Desazolve #REFLEJOSyPROSPECTIVA

Desazolve #REFLEJOSyPROSPECTIVA

254
0
Compartir

Por: Salvador Cosío Gaona.

La Elección de hoy

Hoy es un día que además de clave para vislumbrar cual podría ser el impulso que la ciudadanía otorgue a las diversas fuerzas políticas en los comicios locales a efectuarse en 2017 y las elecciones presidenciales y legislativas federales a celebrarse en 2018, así como en las locales que ese mismo año habrá en Jalisco y muchas entidades federativas de Mexico; será también una oportunidad de advertir cual puede ser la prospectiva del éxito o fracaso en cuanto al logro de sus aspiraciones futuras, de actores políticos como Manlio Fabio Beltrones Rivera, Ricardo Anaya, Andrés Manuel López Obrador, Agustín Basave Benítez, Jesús Zambrano y Jesús Ortega, Jorge Emilio González Martínez, Dante Delgado y otros que están a cargo de la dirección de partidos.

Hoy domingo 5 de junio se están realizando comicios para elegir Gobernador, Presidentes Municipales y Diputados a los Congresos locales en los estados de Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas, en tanto la población de Baja California estará ejerciendo su derecho a votar para elegir solamente Alcaldes y Legisladores locales.

Las elecciones en esas 13 entidades del País tendrán anexa a sus resultados la posibilidad de generar una evaluación sobre la eficacia de una nueva estructura electoral, serán interesante instrumento para el análisis de la fiabilidad de los instrumentos de valoración de la opinión pública, además de, en cuanto ellos, validar los sistemas que se piensa están evolucionados y cada ocasión deben ser menos proclives a las equivocaciones o a la simple adivinanza o elucubración, pero también saldrá a relucir la realidad de la evaluación social en relación a la labor, de los gobiernos federal y estatales y quedará claro el nivel de credibilidad y confianza de las autoridades frente al pueblo.

Los comicios servirán para medir la capacidad y eficiencia de las maquinarias partidistas, pues estarán a prueba todos los partidos y sus estructuras, habrá una clara manifestación social en relación al sistema integral electoral así como la necesidad de participación de todos los partidos con registro, así como la proclividad hacia la gestación de partidos nuevos por considerarlos más frescos o la proliferación y apoyos en relación a las candidaturas de personajes no postulados por institutos políticos.

Se habrá de advertir si la población se concientiza de la necesidad de expresarse y decidir y por ende acude a votar o por el contrario, siendo tanto el rechazo al sistema de partidos y la desconfianza en el sistema electoral en general, empezando con las autoridades electorales, que decide manifestarse absteniéndose o decide a cambio tomar el toro por los cuernos y exigir los cambios con firmeza y entre esa firmeza estará hacer que termine el monopolio de los partidos manejados dictatorialmente por caciques empedernidos y sobre todo el acabar con el abuso de poder de quienes lo tienen en base a aprovecharse de las atribuciones de los partidos y manipulan sus determinaciones desde las reuniones y asambleas repletas de incondicionales o ‘borregos’.

Estarán a prueba los partidos, los grandes y los chiquitos, pero además se advertirá a qué punto la sociedad premiará o castigará la ya casi generalizada corrupción e impunidad, así como la ineficacia o la eficiencia gubernamental a cargo de los gobernantes emanados de sus distintos partidos, pero también el escrutinio versará sobre el hartazgo social o la insulsa complacencia y apatía ciudadana.

Ojalá que al margen o independientemente de por quien o quienes deseen emitir su voto, la colectividad asuma su responsabilidad y ejercite su derecho a decidir, estaremos a prueba como sociedad en las entidades en las que existe elección, sobre nuestra capacidad comunitaria de organización y acción colectiva, usando nuestro poder de elegir a los mejores al margen de la marca que los postula.

Será importante exhortar a participar pensando en que al hacerlo, se incide y se puede exigir cumplimiento de metas y ofertas de gobernantes siendo candidatos y que generalmente las olvidan al llegar al poder.

