El juego limpio tiene recompensa

El juego limpio tiene recompensa

135
0
Compartir

Hace ocho años, la chihuahuense Damaris Aguirre acudió a sus segundos Juegos Olímpicos y le dio a México un sexto lugar en la categoría de los -75 kilogramos del levantamiento de pesas femenil.

Ayer, Damaris amaneció con la noticia de que es altamente probable que reciba una medalla de bronce, debido a una suspensión por dopaje de las tres medallistas de su categoría ¡ocho años después!

Todo deportista soñamos con eso, tener una medalla olímpica y es por lo que día a día entrenas y sueñas, y después de ocho años no importa, pero que se dé”, dijo Damaris a Excélsior.

Me notificó uno que fue mi entrenador en España, Manolo, y una amiga. Al principio no les creía. Les decía que no jugaran con eso, pero cuando me pasaron la página oficial de la Federación (Internacional de Halterofilia, IWF) como que les empecé a creer.

Pero hasta que me den la notificación oficial por parte de la IWF, o por parte del Comité Olímpico Mexicano o de la Conade, pues entonces ya me la creeré por completo, pero por ahora estoy feliz”, expresó Aguirre.

La china y medalla de oro en la competencia, Lei Cao, la rusa Nadezda Evstyukhina (bronce) y la bielorrusa Iryna Kulesha, son las pesistas que dieron positivo y por las que Damaris salió beneficiada.

Actualmente es subdirectora en el Instituto Municipal del Deporte de Chihuahua; da clases de Teoría y Metodología del Entrenamiento Deportivo en la Universidad Autónoma de Chihuahua; es diputada suplente y da clases de halterofilia en un gimnasio de crossfit.

Por si fuera poco, Damaris tiene siete meses y medio de embarazo de una nena que será bautizada como Aitana Gabriela.

– La bebé traía torta bajo el brazo, se le comentó a Damaris.

¿Cuál torta? Traía una medallota”, dijo entre risas, características de una atleta que siempre se destacó por su gran humor.

Damaris no pensaba en la halterofilia como su deporte, pero tuvo la necesidad de acudir al gimnasio por una lesión.

Yo era gimnasta, y me invitaron a practicar este deporte y luego de dos años y medio se me dio la oportunidad de ir a Atenas”, recordó sobre sus inicios.

En Beijing 2008, levantó 109 kgs en arranque y 136 en envión, para un total de 245 kgs una marca que se mantiene como el récord nacional.

Lo más importante es el haber representado a mi país, portar la bandera en los uniformes, el ser mexicana y con ese orgullo competir, eso nadie me lo quita. Imagínate ver mi nombre en el muro (de los medallistas olímpicos en el COM) y a mi bebé, que lo esté pasando conmigo, pues imagínate como me siento”, señaló emocionada.

Sobre las halteristas suspendidas dijo que “está mal, porque te roban el momento de subirte al podio, de agarrar tu medalla, pero tarde o temprano el juego limpio tiene su recompensa. Al final siempre hay un premio, ya sea con calidad de vida o con una medalla como este caso.

La verdad es que sí pienso en la beca que les dan a los medallistas porque ahora con mi bebé y tener algo seguro de por vida, la verdad sí, por la presión en cuanto a los recursos, y con que me den la beca está bien”, concluyó.

Comments

comments

No hay comentarios