Fulmina golazo de Suárez al Arsenal

Fulmina golazo de Suárez al Arsenal

120
0
Compartir

Tan sólo el gol de Luis Suárez valió el boleto del Barcelona contra Arsenal.

El uruguayo se despachó con un golazo digno de enmarcar en la historia de la Champions League, con un remate de tijera con el cual colocó el balón en el ángulo superior izquierdo del marco de David Ospina, en la victoria del Barsa por 3-1 (5-1 global) ante los Gunners en la Vuelta de los Octavos de Final.

Por esa acción, al 64′, la afición del Camp Nou reconoció al ritmo de “uruguayo, uruguayo” a su ariete.

Fue una noche completa porque Neymar anotó el primero y Lionel Messi puso cifras definitivas; la MSN suma ya 106 goles en todas las competencias de esta temporada.

Fue también otro mazazo al proyecto de Arsene Wenger en el Arsenal, por perder la posibilidad de repetir por tercera vez en la Copa FA y tener muy lejos el título de la Liga Premier. Ahora se presentó en el Camp Nou para ser exhibido por el mejor equipo del mundo.

La afición se fue del estadio entre gritos de “Barsa, Barsa” y con una sensación de calidez, pese a la lluvia que cayó durante todo el partido y la temperatura de 7 grados centígrados.

El Barsa aprovechó la urgencia de un equipo que requería un partido perfecto para avanzar a los Cuartos de la Champions.

Primero, al 19′, fue Messi el que tocó para Suárez y éste habilito a Neymar, quien cada vez se ve más maduro frente al arco rival y es esta ocasión no fue la excepción.

El Barcelona se dedicó durante el primer tiempo a mantener el control de la pelota, a moverla de un lado a otro, como si se tratara de ping pong, y a imprimir el ritmo del partido sin necesidad de acelerar.

El Arsenal tuvo que jugar a morir en el complemento e igualó las acciones por conducto de Mohamed Elneny.
Luego vivió su mejor momento después de esa jugada, pero la diferencia fue que mientras los blaugranas tienen a la MSN, el Arsenal cuenta con Danny Welbeck, quien no pudo aprovechar una jugada en la que le llevaba mucha ventaja a Javier Mascherano.

Después llegó el gol de Suárez.

Las emociones se multiplicaron en ambas áreas, el Barsa dispuesto a ponerle el último clavo al ataúd de Wenger en esta Champions y el Arsenal jugando por pura dignidad, por lo que incluso Olivier Giroud estrelló el balón en el poste izquierdo.

Lionel Messi puso el broche de oro al 88′ con el sello de la casa, en un mano a mano en el que simplemente picó el balón por arriba del portero y, de paso, el Barcelona alargó su racha a 38 partidos sin perder en todas las competiciones.

Comments

comments

No hay comentarios