El Atlético de Madrid, a la final de la Champions League

El Atlético de Madrid, a la final de la Champions League

93
0
Compartir
(From L) Atletico Madrid's midfielder Koke and Atletico Madrid's Montenegrin defender Stefan Savic, PSV Eindhoven's forward Jurgen Locadia, Atletico Madrid's Brazilian defender Filipe Luis, Atletico Madrid's midfielder Saul Niguez and Atletico Madrid's midfielder Gabi go for the ball during the UEFA Champions League round of 16 first leg football match between PSV Eindhoven and Atletico Madrid at the Philips Stadium in Eindhoven on February 24, 2016. AFP PHOTO / EMMANUEL DUNAND / AFP / EMMANUEL DUNAND (Photo credit should read EMMANUEL DUNAND/AFP/Getty Images)

El Atlético de Madrid peleará por tercera vez en su historia por la Copa de Europa. Dos años después de su dolorosa derrota ante el Real Madrid en Lisboa, el equipo de Cholo Simeone sufrió lo indecible para sellar el pase a Milán ante un Bayern de Múnich que dominó el partido de punta a cabo y nunca se rindió.

El Bayern arrancó sin volverse loco, serio y paciente.

El Atlético respondió de forma parecida, bien pertrechado de salida y sin riesgos en la presión, lo que en pocos minutos derivó en un escenario inhóspito. El Bayern, preciso y rápido moviendo la pelota, comenzó a jugar cada vez más cerca del área de Oblak. Con el ataque del Atlético no ya desconectado, sino inexistente, el portero esloveno se vio obligado a ejercer de héroe desde muy pronto. Primero, con un balón largo de Boateng que Müller bajó al suelo y convirtió en una ocasión para Lewandowski.

Poco después, sacó luego un disparo lejano de Ribery y el propio Lewandowski estuvo a punto de rebañar el rechace. Y ya con el 1-0 en el marcador, detuvo un penalti lanzado por Müller y cometido por Giménez, que agarró a Javi Martínez cuando entraba al área. Poco antes, Giménez había sido protagonista involuntario del gol local, en un libre directo ejecutado al borde del área por Xabi Alonso y que se coló entre la barrera rojiblanca. El disparo golpeó en Giménez, que desvió la trayectoria y despistó a Oblak.

Tras el descanso, Simeone movió ficha con un cambio ofensivo: Carrasco en lugar de Augusto. El Bayern siguió a lo suyo, haciendo circular el balón con el área entre ceja y ceja. El asedio amenazaba con volver, hasta que el Atlético conectó por fin una contra. Fernando Torres buscó en largo a Griezmann, que velocísimo -y arrancando en posición dudosa- se plantó delante de Neuer y le plantó con una frialdad pasmosa.

El gol lo cambiaba todo. El Bayern se vio obligado a marcar dos más; nada que no hubiera hecho antes, incluso en menos tiempo. Con 20 minutos por delante, Guardiola dio entrada al joven Coman en lugar de un Douglas Costa más espeso de lo habitual. Sin embargo, el 2-1 llegó por el otro costado, con un centro de Alaba al segundo palo que Vidal devolvió al primero para Lewandowski, cuyo cabezazo a la red pilló fuera de sitio a Oblak.

En plena tormenta, el Atlético tuvo su momento. Çakir señaló un penalti por una falta de Javi Martínez a Fernando Torres junto a la frontal, que los jugadores del Bayern protestaron como una simple falta. Torres, en simetría con el lanzamiento de Müller en el primer tiempo, lanzó a la derecha de Neuer y el portero lo adivinó. El error condenó al Atlético a seguir sufriendo diez minutos más. Así fue, con todo el equipo achicando y Oblak estirándose en cada ataque. Así, hasta el final feliz.

Comments

comments

No hay comentarios