Inicio DEPORTES El ‘Pana’ muere en Guadalajara

El ‘Pana’ muere en Guadalajara

199
0
Compartir

La Fiesta Brava está de luto. Autoridades del Hospital Civil de Guadalajara confirmaron el fallecimiento del torero mexicano Rodolfo Rodríguez, mejor conocido como el “Pana”, esto debido a las afectaciones cardíacas y respiratorias generadas a causa de una cornada ocurrida el pasado 1 de mayo en la ciudad de Lerdo, Durango.

El torero nacido en Apizaco, Tlaxcala, falleció a los 64 años de edad debido a un infarto al miocardio tras permanecer en el nosocomio tapatío desde el pasado nueve de mayo cuando arribó a Guadalajara luego de quedar cuadripléjico y con el sistema respiratorio dañado gravemente.

El médico Francisco Preciado Figueroa, director general del Nuevo Hospital Civil de Guadalajara, confirmó que, pasadas las 16:30 horas del jueves, el matador mexicano entró en estado crítico para morir quince minutos después debido a un infarto.

“Él llegó el pasado lunes 9 de mayo, yo estuve a cargo de la atención del maestro desde ese momento, junto con los especialistas en la materia. Nuestra tarea fue enfocada con el ánimo de soportar el estado de salud del maestro con todos los elementos que tuvimos a la mano. Él dependía de un ventilador volumétrico y de medicamentos para mantener su frecuencia cardíaca y la presión arterial. Tuvo picos de fallas cardíacas y al final tuvo un deterioro paulatino en la frecuencia y el regreso de la neumonía”.

“El maestro entró en estado crítico por la tarde, nosotros hicimos todo lo posible por salvarlo, pero desafortunadamente se detuvo su corazón a las 18:45 horas, el paciente se ha declarado muerto oficialmente”, expresó el galeno.

Días atrás, Preciado Figueroa declaró que el torero había recaído bruscamente, ya que su ritmo cardíaco era de 40 latidos por minuto, además de que la neumonía con la que arribó a Guadalajara había resurgido.
“Una gran mayoría de los pacientes que sufren estas lesiones fallecen a las 48 horas o minutos después de la lesión. El maestro estuvo consciente durante todo este tiempo, él se comunicaba con su familia a través del movimiento de sus labios porque sus cuerdas vocales no vibraban debido al respirador artificial”, explicó.

Tras concluir los trámites correspondientes de su defunción, los restos del “Pana” serán trasladados a su tierra natal, aunque su familia no confirmó si el traslado será vía aérea o terrestre, ni tampoco si será sepultado o incinerado.

“La familia tiene planes de llevarlo a Apizaco y terminando los trámites comenzarán con el traslado de sus restos, aunque desconozco como será este procedimiento”, confirmó Preciado Figueroa.

El “Pana”, un torero de época

Rodolfo Rodríguez González, mejor conocido como el “Pana”, nació en la ciudad de Apizaco, Tlaxacala, un 22 de febrero de 1952.

Su apodo, mismo que llevaría consigo durante toda su vida, surgió debido a que se desempeñó como panadero a temprana edad, ya que el repentino asesinato de su padre lo obligó a trabajar en este oficio, aunque también en el mundo de la tauromaquia se le conoció como el “Brujo de Apizaco” y el “Último romántico del toreo”.

El 4 de agosto de 1978 hizo su debut en público y para el 18 de marzo de 1979 tomó la alternativa en la Plaza México compartiendo cartel con Mariano Ramos y Curro Leal, lidiando astados de la ganadería de Campo Alegre.

Polémico durante toda su carrera, el “Pana” anunció su retiro para el 7 de enero del 2007 en la México sin conocer lo que esa salida al ruedo le depararía. Aquella noche, Rodríguez salió en hombros del Coso de Insurgentes y los más de 30 mil asistentes corearon su nombre al momento de lidiar a “Conquistador”, un toro de los corrales de Javier Garfias, del cual obtuvo como recompensa las dos orejas, consagrándose como el triunfador absoluto de aquella corrida.

Sin embargo, sonsacado por las mieles de aquella victoria, el “Pana” prefirió dar marcha atrás a su retiro y regresó al redondel para seguir complaciendo a los que cada domingo han poblado los tendidos.

En el año 2008 visitó España para compartir cartel con Morante de la Puebla, con quien también visitó la Plaza Nuevo Progreso de Guadalajara en varias ocasiones.

En el año 2016, el “Pana”, con 64 años de edad, dejó de presentarse en los principales escenarios taurinos de México. Su última corrida, misma que le costó la existencia, ocurrió el pasado 1 de mayo en la Plaza de Toros Alberto Balderas de la Ciudad de Lerdo, Durango, donde compartía el ruedo con el novillero Jesús Sotomayor.

Irónicamente, Alberto Balderas, de quien la plaza tomó su nombre, fue un matador mexicano que falleció en el redondel, mientras que el toro que le propició la cornada que al final le costó la vida llevaba por nombre “Pan Francés”.

Comments

comments