DESAZOLVE #IMPERIALISMOyCAOS

DESAZOLVE #IMPERIALISMOyCAOS

205
0
Compartir

Por: Salvador Cosío Gaona.

Como ‘El Mago de las Tormentas’, luce desorbitado y mesiánico el lenguaraz Donald Trump buscando aprovechar la trágica matanza en la Discoteca ‘Pulse’ de Orlando Florida, para ganar reflectores y llevar agua a su molino.

Convenencieramente, le está apostando a generar un sentimiento ultra patriótico a fin de pintarse como el único que puede tener la fuerza para enfrentar los embates terroristas y proteger al pueblo norteamericano, pero ya empieza a generarse una percepción en cuanto a que el políticamente imberbe multimillonario neoyorquino del que el origen de su riqueza es aún causante de cierta polémica, podría estar siendo un instrumento de intereses perversos que además de empoderarse a grado máximo, buscan causar tal caos como para propiciar una conflagración bélica de impacto global mediante la cual, además, habrán de acendrar la manipulación de los más importantes mercados y de esa forma incrementar control y riqueza sobre gran parte de las naciones del orbe.

Y de cara al proceso electoral que culmina con la decisión popular en las urnas el próximo 8 de noviembre, las interrogantes son: ¿Confiará más el pueblo en Trump y su oferta de mano dura contra musulmanes e inmigrantes o en Hillary Clinton, experimentada en gobernabilidad interna y política exterior pero, según Trump y sus seguidores, débil ante las amenazas a la patria? ¿El triunfalismo de Trump y sus alardes, refuerzan la confianza ante nuevos ataques o es motivo de intranquilidad?

El peligro es que la mayoría de los votantes se deje llevar por el discurso manipulador de los radicales ultraderechistas y hagan Presidente a Trump, ya que sus estrategas y ‘vendedores de imagen’ están logrando lo que se veía lejanisimo y el virtual candidato Republicano tiene muchas posibilidades de ganar la elección de noviembre, y como decía el extinto Facundo Cabral: ‘hay que tener miedo de los idiotas porque son muchos y son tan poderosos que hasta eligen Presidentes’.

Y es que en tanto El Presidente Barack Hussein Obama calificó la masacre ocurrida en Florida como un “acto de terrorismo y odio”, y la mayoría de las personas cuerdas que habemos en el mundo condenamos la matanza ocurrida el pasado domingo 12 de junio en la discoteca ‘Pulse’ en Orlando, Florida, que dejó al menos 50 muertos y 53 heridos, el idiota lenguaraz y atrabiliario Donald Trump festinó de tal manera el sangriento crimen que pareciera incluso haber participado en algún tipo de operación para provocar el ataque al centro de diversión muy frecuentado por personas de preferencia sexual diversa perpetrado por un ciudadano de Los Estados Unidos de América con raíces afganas y con ello buscar capitalizar electoreramente la barbarie, lo que lo muestra como el insensato mercenario que es o mejor dicho, reitera su cinismo e insana y extrema ambición por amasar poder político y ampliar su riqueza material.

El multihomicidio de Orlando reitera y exhibe el severo enfrentamiento entre los ultraradicales facciosos, intolerantes, homofóbicos y agresivos de instinto destructivo en busca del empoderamiento absoluto a base de amago y abuso de fuerza bélica y dominancia económica y los que pensamos como obligatoria la acción de autoridad para preservar la armónica convivencia social en los países y entre las diversas naciones del orbe y deba buscarse solución a los problemas y conflictos en base al imperio de la ley, procurando Justicia en todo ámbito y materia.

