Inicia evacuación de museos parisinos

    132
    0
    Compartir

    Sigue subiendo el nivel del crecido río Sena, derramando agua en las calles de París y forzando el cierre sucesivo de sitios emblemáticos.

    El Sena, a su paso por París, superará esta noche su pico máximo esperado y se prevé que pueda alcanzar entre 6.30 y 6.50 metros de altura, debido a las fuertes lluvias caídas a lo largo de la semana que mantienen en alerta naranja 13 departamentos en toda Francia, en especial en región parisina.

    En un principio se preveía el Sena rondase los seis metros en la capital, pero no que los superase y fuese más allá del nivel alcanzado en su última gran crecida, en 1982.

    La Ministra de Ecología, Ségolène Royal, adelantó en un comunicado que, más que un pico, será una plataforma que permanecerá relativamente estable durante todo el fin de semana, antes de que comience su descenso, que como siempre será más lento que la subida.

    Por toda la capital francesa, parques y cementerios fueron cerrados mientras la ciudad se prepara para las inundaciones.

    Las autoridades cerraron el museo Louvre, la Biblioteca Nacional, el museo Orsay y el Gran Palacio de París, el impresionante centro de exhibiciones de bóvedas de cristal y metal.

    “Evaluamos la situación de todos los edificios (culturales) prácticamente cada hora”, indicó la Ministra de Cultura, Audrey Azouley, en diálogo con la prensa afuera del Louvre.

    “No conocemos aún la evolución del nivel del río Sena en París”.

    Casi una semana de fuertes lluvias ha causado serias inundaciones a lo largo de una franja de Europa, lo que ha dejado 15 muertos y varios desaparecidos.

    El Louvre y el Orsay siguen evacuando parte de sus colecciones situadas en zonas inundables.

    En el Louvre, algo más de medio millar de trabajadores voluntarios emprendieron desde la noche del jueves la evacuación de sus depósitos en situación inundable, que representan un total de 8 mil 600 metros cuadrados y cerca de 200 mil obras.

    Distintas fotografías difundidas por el museo reflejaban el avance del traslado hacia las plantas superiores del inmueble, que afectó a todos los espacios situados en la planta baja y los numerosos subterráneos.

    El Museo de Orsay, en la orilla opuesta del Sena, anunció que cerrará sus puertas hasta el martes para favorecer la evacuación de sus fondos, parte de los cuales ya habían sido trasladados a espacios exteriores en los últimos años para evitar una eventual inundación.

    Otros centros de arte parisinos también se movieron para esquivar la urgencia.

    El Grand Palais, pegado al Sena, fue cerrado a primera hora de la tarde de manera preventiva.

    Dos de las sedes de la Biblioteca Nacional de Francia, incluido el gran archivo subterráneo situado al oeste de la capital francesa, fueron cerradas de manera preventiva, pese a que ninguna de las obras albergadas en ellas esté en peligro y ninguna evacuación haya sido prevista, según comunicó la institución.

    Por otra parte, distintos conciertos fueron anulados en las salas de conciertos situadas junto al Sena.

    Otros museos parisinos próximos al río se encuentran en situación de riesgo, como el Museo de la Orangerie, el Instituto del Mundo Árabe la Escuela Superior de Bellas Artes o el Museo del Quai Branly, que debería activar su plan de emergencia si el Sena supera los siete metros.

    Comments

    comments

    No hay comentarios