El POTmet no tiene conflictos

El POTmet no tiene conflictos

189
0
Compartir

El Plan de Ordenamiento Territorial Metropolitano (POTmet), es un instrumento técnicamente sólido, que ha cumplido todos los requisitos legales y procesales para su aprobación, por lo que será publicado en el Periódico Oficial El Estado de Jalisco, a la brevedad indico Ricardo Gutiérrez Padilla Director General del Imeplan.

A través de un comunicado dijo que el día de ayer, 4 de julio de 2016, instalamos los trabajos de armonización de instrumentos normativos y criterios de gestión ambiental entre los municipios metropolitanos y la SEMADET. Alcanzamos el acuerdo unánime de que, como criterio de actuación de las autoridades territoriales, prevalecen los instrumentos locales (municipales) por sobre los estatales, porque así lo establece la Constitución General de la República y lo ha resuelto la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Es claro que no hay conflicto jurídico alguno. La diferencia de interpretación en que incurrió SEMADET ha sido aclarada, reconocida y superada.

El también Secretario Técnico de la Junta de Coordinación Metropolitana​ señaló que el POTmet no tiene conflicto en materia de la declaratoria del Área Metropolitana de Guadalajara AMG, ni en la consecuente determinación de los municipios incluidos en su momento fundacional, con la expedición de la Ley de Coordinación Metropolitana del Estado de Jalisco publicada el 03 de febrero del 2011; tampoco en la incorporación de Zapotlanejo al AMG, mediante el decreto 25400/LX/15 del 8 de julio de 2015. Alegar que la posible interpretación laxa del Congreso de Jalisco a los criterios de conformación del AMG es una falla del POTmet (como se desprende de la cabeza de nota publicada en primera plana y a titulares principales por el diario Milenio Jalisco el día 1 de julio de 2016), es un acto doloso, perverso y de extrema pobreza periodística.

Por lo que se refiere a otras observaciones parciales, con interpretaciones limitadas y distorsionadas hechas por el mismo medio de comunicación anteriormente referido, es suficiente observar y recordar que el ordenamiento territorial aprobado en el POTmet se basa en la aplicación de varios criterios, que deben ser satisfechos a cabalidad. Primero, el respeto irrestricto a las normas de conservación ambiental aplicables; segundo, la necesidad de contar con la infraestructura necesaria para los desarrollos solicitados; y tercero, la limitación de las acciones de desarrollo y edificaciones a los contextos inmediatos, mediante las zonas de crecimiento ordenado, que aseguran la conformación de comunidades sustentables en un modelo de ciudad cercana, compacta, conectada y equitativa en cada una de las 75 centralidades reconocidas en el modelo estructural de la ciudad policéntrica que impulsa -desde el POTmet- nuestra AMG.

Durante su construcción, el POTmet recibió los aportes de ciudadanos, expertos en desarrollo urbano, funcionarios de gobierno y empresarios de diversos sectores de la actividad económica de la ciudad. En la consulta pública ciudadana se respondieron todas y cada una de las observaciones y dudas, al tiempo que se incorporaron recomendaciones para mejorar al instrumento. Nadie objetó el modelo de ordenamiento ni los criterios propuestos para ello. No menos importante es destacar que el POTmet cuenta con el respaldo unánime de los nueve ayuntamientos metropolitanos y el Gobierno de Jalisco. En su aprobación, se registró el 100% de votos de los regidores a favor del instrumento; ningún voto en contra, ninguna abstención. Ello, es una clara muestra del absoluto respaldo del poder público a su contenido y proceso de validación.

Desconocemos los intereses que pueden estar detrás del propósito de Milenio Jalisco por desacreditar al POTmet. Sin embargo, una vez más, reiteramos el principio básico que rige la actuación de la Junta de Coordinación Metropolitana: ningún interés privado estará por encima del interés general de la ciudad. Así de claro.

Hacemos un llamado a la comunidad metropolitana a mantener una visión objetiva sobre la importancia de contar con un modelo de crecimiento urbano ordenado a la brevedad, mismo que lanza la transformación profunda de nuestra metrópoli para impulsar nuestra aspiración colectiva de convertirnos en la ciudad de Latinoamérica con la más alta calidad de vida.

Comments

comments

No hay comentarios