El futuro de las empresas está en internet

El futuro de las empresas está en internet

54
0
Compartir

Uber no invirtió en auto­móviles. Airbnb no cuen­ta con un solo cuarto de hotel. No hay estudios de grabación en Spotify. Pero todas son aplicaciones exitosas que entendie­ron el momento digital que viven las economías. La infraestructura ya existe, sólo se necesitan buenas ideas que entiendan las aspiraciones del consumidor y aprovechen la tecnología en el intento.

La séptima edición del SAP Forum, celebrado en la Ciudad de Guatemala, urgió a las empresas a predecir, repensar y diseñar con base en un core digital sus operaciones, en un momento inédito en el que nunca hubo tanta infraestructura y tecnolo­gía al alcance como ahora.

Adaptarse a la era digital es tema de pequeños y grandes negocios. Francisco Reyes, presidente de SAP para la Región Norte de América Latina, comparte el ejemplo de la alemana Kaeser.

“Se trata de una empresa de venta de maquinaria de construcción que genera aire comprimido. Luego de 100 años de operación, el manteni­miento era más costoso, lo que pro­vocó la caída de las ventas. Entonces se reinventaron: en lugar de vender la máquina comercializan el aire comprimido como un servicio. Eso provocó que las ventas empezaran a subir. El cambio hizo al negocio más atractivo para el consumidor, y también para la empresa”, explica en exclusiva para Forbes.

Reyes insiste en que el mundo ya invirtió 37,000 millones de dólares en infraestructura tecnológica. “Ser competitivo en el mundo digital ya no requiere grandes inversiones. Sólo hay que entender que el consu­midor marca la pauta.”

Arrancar un negocio hace 15 años requería una inversión de 2 mdd, aproximadamente. Hoy, el cálculo se redujo a sólo 5,000 dólares, gracias a esa infraestructura al servicio de empresarios y consumidores.

Desde su trinchera, Reyes reco­mienda que “lo primero es pensar digitalmente. No hay manera de montarse en la ola digital sin rei­maginar su modelo de negocio. La tecnología por sí sola no te va a habilitar al mundo digital. El segundo paso es reinventar el proceso para tocar al cliente”.

En este sentido, tanto Uber como Airbnb aprovecharon un canal de negocio y convirtieron una infraestructura ociosa en producti­va, que es el último paso: optimizar la tecnología y ponerla a generar.

La otra conclusión clave del foro fue que Centroamérica ha iniciado una adopción mucho más ágil hacia la nube, desde el punto de vista empresarial.

“La industria se sigue moviendo del modelo tradicional de hardware a un modelo de nube pública, y las empresas no pueden dejar pasar ese momento”, confirmó Roberto Marroquín, gerente general de Microsoft Guatemala.

Las ponencias guiaron al em­presario desde la reingeniería de procesos en áreas como consumo, logística o el sector financiero, hasta la profundización digital de la empresa en áreas como marketing o recursos humanos.

En el evento se concluyó que la in­vasión de tecnologías disruptivas y el crecimiento de la economía colabora­tiva son fenómenos que mantendrán su crecimiento durante 2017.

FUENTE: FORBES

Comments

comments

No hay comentarios