Inicio ESTILO DE VIDA Evita este incómodo malestar en las fiestas decembrinas

Evita este incómodo malestar en las fiestas decembrinas

95
0
Compartir

Si algo nos hace sentir incómodos, ya sea como protagonistas o como simples testigos del padecimiento de otros, son los gases del estómago. Los conoces, los has sufrido alguna vez en tu vida, y por eso no deseas que te afecten nunca, pero tal vez te preguntes: ¿por qué tengo gases?

Molestos, desagradables y decididamente inoportunos, los gases que se acumulan en nuestro abdomen son uno de los peores tormentos que a veces debemos enfrentar. Incluso como resultado de días de alegría, fiesta y diversión, como ocurre en las celebraciones decembrinas.

Los gases que se acumulan en la cavidad abdominal se producen por varias razones, y se manifiestan como una desagradable sensación de llenura o hinchazón, que se alivia, momentáneamente, en forma de eructos o flatulencias, según los especialistas Larry Szarka y Michael Levitt del American College of Gastroenterology.

Así surgen…

Por supuesto que todos producimos los molestos gases estomacales. En circunstancias normales las personas expelen gases entre 10 y 20 veces al día como promedio.

Entre las causas principales del aire que se traga están las bebidas gaseosas, mascar chicle, beber con popotes y masticar con la boca abierta.

Ciertos alimentos, ricos en grasas y azúcares son responsables de muchos de los problemas digestivos que generan excesos de gases. También esos que todo el mundo sabe que los producen, como frijoles, habas y lentejas; comunes en la cocina mexicana.

¿Un problema de salud?

Raras veces los gases abdominales se deben a un problema en la salud. En esos casos están a asociados a males como la enfermedad celíaca (intolerancia al gluten), el síndrome de “dumping” o la insuficiencia pancreática, entre cuyos síntomas se incluyen las flatulencias.

¿Podemos prevenirlos?

Los que naturalmente generamos por los procesos bioquímicos del cuerpo, decididamente no, pero sí existen consejos para reducir la producción como evitar los refrescos, gaseosas, agua con gas, etc.

También puedes consumir, dos veces al día, yoghurt que incluya un probiótico llamado bífido, que pueda ayudar a reducir la producción de gases.

Se recomienda evitar el uso de popotes, no consumir chicles y masticar con la boca cerrada. De esta manera disminuirás la cantidad de aire que tragas y la necesidad del cuerpo de expulsar gases.

Comments

comments