Entre 2 y 6 años de edad se presentan con mayor frecuencia...

Entre 2 y 6 años de edad se presentan con mayor frecuencia dificultades del habla

157
0
Compartir

La dificultad para articular el habla aparece con mayor frecuencia entre los dos y seis años de edad, motivo por el cual esta etapa es idónea para ofrecer al infante terapia especializada que sea un soporte para desarrollar el lenguaje de manera adecuada, indicó la experta fonoaudióloga del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Elizabeth González Flores

La dislalia se refiere a un trastorno del habla muy frecuente, caracterizado porque el niño no puede producir ciertos fonemas al principio, en medio o al final de una palabra, siendo lo más común que no puedan pronunciar correctamente la R, lo que se conoce como rotacismo, precisó la experta adscrita al Hospital General Regional (HGR) 180.

De hecho la rehabilitación del lenguaje indicó dependerá de las causas de la dislalia, y de los fonemas o grupos de sonidos que el niño no pueda pronunciar, por lo que la especialista consideró que como mínimo el infante requeriría terapia del lenguaje durante seis meses a un año.

La falta de articulación del habla, indicó, puede ser multifactorial, incluyendo aspectos neurológicos, psicológicos y afectivos. De hecho la especialista fue enfática al señalar que en ocasiones los familiares refuerzan de manera negativa el hecho de que el niño no pronuncie de forma adecuada las palabras o los fonemas

“Hay niños que hablan chiqueado o pueril, y los padres a veces no concedemos la importancia, a veces fomentamos la idea de que el niño está hablando correctamente para su edad o que es normal porque es pequeño, cuando no es así” explicó González Flores.

Mencionó que en la dislalia también intervienen aspectos estructurales de la cavidad oral, por este motivo es importante revisar si el niño tiene sus dientes alineados y su mordedura correcta, si no tiene un frenillo corto o largo o características como lengua bífida (seccionada en dos partes), entre otras alteraciones que pueden repercutir en la pronunciación de las palabras.

Hay que considerar que el niño a partir de los dos años de edad debe tener por lo menos un bagaje de 400 palabras comprendidas y entre 100 y 200 emitidas o articuladas; si se llega a esta edad y el infante no logra establecer la pronunciación adecuada de fonemas como la “S”, “L”, “R”, “D” se debe trabajar en su lenguaje y acudir con un especialista para asesoramiento, indicó.

Comúnmente los padres de familia piden ayuda debido a que sus hijos están por ingresar al preescolar, dado que el lenguaje es una función muy importante que se relaciona con el aprendizaje, e incluso con otras funciones y etapas del niño como el control de esfínteres.

González Flores señaló que HGR 180 cuenta con una Unidad de Rehabilitación del Lenguaje, en donde se ofrecen alternativas para este y otros trastornos del habla.

En el caso de dislalias, dijo, se atienden alrededor de 40 niños mensualmente con este diagnóstico.

Comments

comments

No hay comentarios