Kuczynski aventaja a Fujimori en elección presidencial de Perú: conteos rápidos

    120
    0
    Compartir

    El veterano economista Pedro Pablo Kuczynski sacaba una ligera ventaja a su joven rival Keiko Fujimori en las elecciones presidenciales de Perú, según los conteos rápidos de dos encuestadoras.

    En una final de infarto, Kuczynski lograba un 50,5 por ciento de los votos frente al 49,5 por ciento de Fujimori, según un conteo rápido de Ipsos. Otro conteo de GfK le dio un 50,8 por ciento al ex funcionario del Banco Mundial y un 49,2 por ciento a la hija del ex presidente Alberto Fujimori.

    “Seguimos en el empate técnico”, dijo el director de Ipsos, Alfredo Torres.

    Los resultados de las dos encuestadoras confirmaron la tendencia de sus propios bocas de urna. Un tercer sondeo al cierre de las casillas había dado a Fujimori como vencedora.

    Con este escenario tan disputado, los peruanos tendrán que esperar los resultados oficiales para saber quién tomará las riendas del país minero. Estaba previsto que la autoridad electoral comience a divulgar los primeros resultados parciales a partir de las 21.00 hora local (0200 GMT).

    Después de los conteos rápidos, Kuczynski, de 77 años, salió al balcón de su casa ubicado en un distrito residencial de Lima, alzando la mano derecha en señal de triunfo junto a su esposa y sus principales colaboradores.

    Un rato antes, Fujimori, de 41 años, había saludado desde la terraza de un hotel a sus partidarios.
    Aunque la contienda era muy cerrada, seguidores de los dos candidatos festejaban, algunos con vítores y otros llorando, lo que consideraban una victoria frente a los respectivos centros de campaña.

    EL “GRINGO” O LA “CHINA”

    Kuczynski, un veterano ex ministro de Economía, había ganado terreno en las preferencias en las últimas semanas frente a la hija mayor del ex presidente Alberto Fujimori.

    “Estamos muy contentos, vamos a esperar con calma los resultados (oficiales)”, dijo la esposa Kuczynski, la estadounidense Nancy Lange.

    Conocido como “PPK”, y a diferencia de la mayoría de los políticos, nunca estuvo vinculado en escándalos de corrupción y es un fogueado ex ministro de Economía, pero le cuesta conectar con los pobres, un sector clave que lo mira con escepticismo por su cercanía con los empresarios y su educación de elite.

    Además, muchos creen que el apodado “el gringo” por su tez blanca y rasgos europeos, está demasiado maduro para gobernar.

    Kuczynski es visto por muchos como la última oportunidad de impedir que un Fujimori vuelva al poder, ante los recuerdos de autoritarismo que dejó el ex presidente. Sin embargo, el entorno de la candidata asegura que quiere limpiar su apellido.

    Si Kuczynski triunfa en la contienda tendría que negociar con Fujimori en el Congreso, ya que el partido de su rival tiene una mayoría absoluta en el Congreso unicameral.

    COINCIDENCIAS

    Fujimori, apodada “la china”, busca por segunda vez convertirse en la primera presidenta en la historia de Perú, luego de haber sido derrotada en otro balotaje en el 2011 por el saliente Ollanta Humala arrastrada por el peso de su apellido.

    En esta ocasión ha buscado distanciarse de su padre, que cumple una condena de 25 años por corrupción y abusos a los derechos humanos pero que es recordado por muchos como el hombre que acabó con la guerrilla de izquierda y sentó las bases del crecimiento económico.

    “Más allá de las encuestas estamos seguros que el pueblo peruano le dará su respaldo a Keiko”, dijo Pedro Spadaro, un influyente legislador del partido Fuerza Popular de la candidata que celebraba por adelantado los resultados.

    Ambos candidatos han prometido continuar con las políticas de libre mercado que se introdujeron en el Gobierno del ex mandatario Fujimori y que se mantuvieron en los tres gobiernos democráticos sucesivos en el país minero.

    Por eso, sea cual sea el resultado, no se esperan turbulencias en los mercados financieros.

    Fujimori promete una mayor inversión en proyectos de infraestructura para avivar la demanda interna y recuperar el ritmo de la economía, que se ha desacelerado en los últimos años por los menores precios de la materias primas.

    Pero Kuczynski dice que es su destreza lo que atraerá inversión privada en grandes proyectos para explotar recursos naturales, muchos paralizados por protestas sociales. Durante su campaña ha prometido reducir impuestos y ampliar el déficit fiscal para generar más recursos y acelerar la economía.

    Comments

    comments

    No hay comentarios