DESAZOLVE #DISLATESyTRUCOS

DESAZOLVE #DISLATESyTRUCOS

348
0
Compartir

Por: Salvador Cosío Gaona

•FOXADAS

Dirían en el pueblo: ‘se le fueron las cabras al monte’ y es que además de recalcársele la condición de recurrente locuaz y fantasioso, el ex presidente de México Vicente Fox Quezada, reculó en cuanto a sus originales críticas contra las expresiones antimexicanas de Donald Trump y en forma por demás indigna cambió absurdamente de actitud hacia el lenguaraz magnate neoyorquino, ya que se había sumado al alud de acusaciones contra el ridículo aspirante presidencial Repúblicano y le había señalado su racismo fascistoide, para ahora, sin mayor justificación, sorprender al expresarle súbitamente un servil mensaje ‘pidiéndole disculpas’, y no le bastó a Fox ser blanco de burlas pues muy pronto volvió a ser motivo de mofa al difundirse sus más recientes torpezas verbales que provocan carcajadas, al proponer que deje de ser delito el narcotráfico en México y el gobierno ‘se entienda’ con los criminales para con ello facilitar paz y tranquilidad al pueblo.

El ex presidente panista propone que el Estado Mexicano deba pactar y ya así evitar se persiga a los narcotraficantes para evitar conflictos, algo así como tolerar los delitos del crimen organizado ante la incapacidad gubernamental para abatirlos.

Hay que recordar que en febrero pasado, en una entrevista para Univisión, Fox criticó a Trump por proponer la construcción de un muro en la frontera entre ambos países, pagado por los mexicanos y dijo que el magnate inmobiliario le recordaba a Adolfo Hitler y expresó: “Por favor, que los Latinos en Estados Unidos abran sus ojos para defenderse pues será tremendo dejar que gane un loco” y el empresario ‘gringo’ exigió una disculpa a lo que ya Fox accedió y según afirmó a la cadena Breitbart News en una entrevista exclusiva en Santa Mónica, California: “Pido perdón. El perdón es una de las grandes cualidades que tienen los seres humanos, es la cualidad de un líder compasivo. Tienes que ser humilde. Tienes que ser compasivo. Tienes que amar a tu prójimo”, lo cual lo marcó como lamebotas que se rinde cual lacayo a un Rey, y se presume que el súbito cambio se produjo tras que el empresario neoyorquino quedó como virtual ganador de la Candidatura Presidencial por el Partido Republicano, al haberse quedado sin contrincantes en la contienda interna, pero a Fox deberían advertirle que eso no significa que el simple hecho que a Trump lo hayan dejado solo ‘haciendo rounds de sombra’, signifique que automáticamente tiene la seguridad que lo van a apoyar en el acopio de recursos y votos para ganar la elección constitucional a celebrarse el 8 de noviembre próximo, dado que es aún volátil el apoyo que puedan brindarle al antipático empresario quienes buscaron la nominación presidencial por ‘Los Repúblicanos’ al existir demasiada tensión al seno de ‘El Antiguo Gran Partido’ o como se le denomina popularmente en idioma ingles ‘The Great Old Party’ (GOP), y es que no es suficiente para que Trump gane la Presidencia el que hayan renunciado a contender todos quienes disputaron la nominación presidencial por el partido que tiene por imagen a un burro y que fueron: Rick Perry, Jeb Bush, Scott Walker, Lindsey Graham, George Pataki, Rick Santorum, Mike Huckabee, Rand Paul, Ben Carson, Marco Rubio, Ted Cruz y John Kasich y ya por ello tener el camino libre a la nominación republicana, porque ahora el gran reto del payaso neoyorquino es ganar la elección del 8 de noviembre en la que se medirá compitiendo con Hillary Rodham-Clinton o Bernie Sanders y es que aun no está absolutamente resuelto el asunto de la candidatura presidencial en el Partido Demócrata, por más que esté adelante la Señora Hillary Rodham-Clinton, pues el Senador Sanders aún tiene posibilidades matemáticas y reales de alcanzarla.