Para cambiar, hay que ser parte de la acción social vía los mecanismos de elección, revocación y repudio a los excesos y las arbitrariedades y hay que ejercer nuestra obligación de ser el balance real entre las acciones de gobierno y el pueblo que sufre o se regocija según los resultados, pero que por el momento reclama la inseguridad, violencia, incremento de criminalidad, corrupción e impunidad, como también exige ya se suscite más y mejor desarrollo socioeconómico que provoque sustentabilidad y cohesión social.

Necesitamos cada vez más el que exista mejor y mayor conciencia cívica para mantener el amor de la gente por sus territorios, que se demuestre con mayor participación ciudadana votando para tener legitimidad para exigir, aplaudiendo lo plausible y encomiando lo positivo pero exigiendo lo exigible.

«Volantín»

Muy optimista, el Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE) Lorenzo Córdova Vianello, descartó la existencia de “focos rojos” que pudieran impedir el buen desarrollo de los comicios hoy en 13 entidades del país, pero en Veracruz podría haber barruntos violentos por el álgido escenario que se pronostica, aunque el principal funcionario electoral del país no lo quiera reconocer.

En contraste con el optimismo del Presidente del INE, las dirigencias nacionales de varios de los partidos políticos han manifestado recurrentemente su preocupación por la inseguridad que prevalece en algunos de los estados donde habrá elecciones y exigieron acciones para prevenir y en su caso poder frenar la violencia que empañe los procesos e inhiba la participación ciudadana, han solicitado que el Poder Legislativo Federal genere la intervención de la Secretaría de Gobernación, a fin de que coordine operativos tendientes a frenar posibles actos de violencia y brindar la mayor seguridad posible a los ciudadanos.

Pero contrario al optimismo desmedido de Lorenzo Córdova, es claro que sí hay focos rojos y están localizados principalmente en Tamaulipas, Oaxaca, Veracruz, Quintana Roo, Durango, Chihuahua y Tlaxcala, en estos lugares se advierte que podría haber amagos de anular varias elecciones por la magnitud de la guerra sucia vertida y seguramente hay la intención de judicializar los comicios sobre todo en aquellas donde la contienda está muy cerrada.

Tan existen y son evidentes los focos rojos que el Presidente del INE no quiere ver, que fuerzas armadas patrullarán buena parte del territorio de Veracruz y otros puntos en varios estados como Tamaulipas, a fin de mantener y fortalecer la seguridad durante el desarrollo de los comicios en marcha, aunque por otro lado hay quienes consideran que ese ejercicio habrá de inhibir el flujo de votantes con lo que de alguna manera se estaría apoyando indirectamente o directísimamente quizá, a un interés político en particular.

El día de hoy poco más del 50 por ciento del electorado del país está en condición de salir a votar para elegir gobernadores, diputados y alcaldes, comenzando a definir así la geopolítica rumbo al proceso presidencial y legislativo federal del 2018.

La relevancia de esas contiendas radica en que, más que un partido o alianza triunfe, sume territorios o gane votos, se van estructurando maquinarias electorales locales, rumbo a la sucesión presidencial, por ello que retomando lo que se indica aquí, la visual estará puesta especialmente en Veracruz, entidad donde no ha habido alternancia en el ejercicio del Poder a Ejecutivo Estatal y la entidad cuenta con el mayor número de votantes potenciales, alrededor de 5.6 millones en la lista nominal, al corte de mayo.

Este año será la primera ocasión en que tantas gubernaturas estén en juego en un día y podemos concluir que en 2016 y con estas elecciones se va a acabar de definir la correlación de fuerzas político electorales con respecto a lo que viene en 2018, habrá por ello fuerte competencia, aunque a diferencia de 2010 las alianzas entre partidos ideológicamente contrarios podrían no ser tan fuertes como las que entonces se alzaron con la victoria en Puebla, Oaxaca y Sinaloa.

