¿Está ya descontada una nueva caída de ventas del iPhone?

¿Está ya descontada una nueva caída de ventas del iPhone?

118
0
Compartir

La presentación de resultados trimestrales de Apple puede reducirse a un dato: las ventas de iPhone. Este martes, al cierre del mercado en Nueva York, los inversores de la mayor cotizada por capitalización del mundo estarán pendientes de cómo han evolucionado entre enero y marzo -el segundo trimestre de su año fiscal- los ingresos generados por el smartphone más rentable del mundo.

El iPhone, que supone el 66% de la cifra de negocio total de Apple, se ha convertido en el principal catalizador de sus acciones tras dar síntomas de agotamiento en el primer trimestre del presente ejercicio. Entre octubre y diciembre, por primera vez desde 2011, las ventas del smartphone de la manzana no crecieron respecto al mismo período del ejercicio anterior.

De nuevo, este martes, se espera que Apple vuelva a admitir que no consigue hacer crecer las ventas de iPhones, aunque es algo que ya podría estar descontado en el precio de su acción. El 27 de enero, tras presentar los resultados del primer trimestre, el gigante tecnológico cayó más de un 6% en bolsa hasta hundirse en los 93.4 dólares, zona de mínimos que no visitaba desde mediados de 2014. Desde ese nivel, se ha recuperado un 13%, pero aún cotiza un 20% por debajo de los máximos históricos que conquistó en febrero de 2015, sobre los 133 dólares.

Los más pesimistas esperan que, entre enero y marzo, Apple vendiera 51 millones de iPhones, lo que significa un descenso del 17% respecto al segundo trimestre de su anterior ejercicio fiscal. Más optimista, JP Morgan sitúa la cifra en 54.6 millones de smartphones, un 14% menos, y eleva el precio medio al que han sido vendidos a 657 dólares, tan solo 2 euros por debajo del precio medio al que se vendieron en el mismo periodo de 2015.

Pero no solo se espera que hayan caído las ventas del iPhone, también se prevé que lo hayan hecho las del iPad, un 28%, y las de los Mac, un 1%. Solo los ingresos conseguidos con los nuevos productos, como el Apple Watch, y los servicios que ofrece la compañía habrían crecido. “Las ventas del iPhone disminuyen debido a la maduración del mercado y a la creciente competencia”, explica John Butler, experto del servicio de análisis de Bloomberg, quien cree que, ahora, “Apple está buscando derivar el crecimiento hacia nuevos productos y servicios, tales como Apple Music o el Apple Watch”.

En opinión del analista de la agencia de información económica, “el iPhone solo seguirá creciendo si las futuras actualizaciones convencen a los consumidores”. Todas las esperanzas están puestas en el iPhone 7, que pasa por ser el revulsivo que reactive el crecimiento de las ventas del producto estrella de Apple. La preocupación de Tim Cook y los suyos por convencer a los consumidores de la necesidad de sustituir sus dispositivos más antiguos por modelos más nuevos está más latente que nunca.

En cifras totales, se espera que Apple presente unos ingresos trimestrales de 52,000 millones de dólares y un beneficio neto de 11,047 millones, un 23% y un 28% menos en el pasado año, respectivamente. Eso sí, las bajas expectativas conceden margen de sorpresa al gigante tecnológico.

Un potencial del 26% hasta máximos

La debilidad de las ventas del iPhone no impiden que el consenso de mercado confíe en que volverán a crecer en los próximos trimestres, lo que lleva a la media de los analistas a conceder a las acciones de Apple un potencial alcista del 26% hasta superar los 133 dólares, sus máximos históricos. El 88% del total de los analistas que siguen su cotización coinciden en recomendar comprar sus títulos.

Comments

comments

No hay comentarios