Aún es largo el camino para la elección presidencial del vecino del norte, a efectuarse en noviembre, que será precedida de una intensa campaña en la que seguramente no faltarán colmilladas y mañas, es mucho y muy importante lo que hay en disputa y dado que el resultado inexorablemente nos afecta, es imperativo que la acción del gobierno mexicano sea más sólida que lo que pobremente salió a decir Humberto Roque Villanueva, Subsecretario de Asuntos Religiosos y Migración de la Secretaría de Gobernación, que asegura que México ya está preparado para enfrentar el escenario adverso por una eventual victoria de Trump, tan solo por haber cambiado de Embajador y de Subsecretario de Relaciones Exteriores para América del Norte, de ahí que es exigible al gobierno mexicano que prepare reales estrategias para buscar informar a los mexicanos que pueden votar sobre el peligro que representa no detener a Trump y habrá que desear y esperar que los migrantes y especialmente los mexicanos ayuden a que no triunfe el engendro, aunque hay cosas desagradables que abonan al temor de que como borregos incultos y malinformados, muchos mexicanos hagan lo que como ya se dijo hizo el lerdo Vicente Fox, quien reculó a sus críticas a Trump, a quien incluso ya formuló invitación a dictar ‘cátedra’ en su famoso ‘Centro Fox’, esa entelequia que recibe demasiado dinero público del gobierno federal mexicano y de muchos gobiernos estatales, pagándole al ‘verborreico’ ex Presidente panista el absurdo y poco valioso apoyo que otorgó a favor de Peña Nieto en la elección presidencial de 2012.

Y es realmente ridícula la genial ocurrencia de Fox al manifestar: “es necesario negociar y arreglarse con los cárteles de la droga como lo hizo Carlos Salinas con Marcos, a fin de frenar la violencia, así como legalizar la mariguana y convertir en impuestos las ganancias millonarias que deja la yerba” y en entrevista con el Director del diario ‘Milenio’ Carlos Marín, señaló que “él se sentaría con los cárteles para ver cómo se arreglan, pues es prioritario llegar a un acuerdo con los delincuentes para lograr que dejen de estarse matando entre ellos y matando a nuestros jóvenes” y acentuó: “la negociación con esos criminales “no importa, si logras la paz y la armonía y lograrlo es un bien superior”, lo que motivó el rechazo categórico de muchos sectores sociales y liderazgos políticos al enmarcar como carente de toda cordura la propuesta que implica la posibilidad de negociar con la delincuencia organizada, ya que se coincide en que ello significaría la rendición del Estado y el reconocimiento de su incapacidad para combatir a los criminales.

Al respecto, el Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, afirmó que el gobierno federal rechaza tajantemente cualquier tipo de negociación con los cárteles de la droga y dijo: “Estamos en total desacuerdo en realizar un pacto; ningún pacto de ninguna índole con cárteles de la droga”, de tal forma tajante respondió a los señalamientos de Fox y puntualizó: “Por razones éticas, jurídicas y de seguridad no se debe ni se puede negociar con delincuentes, con narcotraficantes que además encabezan grupos de homicidas y secuestradores”. Sales Heredia subrayó que el Gobierno Federal se mantiene firme en el objetivo de capturar a líderes y miembros del crimen organizado con inteligencia, así como en el desmantelamiento de sus redes financieras y además a nombre de la Secretaria de Gobernación, en forma por demás prudente pero a la vez firme y con fina ironía, el Subsecretario de Derechos Humanos Roberto Campa Cifrián, calificó de ocurrencias las declaraciones de Fox y evitó profundizar al respecto: “No quiero reaccionar a las ocurrencias del ex Presidente”.

Para el Presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, la opinión del ex Presidente de pactar con el crimen organizado es absurda y El Ombudsman Nacional acentuó: “Estoy por el cumplimiento de la ley, todo dentro del estado de derecho y en esto no está pactar con quien delinque y envenena a nuestros jóvenes”.

Y no podían faltar las opiniones de líderes partidistas y se manifestaron en rechazo abierto a la propuesta de Fox los representantes de las fracciones del Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido de la Revolución Democratica (PRD) en el Senado de La República, así como de la fracción del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados.

El Vicecoordinador de los diputados federales del PRI, Jorge Carlos Ramírez Marín, calificó de “disparate” poner el estado de derecho a negociación y dijo: “Me parece un dislate en boca de un ex presidente, pero creo que tratándose de él se puede esperar eso o cualquier otro tipo de afirmación, pero la verdad es un auténtico insulto al estado de derecho. No es posible pensar en negociar las leyes, dónde se aplican, dónde no, en qué circunstancias sí, en qué circunstancias no, y lo que sería peor, es lo que propone Fox, a quién decidir le aplicamos la ley y a quién no”.