En un duro discurso motivado por la Reunión del Consejo de Seguridad Nacional en la Ciudad de Washington, El Presidente de Los Estados Unidos de América, Barack Hussein Obama, rechazó las críticas a su estrategia en la lucha contra el terrorismo y deploró la ‘islamofobia’ en razón de contradecir los principios fundacionales de la nación, a la vez que exhortó a impedir que el terrorismo destruya los valores y advirtió sobre el perjuicio de partidizar con fines electoreros la lucha contra el terrorismo, en tanto el Presidente de la Cámara de Representantes y líder del Partido Republicano, Paul Ryan, desautorizó la propuesta del virtual Candidato de su partido Donald Trump, en el sentido de legislar para prohibir la entrada de musulmanes a su país y señaló tajante que si bien es cierto que la nación está en guerra con el “islam radical”, no tiene un conflicto con la religión islámica o con los musulmanes y coincidió con Obama en cuanto lo absurdo que sería el convertir a todos los ciudadanos musulmanes o con raíces en países centro asiáticos en sospechosos por el simple hecho de ser oriundos o parecer nacidos en alguna nación con filosofía religiosa islamita y dijo:
“Prohibir la entrada a los musulmanes no está entre nuestros intereses, No refleja nuestros principios ni como partido político ni como país”. El legislador republicano de mayor rango en la política estadounidense defendió que la mayoría de los musulmanes que residen en su país son “moderados” y que constituyen comunidades productivas y dedicadas a trabajar, las declaraciones de Ryan aumentan la distancia que separa al candidato del partido al que representará en las elecciones de noviembre, deslindándose tajantemente de la islamofobia que como arma electoral pretende Trump, pues Ryan ha defendido que lo que Estados Unidos necesita es un sistema que valore la seguridad, no la religión de los inmigrantes que solicitan la entrada en el país.

Aun faltando concluir formalmente el proceso de elección de los candidatos a la Presidencia de Los Estados Unidos de América al seno de los Partidos Republicano y Demócrata, aun no inicia de forma oficial la campaña rumbo a la elección del próximo 8 de noviembre, pero ya se vislumbra el tono álgido en los discursos y los actos proselitistas, dada la acendrada confrontación entre ambos bandos compitiendo por la supremacía política en nuestro vecino país al norte y la lucha electoral es ahora, más que en cualquier otra ocasión precedente, una muy seria confrontación entre las dos fuerzas políticas mayoritarias que aunque generalmente parecen tan similares, son diferentes y en este momento crucial se han acentuado las divergencias, en lo que parece claro será una contienda desgarradora, pues la batalla confrontará severamente a Los Demócratas o ‘liberales’ frente a Los Repúblicanos o ‘conservadores’.

Los Liberales, que ostentan actualmente la Presidencia del país vecino del norte, no son los mejores adalides de la libertad, la igualdad y la defensa de los derechos humanos, mas sí son la corriente política que ofrece más apertura a la inter relación armónica de grupos étnicos y razas y la cooperación con otras naciones, y en cambio sus antagonistas los Conservadores, que siendo en general de pensamiento muy conservador propenso a extremar posiciones tendientes a evitar compartir territorio y recursos con gente y naciones diversas, son ahora liderados por personajes de pensamiento ultra radical de extrema derecha, que buscan recuperar el poder total y hacer imperar la fuerza bruta de un Estado dominante a ultranza, en manos de un Presidente ‘duro’ que limpie a su país de la lacra que para esos fanáticos de Hitler somos quienes no pertenecemos a la raza pura que quisieran fuere la única pobladora del orbe, además de imponer a sangre y fuego su imperio.

Para algunos la elección está desde ahora resuelta a favor de la virtual abanderada Demócrata, la muy experimentada en política y Abogada Hillary Rodham-Clinton, frente al Republicano Donald J. Trump. Para otros es el lenguaraz y atrabiliario magnate y novato en la actividad política quien ya está en ventaja, pero en realidad lo único cierto es que el escenario es aún incierto y todo está sujeto a cualquier tipo de condicionantes que puedan surgir desde ahora y, más aún a partir de formalizadas las candidaturas, hasta el fin de la campaña electoral, ya que todavía restan más de cuatro meses para ello, de ahí que como dicen en el pueblo: ‘La Moneda está en el aire’.

Y es que aunque se puede considerar algo consumado e inevitable, Trump y Rodham-Clinton serán ungidos hasta dentro de algunos días, cuando se efectúen las respectivas convenciones y en el caso de los conservadores, habiéndosele dejado libre el camino por todos los aspirantes Republicanos para quedarse con la nominación presidencial, a no ser que ocurriere un golpe de timón de último momento, Trump será convalidado en ‘La Convención Nacional Republicana’ a realizarse entre los días 18 y 21 de julio en Cleveland, Ohio, en tanto salvo alguna muy poco probable sorpresa que ocurriere en ‘La Convención Nacional Demócrata’ a efectuarse del 25 al 28 de julio en Filadelfia, Pensilvania, en el marco de dicha convivencia general de los liderazgos de dicho partido en el vecino pais del norte, será oficialmente nominada Candidata Presidencial por Los Demócratas la exSenadora y también ex Secretaria de Estado Hillary Rodham-Clinton.

