Efectivo o tarjeta: ¿cuál es el mejor método de pago?

Efectivo o tarjeta: ¿cuál es el mejor método de pago?

168
0
Compartir

A pesar de que el uso del dinero en efectivo disminuye alrededor del mundo, en México sigue siendo el rey de los medios de pago.

Según datos de MasterCard, 96% de las transacciones en el país aún se hacen en moneda contante y sonante, mientras que en el panorama internacional, 54% de las compras al menudeo se realizaron con los medios electrónicos de pago, como las tarjetas de crédito y débito y las transferencias electrónicas.

Para Luis Mauricio Torres, investigador del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), y Manuel J. Molano, director general Adjunto del IMCO, el uso excesivo del efectivo tiene costos y consecuencias negativas para la sociedad.

“Observamos una correlación positiva entre la tasa de informalidad con el uso intensivo del efectivo en las transacciones”, mencionó Torres, que presentó el estudio ‘Reducción de uso de efectivo e inclusión financiera’, que arroja como esto puede facilitar la corrupción, las actividades ilegales y también al crecimiento económico.

En promedio, en los países que son grandes dependientes del efectivo, la economía informal representa el 39% del Producto Interno Bruto (PIB). Lo anterior debido a que existe el incentivo a no usar medios electrónicos para que las autoridades no se enteren de las actividades económicas del informal, por lo que gran parte de este dinero en efectivo podría no fiscalizarse de manera correcta.

Por otra parte, según los investigadores del IMCO, el anonimato asociado con el dinero en efectivo lo hace muy atractivo para las actividades ilegales, ya que no deja rastro en el sistema financiero, lo cual también facilita los actos de corrupción.

Estudios del Nation Bureau of Economic Research, revelan que en ciudades donde los medios electrónicos de pago son más usados, los crímenes como los robos y los asaltos se redujeron 9.8%.

Además, según Moody’s Analytics, el uso de medios electrónicos de pago tienen impacto en las tasas de crecimiento del PIB. Esfuerzos por reducir el uso del efectivo podrían significar un crecimiento anual de entre 0.4 y 0.5 puntos porcentuales.

Ya hay varios esfuerzos internacionales para desincentivar el uso de efectivo en países en desarrollo. Por ejemplo, en Kenia, uno de los países que pone el ejemplo, alrededor de 25% del PIB circula en un sistema de pagos por medio de teléfonos celulares. Por otro lado, en el pueblo de Concepción, en Colombia, están llevando un programa piloto para eliminar el uso del efectivo que podría replicarse en otras pequeñas poblaciones.

México se encuentra rezagado en éste ámbito, por son necesarias políticas que puedan motivar a usar los métodos electrónicos.

“Se tienen que coordinar esfuerzos para que incentivar el uso de la banca, ya que genera competencia en los bancos y se pueden tener beneficios sociales”, detalla Manuel J. Molano.

Los expertos concuerdan en que si las personas tienen acceso al sistema financiero, esto puede incidir en sus mecanismos de desarrollo, ya que el tener una cuenta bancaria es el primer paso para tener acceso al crédito.

Finalmente el IMCO, propone siete propuestas pare reducir el uso del efectivo:

1. Aprovechar las políticas sociales para fomentar la inclusión financiera

2. Incentivos fiscales para las empresas para que adopten las Terminales Punto de Venta (TPV).

3. Los tres órdenes de gobierno deben poner el ejemplo y reducir al máximo el uso del efectivo en sus transferencias y pagos.

4. Cambiar la Ley Monetaria y no obligar a los establecimientos a aceptar el dinero en efectivo.

5. Cobrar cuotas proporcionales por retirar efectivo en cajeros para desincentivar el uso del mismo.

6.Máximos diarios de retiro de efectivo en cajeros más restrictivos.

7. Eliminar la circulación de billetes de alta denominación (billetes de 500 y 1000 pesos).

Comments

comments

No hay comentarios