El costo de las elecciones que se celebran este día, incluyendo los presupuestos de los institutos electorales estatales, los gastos ordinarios de los partidos y excluyendo los gastos de campaña de los partidos políticos, asciende a poco más de 8 mil 500 millones de pesos, casi el doble de lo que costaron en 2010.

Si se dividiera esta cantidad entre los 29 millones 708,414 votantes registrados en la lista nominal de las entidades inmersas en el proceso, cada sufragio costaría 286 pesos. Sin embargo, si se toma en cuenta que el promedio de participación ciudadana en las elecciones de 2010 fue de 49.9 por ciento, entonces el costo se incrementaría hasta 611 pesos por voto.

Sabemos que en México, el costo de organizar unas elecciones y difundir las campañas es, además de caro, opaco. El 86% de los 7,472 candidatos que optarán a un cargo de elección popular no han reportado operaciones de gastos de campaña a la Comisión de Fiscalización del (INE), de acuerdo con los registros del propio organismo.

La importancia económica de los estados donde se celebrarán los comicios es crucial, estas entidades representan el 27.9% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional y juntos crecieron 2.9% en promedio en 2015, por encima del 2.1% de crecimiento registrado en todo México el mismo año.

Lo que crece a un ritmo mucho más acelerado es el costo de ejercer el derecho al voto. En 2015, cuando también se celebraron elecciones estatales, el financiamiento a partidos políticos y los gastos de campaña fueron de casi 5 mil 200 millones de pesos.

Pero cuando se dice que la democracia se ha encarecido, deberíamos apuntar que lo que se ha encarecido es el costo de los partidos políticos, pues a tiras y tirones se ha logrado de alguna manera reducir los costos de operación en las elecciones, pero el problema ha sido el financiamiento a los institutos políticos que parecen no tener llenadero. El presupuesto de los institutos estatales y tribunales electorales donde habrá comicios suma la cantidad de 4 mil 566.7 millones de pesos, mientras que los costos ordinarios de partidos políticos y actividades específicas (sin contar gastos de campaña) serán de 3 mil 953.6 millones de pesos, lo que da un total de 8 mil 520 millones de pesos, la cifra señalada anteriormente. Ahora bien, también los gastos para organizar estas votaciones se incrementaron casi al doble, si se compara con el proceso electoral de 2010 en estas mismas entidades. Las reformas hechas al sistema electoral desde 2007 han sido incapaces de frenar el gasto incremental de las elecciones en México. Además del financiamiento público a los partidos, también está el dinero que reciben externamente y no reportan.

Se estima que el financiamiento público destinado a la democracia electoral en los estados, acumulado en los nueve años del período 2004-2012, fue de 70 mil 014 millones de pesos, a precios constantes de 2013. Esto se traduce en un costo anual promedio de 7 mil 779 millones de pesos. Los estados que muestran un mayor gasto presupuestal son: Ciudad de México, Estado de México, Jalisco, Nuevo León, Veracruz y Guerrero. En conjunto, estas entidades suman 51.4% del presupuesto total destinado a la democracia electoral estatal. Además de los presupuestos asignados, también está el financiamiento no reportado, proveniente del desvío de recursos o aportaciones por arriba de los topes para las actividades de campaña.

Ahora también hay que reconocer que aparte de que los partidos monopolizan el dinero público, el actual sistema deja muy pocos recursos a los candidatos independientes, que hicieron su aparición en 2015, por lo que queda demostrado que en nuestro país el financiamiento público para gastos de campaña de candidatos de partido es muy superior a aquel que reciben los independientes, que los pone en clara desventaja.

La jornada electoral de hoy en gran parte de México puede ser el referente de lo que se espera para los comicios federales y locales concurrentes en varias entidades en 2018, en relación a violencia, reacomodo de las fuerzas políticas y el derroche que significa el enorme costo de los procesos electorales.

Esperemos que lo relevante tras los comicios de hoy sean los resultados de la decisión popular reflejada en las urnas y no los sucesos escandalosos y la mapachería.

@salvadorcosio1
@[email protected]

Comments

comments

No hay comentarios