El discurso racista y discriminatorio de Trump se ha acentuado y en efecto hay riesgo que crezca y sea imparable la ola pro nacionalismo extremo manipuladora de la sensibilidad de una parte importante de la población estadunidense que se ha rendido ante ‘el choro mareador’ del lenguaraz aprendiz de político que ha engatusado a muchos cientos de miles de ciudadanos del vecino país del norte que se han convencido de la necesidad de recuperar la absoluta supremacía sobre las naciones del orbe e incremente su presencia avasalladora que conquiste muchos territorios, esclavizando grupos poblacionales, explotando la mano de obra barata e invadiendo los mercados mundiales a la vez de evitar que lleguen más inmigrantes a su país.

Tras la tragedia ocurrida el domingo en la madrugada en el antro ‘Pulse’ ubicado en Orlando, hay grupos radicales adoradores del Ku Kux Klan y fanáticos de la trasnochada ‘filosofía’ hitleriana que están dominados por expertos que han conseguido enajenar a gran parte de ciudadanos, para sembrar el terror y acendrar el odio hacia los pobladores del mundo con alguna raíz vinculada a naciones ligadas a la filosofía musulmana, para insistir en provocar choque con pretextos religiosos y ahora, también, generando odio al atacarse a integrantes de la comunidad lésbico gay y de bisexuales y transexuales.

En tanto muchísimas voces se han alzado condenando los hechos sangrientos en Florida, es lamentable aceptar que en muchos lugares, regiones, provincias y naciones del orbe, también se ha expresado algarabía por lo ocurrido y está aflorando un amplio y creciente control territorial local e internacional de parte de personajes que añoran los hornos de cremación.

Y es que ya el tal Trump enseñó el cobre al declarar agreste contra El Presidente Barack Obama, acusándolo de blandengue por permitir las supuestas tropelías de ISIS y pide le celebren que él ha estado alertando contra el peligro y ha ofrecido aniquilar a ISIS y a cualquier grupo o potencia extranjera si atenta contra el tremendo concepto dictatorial y absolutista y de amplio espectro racista.

Habrá que recordar que ha sido un feroz crítico de lo que llama tibieza insensata del gobierno de Barack Obama ante el peligro que representa el Estado Islámico y viene ofreciendo como sus dos grandes temas de campaña el desatar una guerra total, para acabar con los islamistas y cerrar las fronteras de su país a la gente con orígenes vinculados a esa filosofía religiosa, además de a los mexicanos, y al ocurrir la tragedia en el ‘Pulse’ de Orlando, solo atinó a vanagloriarse de haber advertido la posibilidad de este tipo de acontecimientos, como si además de festinar pudiere estar perversamente vinculado a su realización.

El sangriento ataque fue ejecutado por Omar Siddique Mateen, un hombre de 29 años que ingresó al local armado con pistola y un poderoso rifle de asalto y abrió fuego en forma general, matando al menos a 50 personas e hiriendo al menos a otras 53, resultando entre las víctimas varios mexicanos. El tiroteo en el club Pulse se inició alrededor de las 2 de la madrugada, cuando había unas 300 personas en el interior del recinto, según la policía, el atacante ejecutó a un vigilante fuera del local y al entrar abrió fuego provocando muerte y lesiones a más de cien personas, reteniendo durante varias horas en un privado del club nocturno a un grupo numeroso de personas, a las que no asesinó por carecer de municiones para ello, y fue hasta que las fuerzas especiales de la policía, utilizando un vehículo blindado y explosiones controladas, lograron acceder a la discoteca y matar al criminal.

