El PRI visto desde el Centro

El PRI visto desde el Centro

283
0
Compartir

Por: José Ángel Gutiérrez.

Pese a la baja calificación que diversas mediciones otorgan a Enrique Peña Nieto en su carácter de Presidente de la República y a los resultados tanto económicos como de seguridad, en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), no les preocupa el camino hacia el 2018, al menos por lo que refiere a continuar en la Presidencia.

Lo realmente preocupante para el tricolor, es lograr la mayoría en el Congreso de la Unión y hacia allá dirigen todas sus baterías.

Y su principal reto es demostrar en los procesos electorales de este 2016, que tiene la sartén por el mango. De ahí que en sus previsiones (al menos hasta el 7 de abril), auguraban los siguientes resultados:

Aguascalientes: el PRI ganará la gubernatura, perderá la Presidencia Municipal y ganará la mayoría en en Congreso Local.

Puebla: perderá la gubernatura, dando opción a que Rafael Moreno Valle justifique plenamente su candidatura a la Presidencia. Con ello, el PRI logra que Margarita Zavala y Ricardo Anaya tengan un contendiente fuerte. Divide el voto del PAN.

Así las cosas, en Puebla también la Capital quedará en manos del PAN y el Congreso quedará como ahora, con práctico empate técnico entre PAN y PRI.

En Tlaxcala, Zacatecas y Sinaloa, el PRI tiene la certeza de que ganará la gubernatura.

Donde el tricolor enciende focos rojos, es en los Estados de Durango, Quintana Roo y Tamaulipas, mismos que consideran de pronóstico reservado.

Hasta aquí, tan solo por mencionar parte de los augurios para los procesos de 2016. Para 2017, lo único verdaderamente preocupante es el Estado de México, que mucho dependerá de los acuerdos entre los grupos, descollando la decisión que al final tome el actual Secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

Y es que, si de Videgaray hablamos, tendremos que decir que sigue deshojando la margarita, para decidir si se va por el Estado de México o busca la Presidencia.

Por lo pronto, el Secretario de Hacienda sigue apostándole a crear una estructura propia. Y para ello, ha apostado por un operador político de primer nivel: Tonatiuh Salinas Muñoz, a quien colocó como Director General Adjunto de Nacional Financiera y quien está a cargo del Programa Empleo Joven, lo que le permite recorrer sin problema todo el territorio nacional.

Salinas Muñoz, ha trabajado bien hasta el momento, sentando bases sólidas para que Videgaray tenga una estructura. Sus avances en ese objetivo, han sido notorios.

El problema es que, aun con todo lo referido, el Presidente Peña Nieto no ha dado color sobre quién podría ser su gallo para sucederlo.

El más sólido hasta el momento, sigue siendo el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien aparece en las encuestas como el más conocido.

Y si bien se sigue hablando del Secretario de Educación, Aurelio Nuño, quien realmente podría dar la sorpresa, más que el propio Nuño, es Claudia Ruiz Massieu, actual Secretaria de Relaciones Exteriores, a quien Peña Nieto ha “placeado” bastante a nivel internacional.

Primero desde la Secretaría de Turismo, fue evidente su enorme manejo a nivel nacional, pero también internacional. Y ahora en Relaciones Exteriores, ha sido indiscutible su manejo y exposición.

Ruiz Massieu tiene varios puntos a su favor, entre los que destacan dos de enorme peso:

Uno muy actual radica en la equidad de género. El otro de indiscutible peso: su tío, quien nunca ha sacado las manos de la política nacional -y menos del actual gobierno- se la debe. Después del desenlace fatal que tuvo su padre en la administración salinista, lo menos que merece la disciplinada e inteligente funcionaria, es la candidatura y la eventual Presidencia de la República.

Y si de equidad de género hablamos, estamos en la antesala de importante protagonismo de las féminas.

De ahí que la carta fuerte del PRI para gobernar la Ciudad de México (otrora Distrito Federal), sea nada más ni nada menos que Rosario Robles, cuya hija dirige el tricolor capitalino, con la encomienda de sumar al proyecto a las estructuras del PRD.

A su paso por la Secretaría de Desarrollo Social, Rosario Robles se hizo notar en el entonces DF. Y no es casual que ahora esté al frente de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), pues uno de los principales problemas que aquejan a los capitalinos, es nada más y nada menos que la tenencia de la tierra.

Mañana, en un segundo entrego, me permitiré comentar más sobre el PRI visto desde el Centro, incluyendo los escenarios para Jalisco.

Comments

comments

No hay comentarios