¿Eres o conoces a alguien que le encanta el drama?

¿Eres o conoces a alguien que le encanta el drama?

84
0
Compartir

Todos conocemos a alguien que pareciera encantarle el drama, ya sea que estén directamente involucrados o viéndolo alegremente desde la butaca con una bolsa de palomitas de maíz en la mano.

Y aunque pensaríamos que es un rasgo de la personalidad, los psicólogos están cada vez más interesados en la forma en que ciertas personalidades tienden a crear por sí mismos una novela de sus vidas, ya que en realidad podría tener consecuencias muy graves no sólo en su vida, sino también para los que les rodean.

“Las personas con personalidad dramática generalmente viven vidas caóticas y causan crisis artificiales en la familia, amigos y los compañeros de trabajo,” explicó un equipo de científicos, de la Universidad de Texas.

Éste tipo de individuos tienden a tener larga historia de relaciones fallidas, con una pizca de conflictos en el lugar de trabajo, redes sociales, y suelen ser víctimas de chismes. “Parece que ellos ven el mundo como les sucede”, informaron los investigadores en la revista Personality and Individual Differences.

Scott Frankowski, autor de la investigación, utilizó la técnica (NFD) que define la necesidad del drama, como un “rasgo de la personalidad compuesto en el que los individuos manipulan a los demás desde una posición de victimización percibida”. Así que el equipo decidió tener una escala donde podrá medir el rasgo de la personalidad de un individuo, y te estarás preguntando ¿cómo lo miden? En psicología, muchos rasgos de la personalidad se miden formalmente utilizando esta técnica, incluyendo el neuroticismo, extroversión, el narcisismo, y agradabilidad.

Esta escala se basa en tres factores principales:

*Manipulación interpersonal: Se caracteriza por la disposición de una persona para influir en otras personas a comportarse de una manera.
*Franqueza impulsiva: “Se caracteriza por la compulsión de una persona para hablar y compartir opiniones, incluso cuando no es apropiado y sin tener en cuenta las consecuencias sociales.”
*Victimismo persistente: “La propensión a percibirse constantemente como víctima de las circunstancias de la vida cotidiana.”

El psicólogo Scott Barry Kaufman, de la Universidad de Pennsylvania, explica que éste tipo de personas eran más propensas a mostrar rasgos personalidad “oscuros”, como la psicopatía, el narcisismo, y maquiavelismo.

Los individuos con alto NFD también mostraron una mayor tendencia hacia lo ajeno, el neuroticismo, y problemas de control externo. Por lo general no pueden controlar las cosas negativas que le suceden, aunque en realidad probablemente ellos lo causaron. “La escala también se relacionó negativamente con la escrupulosidad, y el autoestima”, aseguró Kaufman.

Y si piensas que las mujeres son más dramáticas que los hombres, la respuesta es NO. Según el estudio el resultado es igual para ambos géneros. La pregunta ahora es ¿se podrá cambiar de personalidad?

Comments

comments

No hay comentarios