Desde 2001, la primera potencia mundial impulsa una costosa intervención militar contra los talibanes con cuartel general en tierras sirias y con ramificaciones en muchos países centroasiáticos y el multiasesino es un ciudadano estadounidense de padres afganos, pero aunque El Estado Islámico, autodenominado por ellos ISIS, por las siglas en idioma inglés de como se hacen llamar: ‘Islamic State of Irak and Sirya’ (Estado Islamico en Siria e Irak) asumió la autoría del ataque, las autoridades señalan que no hay pruebas que respalden una conexión directa entre el grupo y el ataque, aunque según fuentes oficiales citadas por varios medios estadounidenses, el atacante habría llamado al número de emergencia 911 poco antes de la masacre para declarar su lealtad al Yihadismo, siendo algunas pocas horas después del ataque cuando el grupo asumió la autoría del mismo en un boletín emitido por su agencia informativa, más los investigadores señalan que, de momento, no existe ninguna evidencia de que el atacante haya sido adiestrado o forme parte de la organización terrorista auto llamada Estado Islámico y denominada DAESH por numerosos gobiernos de naciones que han sufrido atentados terroristas adjudicados a ese grupo criminal.

El autor de la sangrienta matanza residía en Port Saint Lucie, una localidad costera situada a unos 200 kilómetros al sur de Orlando y estaba fichado por el Buró Federal de Investigación (FBI acorde a las siglas de su nombre en idioma inglés ‘Federal Bureau of Investigation’) como un posible simpatizante del Estado Islámico y fue sujeto a investigación en 2013 y 2014 sin encontrarle indicios suficientes de su posible vinculación con el grupo terrorista que promueve la llamada ‘guerra santa’ o Yihad, esa que en El Corán, libro principal de la religión islàmica se establece como la acción necesaria para librar a los musulmanes de todo impuro que no sea fiel a Alá, nombre dado al Ser Superior en dicha fé religiosa para cuyos integrantes más radicales no debe haber otra deidad y ningún otro credo es adecuado, por lo que consideran un deber el exterminar a los infieles que no observan las enseñanzas de su libro sagrado, Omar era padre de un niño de tres años estaba divorciado y al parecer el motivo de la separación fue la violencia recurrente y salvaje contra su entonces esposa, quien tras lo sucedido en ‘Pulse’ ha señalado a las autoridades que su ex esposo era sumamente irascible y violento, trabajaba como guardia de seguridad en la empresa G4S y tenía permiso para llevar armas, y que a pesar de varias denuncias presentadas contra él por lesiones graves que le propinó, la Policía nunca le auxilió ni dio curso a las acusaciones, por las que como mínima medida debieron de haberlo retirado de su empleo como agente de seguridad y mantenerle vigilado, además de removerle la autorización para poseer y utilizar armamento.

Y aunque los investigadores emprendieron la revisión inicial del caso como un crimen por motivos homófobos, y el padre de Mateen, Mir Siddique, aseguró que su hijo estaba motivado por el odio a la comunidad homosexual y no por razones de orden religioso, aduciendo que lo que piensa motivó a su vástago a realizar la masacre fue el odio hacia los homosexuales y aseguró que algunos días antes se había molestado demasiado al ver a una pareja homosexual realizando públicamente acciones que consideró impropias y le causó rabia que los vieran su esposa e hijos.

Pero el padre del asesino ha aparecido en diversos vídeos que se pueden visitar en la plataforma YouTube, presentando un programa televisivo llamado Durand Jirga Show, que se emite en una televisión local del norte de Los Ángeles, California y según algunos medios como The Washington Post, en varias ocasiones expresó abiertamente su admiración por los talibánes y el yihadismo, y además se promocionaba utópicamente como aspirante a la Presidencia de Afganistán.

El propio Presidente Barack Obama ha manifestado que el multicrimen se indaga como acto terrorista y el dato adicional es que además de los desplantes televisivos del Padre del agresor, según ‘The Washington Post’ dicho atacante no solo manifestó su lealtad al ISIS en la llamada previa al sanguinario ataque efectuada al número para informar emergencias 911, sino que también hizo referencia a los atentados de 2013 en el maratón de Boston, perpetrados por dos simpatizantes yihadistas y en que murieron tres personas.

La matanza en el club Pulse, vuelve a exacerbar el pánico al yihadismo y de la violencia armada y en caso de confirmarse los motivos yihadistas, se trataría del peor ataque tras los atentados del 11-S en 2001, en que murieron cerca de tres mil personas. El tiroteo llega seis meses después de que una pareja de simpatizantes islamistas radicales matara a 14 personas en San Bernardino, California y ambos se declararan seguidores del ISIS.

