unidos y Brasil. En un análisis separado, investigadores analizaron 196 estudios de productos lácteos, provenientes de vacas pero también de cabras y búfalos de diferentes partes del mundo.

Las carnes orgánicas están en la cima de la categoría de ácidos grasos poliinsaturados omega-3, con un 47% de niveles más altos en comparación con sus contrapartes no orgánicas. Los omega-3 contienen varios beneficios para salud, como la prevención de enfermedades del corazón, menor inflamación y combatir el declive cognitivo.

La ventaja también se la llevó la leche orgánica, que tuvo un 46% de niveles más altos de omega-3 que la leche inorgánica.

“Los ácidos de omega-3 son ingredientes que no adquirimos suficientemente en nuestra dieta, de acuerdo a los nutricionistas, así que ingerirlos más es algo bueno”, dijo Carlo Leifert, profesor de agricultura ecológica en la Universidad de Newcastle, Inglaterra. Leifert encabezó los estudios de carne y leche, publicados la semana pasada en el British Journal of Nutrition.

Las investigaciones sugieren que los estadounidenses están probablemente obtienes las cantidades adecuadas, aproximadamente 1,000 miligramos al día, de un tipo de ácido graso omega-3 llamado ácido alfa-linolénico, que se encuentra en los vegetales de hoja verde, nueces y aceites vegetales.

Sin embargo, pueden estar muy por debajo de los 300 a 500 miligramos al día recomendada de EPA y DHA, dos tipos de ácidos grasos omega-3 que se encuentran en los pescados grasos como el salmón y la trucha.

En el presente análisis, los investigadores estiman que la carne orgánica puede aportar hasta alrededor de 750 miligramos al día de ácidos grasos omega-3, con base en los patrones de consumo en Europa.

Sin embargo, los investigadores no fueron capaces de encontrar suficientes estudios que les den una idea de si las carnes orgánicas fueron mayores en los niveles de EPA y DHA, específicamente.

Tampoco hubo suficientes estudios para analizar los niveles de ácidos grasos omega-3 en diferentes tipos de carne orgánica y no orgánica.

Sin embargo, sí hay más estudios sobre los productos lácteos por lo que los investigadores fueron capaces de determinar que la leche orgánica contenía 58% más de EPA y DHA que la leche convencional.

La fuente de ácidos grasos
La razón del por qué la carne orgánica tiene niveles más altos de omega-3 es probablemente por lo que consume el ganado. Uno de los requerimientos para que las carnes sean etiquetadas como “orgánicas” tanto en Estados Unidos como en Europa, es que los animales pasen un tiempo mínimo pastando, contrario al ganado convencional que pasa más tiempo en interiores y tienen una dieta más rica en granos.

“En términos simples, si los animales comen más pasto fresco, los omega-3 se elevan”, dijo Leifert.

La carne es una fuente importante de omega-3 en Estados Unidos porque la gente tiende a comer mucho más este producto, dijo Michelle Hauser, una investigadora de posdoctorado con especialidad en la prevención de enfermedades cardiovasculares en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford. La carne orgánica puede proveer niveles más altos de omega-3, pero eso no significa que tenemos un pase libre para comer cuanta carne queramos.

“También tenemos que pensar en todas las otras cosas que conlleva comer carne”, incluyendo el hecho de que tiene niveles más alto de grasa, agregó Michelle Hauser.

A pesar de que las guías del Departamento de Agricultura de Estados Unidos no recomiendan que se limite el nivel de grasas totales, si recomiendan mantener las grasas saturadas, que se pueden encontrar en comidas como la carne y la leche, a menos de 10% o menos del total de calorías ingeridas.

El estudio no encontró una diferencia entre los niveles de grasa saturada entre la carne orgánica y la no orgánica. De hecho, las carnes orgánicas tienen un 16% más de grasa poliinsaturado omega-6, que en niveles altos han estado relacionados con enfermedades del corazón, inflamación y cáncer.

El análisis se enfocó a comparar los niveles de vitaminas, minerales y antioxidantes entre carnes orgánicas y no orgánicas, pero no se han llevado a cabo estudios suficientes para indicar que hay diferencias entre ambas.

Comments

comments

No hay comentarios