Glaucoma, importante causa de ceguera en adultos mayores

Glaucoma, importante causa de ceguera en adultos mayores

98
0
Compartir

En el marco del día mundial del adulto mayor celebrado por primera vez en México en 1982, cuando se celebró la primera asamblea nacional internacional de la Organización de las naciones unidas dedicada al tema del envejecimiento José Antonio Paczka Zapata Director de Global Glaucoma Institude Occidente advierte que el glaucoma es un padecimiento que debe ser atendido de manera prioritaria por los ciudadanos y por las autoridades a través de las políticas públicas dedicadas a la salud visual, toda vez que esta enfermedad silenciosa es considerada la segunda causa de ceguera irreversible en el mundo.

El especialista recordó que en México, se festejó a los adultos mayores por primera vez en 1983, llevándose a cabo en la Ciudad de México. Posteriormente, en 1998 se decidió conmemorar en todo el país el 28 de agosto como el Día del Anciano.

Advirtió que este padecimiento, que en no pocas ocasiones afecta considerablemente la calidad visual de las personas portadoras, se produce por un aumento de la presión intraocular, generada por falta de drenaje del humor acuoso “La hipertensión intraocular referida, produce lesiones en el nervio óptico generando problemas en la visión, que de no corregirse a tiempo, puede llegar hasta la ceguera”.

“El Glaucoma, si no se detecta a tiempo, puede afectar al nervio óptico produciendo un deterioro progresivo del campo visual y una disminución considerable de la visión”, puntualizó.

El especialista destacó que los adultos mayores de 60 años, quienes tienen familiares directos con glaucoma, los pacientes diabéticos, hipertensos y las personas con miopía (dificultad para ver de lejos) tienen un riesgo sustancialmente mayor de padecer glaucoma.

“En general, tenemos un riesgo de alrededor de un 2.3% de padecer glaucoma cuando se tienen al menos 40 años de edad, triplicándose esta cifra a partir de los 70 años. Por otro lado, los parientes de primer grado de un paciente con glaucoma, tienen un riesgo de hasta 8-10 veces mayor de padecer la enfermedad, de ahí que desde Global Glaucoma Institute Occidente, “Hacemos un exhorto para que todas aquellas personas que identifiquen factores de riesgo, acudan a una valoración temprana, ya que con alguna frecuencia, la enfermedad es identificada en fase avanzada”.

El también integrante de la Asociación de Glaucoma de Occidente recordó que la tensión normal del ojo es de 7 a 20 mm de mercurio. “El aumento de la presión intraocular ocurre cuando el humor acuoso no fluye correctamente hacia el exterior del ojo, acumulándose dentro de la cámara anterior ocular; esta obstrucción produce un aumento de la presión intraocular y consecuentemente, un daño progresivo e irreversible (pero controlable con el tratamiento adecuado) al nervio óptico”.

Si bien, en la mayoría de las ocasiones los síntomas pueden no ser percibidos debido a la naturaleza usualmente, silenciosa de la enfermedad, Paczka Zapata informó que entre algunos síntomas se destacan:

* Pérdida de visión lateral o periférica
* Dolor en el ojo
* Dolor de cabeza
* Visión borrosa
* Visión de halos tipo arco iris
* Náuseas y vómitos
* Ceguera

Comments

comments

No hay comentarios