El Coordinador del PAN en el Senado, Fernando Herrera, afirmó que bajo cualquier circunstancia las autoridades no deben pactar con los cárteles de la droga y abundó: “Bajo ninguna circunstancia, el Estado mexicano debe pactar con grupos delincuenciales, no entiendo el contexto en que lo habrá expresado el ex presidente Fox; nuestra visión es muy clara, bajo ninguna circunstancia se debe permitir vínculo o negociación alguna con grupos delincuenciales”, y el líder parlamentario del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, cuestionó a Fox sobre algún acuerdo con los cárteles durante su administración y espetó:
“¿Hubo acuerdo con las bandas criminales en la época en que fue Presidente de México? Ningún presidente que lo haya sido debe insinuar algo así, es una barbaridad lo que está haciendo Fox”.

Al respecto, el presidente de la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Diputados, Jorge Ramos, advirtió que una negociación con los cárteles de la droga significaría la rendición del Estado ante la delincuencia, mientras Manuel Espino, secretario de la misma instancia legislativa, sostuvo que pactar con el crimen acercaría a México a la condición de “Estado fallido”.

•ADIOS AL CHAPO?

En medio de fuerte dispositivo de seguridad, la madrugada del sábado 7 de mayo, Joaquín Guzmán Loera alias ‘ El Chapo Guzmán’ fue trasladado repentinamente del Penal Federal de Máxima Seguridad del Altiplano en Almoloya de Juarez, prisión de donde escapó en julio del 2015, al Centro Federal de Readaptación Social No. 9 ubicado en Ciudad Juárez, Chihuahua y ha trascendido que este cambio de prisión tiene como objetivo preparar al capo para su inminente extradición a los Estados Unidos de América, en donde tiene pendientes órdenes de extradición y aparentemente un Juzgado federal con sede en la Ciudad de México, autorizó la extradición de Guzmán Loera a California, donde una Corte lo acusa de tráfico de drogas, denuncia que según se sabe, sería la más antigua que el capo tiene en el vecino país del norte y se presume que la finalidad es que Guzmán Loera pueda ser entregado en la frontera a las autoridades del gobierno estadounidense. Información que podría ser confirmada en cualquier momento.

El arribo del nuevo inquilino al Cefereso número 9 provocó que se ordenara reforzar en extremo las medidas de seguridad ya que de volver a escapar Guzmán, la administración que encabeza el Presidente Enrique Peña Nieto quedaría de nuevo en vergüenza frente a la sociedad mexicana y la comunidad internacional.

De llegarse el momento, La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) es la responsable de operar la eventual extradición del líder del Cártel de Sinaloa a los Estados Unidos de América una vez que las autoridades judiciales resuelvan las demandas de amparo promovidas por los abogados del narcotraficante, quienes ya perdieron dos juicios de amparo mediante los cuales buscaban evitar la extradición.

El Cefereso 9 de Ciudad Juárez, donde se encuentra recluido el líder del Cártel de Sinaloa, está clasificado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) como el peor de los 20 penales federales del país. De acuerdo con el “Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2015”, el reclusorio juarense obtuvo una calificación de 6.63, cuando la media nacional es de 7.36 entre las prisiones manejadas por la federación.

Durante la supervisión al Cefereso 9, la CNDH detectó la existencia de sobrepoblación y hacinamiento, por lo que deben revisarse los servicios para cuidar la salud de los internos, así como las condiciones materiales, equipamiento e higiene del área médica, talleres y áreas deportivas. El Centro Federal de Readaptación Social Número 9 tiene capacidad para 848 internos y la población registrada durante el período de evaluación era de mil 012. También se observaron deficiencias en el proceso para la imposición de sanciones disciplinarias, una “deficiente integración del expediente técnico-jurídico de cada interno” y falta de clasificación entre procesados y sentenciados.

El informe señala también que deben atenderse las actividades laborales, de capacitación y las deficiencias en las acciones para la vinculación del interno con la sociedad (visita familiar, íntima, comunicación telefónica y biblioteca).