La salvaje masacre en Orlando es el asesinato múltiple número 173 registrado en lo que va del año en Los Estados Unidos de América, según datos en la página electrónica denominada ‘Mass Shooting Tracker’, en la que se entiende como tiroteo múltiple el que causa al menos cuatro víctimas mortales, excluyendo al autor de los disparos.

Las peores matanzas, hasta ahora, eran la de 2007 en la Universidad Virginia Tech (Virginia), en que murieron un total de 32 personas, y la que tuvo lugar en 2012 en una escuela primaria en Newtown (Connecticut), en la que fallecieron un total de 20 niños y seis adultos.

Trump se exhibió el domingo como un político exultante porque, en su opinión, los hechos le habían dado la razón, feliz de sentir haberle ganado una batalla a sus críticos, ya que segun su apreciación, que el responsable del múltiple homicidio Omar Saddiqui Mateen, hubiese declarado su filiación yihadista confirma la necesidad de una de sus propuestas más discutidas: la de cerrar las fronteras de Estados Unidos a los musulmanes, pero la realidad es que Sadiqque Mateen nació en Los Estados Unidos de América y es ciudadano de ese país, por lo que el veto que quiere aplicar Trump habría sido inútil para impedir su presencia aquí, es interesante resaltar que la mayoría de las víctimas de Mateen en la discoteca Pulse son de origen latino, el otro importante sector de la población estadounidense hostigado por Trump, que ahora dedicará muchos discursos a la inmigración y el terrorismo.

Clinton adoptó una posición opuesta a la de Trump, envió un mensaje de solidaridad a la comunidad gay, pidió restringir el acceso de las armas más peligrosas a terroristas y criminales y llamó a la unidad nacional. Usó la misma frase que Obama: “Es un acto de terror y es un acto de odio.” No citó a Trump y delegó en sus colaboradores las críticas al rival. Es seguro que Rodham-Clinton insistirá en la iniciativa demócrata que exige férrea regulación de las armas de fuego, para entre ello reinstaurar la prohibición de adquirir los rifles de asalto, armas de guerra como el AR-15 que el multiasesino Sadiqque Mateen adquirió legalmente. Cabe resaltar que cualquier intento de regular las armas ha topado en los últimos años con el bloqueo de los Republicanos en el Congreso.

Lo cierto es que la amenaza terrorista y la regulación de las armas de fuego pasarán a ser los temas centrales en los próximos días y meses de debate electoral, y se prevé que Rodham-Clinton cuestionará si Trump es la persona con el perfil adecuado para manejar conflictos y situaciones delicadas y por su parte Trump usará la tragedia para reclamar que él tenía razón cuando alertaba al país del peligro del terrorismo yihadista.

Clinton y los demócratas exigirán acción inteligente para amainar los peligros criminales y el terrorismo, proscribiendo la permisibilidad para acceder los ciudadanos a las armas de fuego, en tanto los Republicanos insistirán en una guerra frontal al terrorismo y lanzar una ofensiva brutal al islamismo cerrando fronteras a inmigrantes, además destinando más dinero a la economía de guerra y facilitar más aún a los ciudadanos el adquirir pistolas y rifles.

Para ayudar a salvar a México y al mundo del enorme peligro que representa Trump, habrá que orientar a nuestros familiares, y amigos que viviendo en Los Estados Unidos de América tienen derecho a voto, haciéndolos reflexionar la insensatez de elegir un Presidente locuaz y mesiánico que causará desgracia y enormes conflictos, pero además debemos presionar tanto al Presidente Enrique Peña Nieto como al Congreso de la Unión a fin que hagan de inmediato lo necesario para recuperar el liderazgo regional, provocando unidad para enfrentar peligros y crecer como una gran hermandad socioeconómica de naciones latinoamericanas, trabajando con mayor intensidad para tornar nuestra economía menos dependiente de las importaciones y reducir la dependencia para con el vecino país del norte.

Ojalá que el temor a la repentina asunción de un nuevo Presidente norteamericano que sea un auténtico peligro para México, motive a buscar para Latinoamérica y quizá además con la participación de otros bloques multinacionales, las herramientas de concertación internacional mediante las cuales se construyan sólidos acuerdos que provoquen el fortalecimiento de nuestras economías y eso funcione como escudo ante cualquier contingencia externa, incluida la irrupción de un fanático obnubilado que pretenda gobernar al mundo.

@salvadorcosio1
[email protected]

Comments

comments

No hay comentarios