Empleados mexicanos ganan en productividad

Empleados mexicanos ganan en productividad

103
0
Compartir

Las organizaciones en México perciben por empleado 780,199 dólares, cifra superior al promedio internacional que es 370,522 dólares por cada colaborador, según el informe Saratoga 2015, de la consultora PwC. El dato se obtiene al dividir los ingresos de la compañía entre el número de colaboradores.

En la región los empleados que más producen se encuentran en el sector de Energía (1,036,773 dólares), seguido por Telecomunicaciones (375,917 dólares) y Servicios Financieros, donde un talento ejecutivo representa ingresos para la compañía por 507,831 dólares, arrojó el estudio que incluye entrevistas con más de 200 empresas grandes (más de 1,000 empleados).

El colaborador en México es productivo, en términos de saber dar resultados, y al menos pensando en niveles de gerencia media hacía arriba. Se trabaja mucho y eso se refleja en números para la compañía, comentó Héctor Macías Noriega, socio consultor en PwC.

En relación a ingresos generados por el colaborador y salarios otorgados, el consultor mencionó que México ofrece compensaciones competitivas para puestos ejecutivos (supervisores, coordinadores, gerentes, directores, por ejemplo). Sin embargo, un reto importante son los costos de producción. Las empresas en el país invierten gran porcentaje de sus ingresos en ello y 20% a pago de nómina en promedio, agregó el especialista en la práctica de Gobierno Corporativo.

Recibir un salario que retribuya lo aportado a la organización no es la única prioridad, ni la más importante, en niveles ejecutivos, expresó Macías Noriega. Hay que prestar más atención a cómo retener colaboradores, dijo. En México (similar a lo que sucede en América Latina) la cifra de empleados con tres años o más en la organización suma 76.9% y el promedio internacional es 82.4%.

Manufactura, Energía y Telecomunicaciones tienen el índice de estabilidad (permanecer más de tres años dando un servicio) más elevado. Servicios ocupa la última posición (con 38.10%) y estas cifras son importantes al considerar los costos de una rotación elevada.

Que una persona renuncie en los primeros tres meses equivale a perder 2,000 dólares (40,000 pesos en promedio) por costos de contratación, entrenamiento, clima laboral generado y otros indicadores. Si la organización realiza cuentas cuando dos o tres personas dejan la empresa, se percatará de lo mucho que se pierda por una contratación incorrecta o carecer de elementos de retención, precisó Héctor Macías.

Capacitación, el talón de Aquiles

Dedicar tiempo y recursos a retener altos puestos es clave, pero en Latinoamérica solo 53.2% mira al interior de la organización para cubrir cargos gerenciales y de talento medio. La empresa “mira hacia afuera” para ocupar esas posiciones, eso tiene impacto económico y en el ánimo de los colaboradores, refirió el consultor.

Telecomunicaciones y medios de comunicación figuran con las industrias con el porcentaje más reducir respecto a cubrir cargos ejecutivos con personal interno (20.4% y 21.5%, respectivamente), según datos de PwC.

Uno de los recursos con más demanda para retener y entrenar al talento es la capacitación. México está bajo en ese indicador: 32 horas por empleado (anuales) y 288 dólares destinados a su desarrollo. El promedio internacional es 661 dólares.

El estudio Saratoga coloca como empresas ‘más activas’ en capacitación a las vinculadas a Telecomunicaciones, Energía, Manufactura, Servicios y Servicios Financieros

Entre los riesgos de no invertir en el colaborador, el evidente es la rotación. En la generación X (personas nacidas entre 1961 y 1981) quizá el ánimo de abandonar su organización es menor, las empresas en México registran 2.5% en promedio de desvinculación, pero la cifra cambia a 5.2% tratándose de la generación millennial (menos de 34 años).

Si perder el talento puede representar al menos 40, 000 pesos, apostar por capacitar y por otros elementos de retención es fundamental. “Con una inversión aproximada de 6,000 dólares el retorno es tres a cuatro veces mayor. Los resultados se dan, pero las empresas necesitan ser más estratégicas en estas acciones”, afirmó Héctor Macías.

Comments

comments

No hay comentarios