El Cefereso No. 9 también es considerado una cárcel de máxima seguridad, pero el 15 de marzo de 2014 se intentaron fugar cinco reos saltándose la reja del penal. Tres fueron recapturados y dos, Alejandro Sánchez García y Álvaro Eguiarte Silva se lograron fugar. Ambos eran integrantes del grupo criminal La Línea, brazo armado del Cártel de Juárez.

Así las cosas, lo único seguro es que de no volvérseles a escapar, este traslado solo es un preámbulo de trámite para entregar a Guzmán Loera a la justicia estadounidense, de donde quizá, irónicamente pronto podría salir exonerado si es que corre la misma suerte de El Güero Palma, pues de acuerdo a el portal web del Buró Federal de Prisiones de Estados Unidos, se confirma que liberará el 11 de junio próximo a Héctor ‘El Güero’ Palma Salazar. Capo sobre el cual pesa una condena de 16 años de prisión, pero como se portó bien, a decir de sus carceleros, sólo cumplirá nueve en la prisión californiana de Atwater, en donde fue recluido desde el 9 de abril de 2007, cuando Felipe Calderón lo entregó en extradición a Estados Unidos. Palma Salazar es un criminal tan peligroso o más que Joaquín Guzmán Loera. De hecho, fueron socios y cabezas del cártel de Sinaloa. De ambos se supo públicamente cuando el cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, Arzobispo de Guadalajara, fue asesinado el 24 de mayo de 1993 en el aeropuerto de la capital jalisciense.

Joaquín Guzmán Loera, alias El Chapo Guzmán, está con un pie fuera del país vía la inminente extradición que el gobierno federal impulsa para liberarse del lastre que representa el capo que a pulso se ganó el mote del más buscado del mundo. La primera vez que detuvieron a Guzmán Loera, fue el 9 de junio de 1993, en el puente internacional ‘El Talismán’, en la frontera entre México y Guatemala. Fue recluido el 18 de junio de 1993 al ahora Centro Federal de Readaptación Social Número 1, conocido como penal del Altiplano, en Almoloya de Juárez, Estado de México. El 22 de noviembre de 1995 y después de pasar más de un año en Almoloya, Guzmán Loera fue transferido al penal de máxima seguridad de Puente, Grande, Jalisco. Los delitos que se le imputaban eran delincuencia organizada y delitos contra la salud.

Seis años después, el 19 de enero de 2001, ‘El Chapo’ se fugó del penal escondido en un carrito de lavandería con la ayuda de un trabajador de mantenimiento, Francisco Javier Camberos Rivera, ‘El Chito’. Según relatan las versiones, los custodios Carlos Fernando Ochoa López y Víctor Manuel Godoy Rodríguez no vigilaron, ‘que las puertas de los diversos diamantes del (entonces) Cefereso permanecieran cerradas y funcionaran correctamente, lo cual de haber cumplido, hubiera evitado la evasión de Joaquín Guzmán Loera’.

Después de 13 años de evadir la justicia, el 22 de febrero de 2014 Guzmán Loera fue detenido en Los Mochis, Sinaloa y regresó al penal de Almoloya, en el Estado de México que, para esa época, ya era conocido como El Altiplano. El entonces Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, dio a conocer que la detención fue planeada durante meses en coordinación con todas las dependencias del gobierno federal. Pero la historia daría un giro, ‘El Chapo’ solo estuvo en El Altiplano hasta el 11 de julio de 2015, fecha en la que volvió a fugarse a través de un túnel que conectaba al centro penitenciario con una casa en obra negra dentro de la colonia Santa Juana, en el Estado de México.

El 8 de enero de este año, Guzmán Loera fue nuevamente detenido en Los Mochis, Sinaloa y, por tercera ocasión, fue recluido en el Centro Federal de Readaptación Social Número 1, en el Estado de México. En este lugar estuvo durante cuatro meses, hasta que la madrugada del sábado 7 de mayo, fue trasladado al penal de Ciudad Juárez, se dice, para su extradición al vecino país del norte donde diversas cortes lo buscan para que rinda cuentas ante la justicia.

Pero la prisión no ha sido obstáculo para que el capo Guzmán continuare dirigiendo acciones criminales, ya que ‘El Cártel de Sinaloa’ por él liderado, movió en México su dinero a través de “ríos” de oro fundido y embarcó más de 98 millones de dólares en oro a una empresa en Florida que lo fundió y lo vendió por efectivo, la organización criminal usó después las facturas falsas para justificar el envío a una empresa en México.

