El color de tu gato define qué tan malvado es

El color de tu gato define qué tan malvado es

98
0
Compartir

Cuando decidimos adoptar o comprar (#AdoptaNoCompres) un gato, seguramente las primeras cosas que nos pasan por la cabeza son la edad y el sexo; después de eso, buscamos la raza y por qué no el color, pero te has puesto a pensar ¿si el color determina el grado de maldad de tu gato?

Como siempre la ciencia decidió que este era uno de los misterios que quería resolver, así un estudio realizado por integrantes de la Universidad de California Davis, afirma que si tu gato araña, muerde, es muy independiente o tiende a observarte con desprecio, no tiene nada que ver con cómo lo educaste o si lo consientes mucho, su agresividad con las personas podría depender del color de su pelaje.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron más de mil 200 encuestas sobre el comportamiento de gatos con seres humanos y otros gatos, como cita el sitio Metro.

Además de preguntarles sobre dónde vivía el gato, quién cuidaba de él y con cuántas personas y animales interactuaba, se les pidió destacar el grado de agresividad y así observaron cuáles eran los colores que eran más propensos a ser agresivos.

De acuerdo a sus resultados así son los gatos:

Los más antisociales son los calicó (de pelaje blanco con manchas marrón-anaranjado y negras) y los carey (presentan conjuntamente los tres colores básicos en los gatos, naranja, en todas sus variaciones -cremas, canela, rojo, etc.-, negro o alguno de sus derivados -gris, azul, marrón oscuro, etc.- y blanco).

Las hembras calicó eran las más asustadizas en sus encuentros diarios con personas, especialmente si eran desconocidas.

Otra curiosidad que encontraron los investigadores es que los gatos que combinaban gris y blanco o con las patas negras y blancas, eran más agresivos que los que tenían un único tono en todo el pelaje.

Lo más tranquilos y serenos son aquellos de un solo color. Sin embargo, los gatos blancos y negros se mostraron mucho más agresivos cuando se les cogía o acariciaba.

Los grises y blancos tienden a tener berrinches más llamativos cuando son llevados al veterinario.

Los investigadores sugirieron que los tonos blancos, anaranjados, negros o grises eran más cariñosos que los demás, y sugirieron que estos colores eran los mejores mascotas para quienes tienen niños.

Además, observaron que los gatos que combinaban gris y blanco o con las patas negras y blancas eran más agresivos que los que tenían un único tono en todo el pelaje.

Comments

comments

No hay comentarios