Fertilización in vitro

Fertilización in vitro

98
0
Compartir

La fertilización in vitro (IVF) es una opción muy popular para parejas que necesitan ayuda para tener hijos. En los Estaos Unidos, el 12% de las mujeres entre 15 y 44 tiene complicaciones para quedar embarazadas… pero hay muchas otras que ni siquiera tienen esa opción.

No es la primera opción: Si te está costando trabajo quedar embarazada, no puedes pensar que la IVF es el siguiente paso. ¡Hay muchas opciones! Tu doctor debe determinar primero si la IVF es tu única o mejor opción. Deberán hacerse muchas pruebas antes de saberlo; análisis de semen, evaluación de los tubos, y hasta un examen de ovarios. Con base en estos resultados, podrán saber cuál es el problema y conocer sus opciones, que pueden incluir desde medicamentos, inyecciones, cirugías y hasta una inseminación intra-uterina.

El proceso es un trabajo en equipo: Si el paciente, el doctor y su equipo hacen un buen trabajo con el procedimiento, el tratamiento no causará dolor ni acarreará mayores problemas. El proceso incluye inyecciones diarias (de 9 a 11 días) para ayudar a tu cuerpo a producir múltiples huevos, junto con un monitoreo con ultrasonido y niveles de estrógeno. Los huevos maduros serán retirados de tus ovarios, fertilizados por el esperma en un laboratorio y plantados en tu útero. Este ciclo dura más o menos 2 semanas y no es muy placentero, por eso debe ser trabajo en equipo.

Es muy caro: La fertilización in vitro cuesta más de 100 mil pesos. Y las circunstancias individuales, así como la edad y los problemas de fertilidad pueden alzar el precio.

Entre más joven, mayores probabilidades de éxito: La mayoría de las personas creen que la IVF sólo es para mujeres grandes, pero los problemas de fertilidad pueden afectar a cualquiera. Y aunque hay muchos factores en juego, la edad sí es importante. El rango de éxito para mujeres menores de 35 años es del 40%, y este porcentaje baja cada año hasta llegar al 2% en mujeres de 44 años.

Tu estilo de vida afecta los resultados: Desde tu peso hasta las horas de ejercicios y tus hábitos alimenticios pueden tener un impacto importante en los resultados. Una dieta rica en proteína y verduras mejorará la calidad del embrión. Y no sólo las mujeres, los hombres también deben comer bien, no tomar alcohol y dormir mejor.

Los efectos secundarios son raros: La terapia hormonal es arriesgada, algunas mujeres desarrollan coágulos de sangre, pero es extremadamente raro (menos de 1%). Los efectos secundarios típicamente no son serios y abarcan desde dolores de cabeza, hasta cólicos.

Nada está garantizado: La IVF no es exitosa para la mayoría de las mujeres que lo intentan, pero si no quedas embarazada en el primer ciclo, podrías conseguirlo en el segundo o el tercero. Un estudio reciente demostró que el 65% de las mujeres lo logran ¡hasta el sexto!

Comments

comments

No hay comentarios