Con 102 pistas clandestinas en La Paz, la capital de Baja California Sur domina una importante parte de las rutas para el tráfico aéreo de drogas del Cártel de Sinaloa junto con las de Estados del Noroeste Mexicano como Baja California, Sonora, Chihuahua y Durango, las de La Paz representarían el 50.7 % de las pistas clandestinas par el trasiego de drogas. Y es que “en términos numéricos, el Cártel de Sinaloa puede considerarse como la aerolínea más grande de México, ya que en la última década su flotilla ha superado en cantidad de unidades a la empresa con más aviones en el país: Aeroméxico, que posee 127. De 2006 a 2015, autoridades militares le han incautado 599 aviones a la organización criminal, que movieron cocaína y marihuana por toda Latinoamérica. Si fuera una empresa legal, el cártel también competiría como la compañía aeroportuaria más lucrativa del país, operando 4 mil 771 pistas de aterrizaje clandestinas de entre 500 metros y un kilómetro de longitud, enclavadas en el corazón de las sierras en estados norteños. De las 599 aeronaves que aseguró la Secretaría de la Defensa Nacional al Cártel de Sinaloa, y que estaban en funcionamiento para traficar droga, 13 son helicópteros y 586 aviones; de 2006 a 2012 se logró el aseguramiento de 544 aeronaves, y sólo en el año 2008 la cifra fue de 284; en 2013 se les aseguraron 19 aviones, durante 2014 fueron 14, y en 2015, 22 aeronaves. Respecto a las rutas, desde 2006 se han descubierto 4 mil 729 pistas de aterrizaje clandestinas. La ruta que han seguido los pilotos del narcotráfico es salir de los Estados de Sinaloa, Durango y Coahuila, en el Triángulo Dorado. Es ahí donde se localizó un gran número de pistas, particularmente en Badiraguato, Guadalupe y Calvo, Guachochi y Tamazula, municipios enclavados en la Sierra Madre Occidental. Sin embargo, el mayor número de ellas se concentró en la frontera norte de México, específicamente en el noroeste. En el caso de Baja California fueron descubiertas mil 25, y en Sonora, mil 564. Municipios como Ensenada, Mexicali y Tijuana, en Baja California; Álamos, Caborca, Nogales y Santa Ana, en Sonora; Badiraguato, El Rosario y Culiacán, en Sinaloa; Guadalupe y Calvo y Guachochi, en Chihuahua; Tamazula, en Durango, y La Paz, en Baja California Sur, concentran 50.7 % del total de las pistas clandestinas en México.

El “Chapo”, declaró sin empacho en su polémica entrevista para la revista Rolling Stones en enero pasado: “Yo suministro más heroína, metanfetaminas, cocaína y marihuana que cualquier otra persona en el mundo. Tengo una flota de submarinos y aviones”; en los últimos años, se señala en el mismo medio, “el éxito del cártel de la droga más poderoso del mundo ha radicado en la operación de aviones ultraligeros que pueden transportar más de 500 kilos de droga y que han sido piloteados -según informes de las fiscalías federales en Estados Unidos- por elementos de alto rango de la Fuerza Aérea Mexicana (…) En los últimos 10 años, el Cártel de Sinaloa ha trazado una serie de rutas aéreas para el trasiego de droga: parten de municipios enclavados en las sierras de Sinaloa, Chihuahua y Durango, conocido como el Triángulo Dorado“.

La pregunta es dónde están todos esos involucrados en el negocio y porqué no se han realizado detenciones masivas si ya se sabe cómo y dónde operan; la respuesta es que siguen ahí, haciendo lo mismo todos los días y viviendo en la impunidad pues el negocio es tan lucrativo, que les ha dado para comprar voluntades a todo nivel, son pues gobiernos de facto.

Pero en cuanto a la posible extradición de Guzmán, lo último que trascendió fue que un Juez de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México, frenó recientemente la extradición inmediata del Narcotraficante y habrá que esperar para conocer los reales alcances de la resolución judicial, pues hay que recordar que previamente ya otra autoridad judicial había ordenado la extradición, además que existe polémica sobre si en efecto el Capo es quien busca lo saquen de México por razones de sentirse inseguro y temer por su vida.

@salvadorcosio1

[email protected]

Comments

comments

No hay comentarios