DESAZOLVE #CEGUERAyTROPEZON

DESAZOLVE #CEGUERAyTROPEZON

211
0
Compartir

Por: Salvador Cosío Gaona

Al iniciar la gran mayoría de las campañas electorales, generalmente aparecen aspirantes que se inscriben levantando la mano para ser considerados elementos viables para obtener el respaldo de los potenciales electores, buscando llamar la atención y atraer reflectores, sea en razón de propiciar curiosidad por presentar una imagen personal excéntrica o por el truco de utilizar discursos de corte populista o electoreros basados en contenidos plenos de crítica estridente y en ocasiones conteniendo ofertas que suelen resultar atractivas para la sociedad, tanto por aparentar ser innovadoras o por ser precisamente los compromisos que los potenciales electores quieren escuchar al corresponder a diversas acciones que debiendo hacer los gobiernos y haberlas omitido durante bastante tiempo, se han convertido en un gran anhelo comunitario, ya que tras habérseles prometido insistentemente en innumerables previas ocasiones por muchos candidatos que incumplieron cuando obtuvieron el respaldo popular y fallaron como gobernantes, el volver a oírlas de personajes que a la sociedad le resultan momentáneamente confiables renueva en la colectividad la esperanza de que, al brindar una oportunidad a los nuevos aspirantes, ahora si se les cumplirá.

La ilusión de conseguir sus anhelos y al ser convencidos por la fuerza de la mágica mercadotecnia electoral de confiar en ‘personajes frescos’ que presumen independencia y compromiso con el pueblo por encima de intereses específicos y mezquinos de grupos políticos o empresariales, genera que un segmento importante de ciudadanos se deslumbren y caigan en el influjo de quienes ofrecen ‘ser políticos-ciudadanos diferentes’ y juran que otorgaran mejor atención a sus conciudadanos y es de esa forma como los ‘novedosos’, ‘innovadores’ o ‘ilusionistas’, suben sus índices de aceptación en los sondeos preliminares de opinión popular, pero lo más frecuente es que poco tiempo después tiendan a bajar las aguas a su nivel y desciendan en la escala del ánimo positivo comunitario al descubrirse las mentiras y la falta de capacidad de los ‘candidatos esperanzadores’ para cumplir sus promesas y luego entonces, terminan cayendo tan abajo que muy pronto se quedan en el olvido y eso les hace abandonar la competencia electoral.

A Donald Trump se le consideraba un aspirante efímero con ínfimas posibilidades de éxito, ya que el excéntrico y locuaz negociante inmobiliario, involucrado como productor y antipático presentador de programas en televisión de los llamados ‘reality shows’ solo era medianamente conocido por poseer o administrar varios altos edificios en diversas ciudades de su país y otras cuantas naciones más, los que sin ser muy claro el origen de los recursos financieros utilizados para edificarlos y a pesar de no ser demasiado atractivos, son aprovechados en su mayoría como lucrativo negocio al arrendarlos a muy alto precio para ser la sede de lujosas oficinas de escasamente conocidos consorcios presuntamente dedicados a actividades empresariales poco conocidas y algunos cuantos operándose como establecimientos hoteleros ventajosamente comercializados a precio muy elevado, consiguiendo dicho objetivo al utilizar magistralmente a los medios de comunicación como productivas herramientas promocionales a fin de posicionarse en el ambiente social como un muy acaudalado y sobre todo exitoso emprendedor, jugando con maestría en los escenarios y consiguiendo generar escándalo y publicidad por sus protagónicas relaciones con vistosas o afamadas mujeres. Y al carecer de antecedentes en tareas de orden socio político, además de sus nimias propuestas políticas, pintaba para ser un fugaz resplandor cuyo atractivo inicial habría de apagarse casi de inmediato, pero contra toda lógica, este peculiar personaje se convirtió en el Candidato del Partido Republicano a las elecciones presidenciales del 8 de noviembre.

Se advertía irracional y ‘tan surrealista’ la posibilidad de que el tal Trump pudiera siquiera figurar con alguna mínima aceptación entre el batallón de más de 15 aspirantes a la candidatura presidencial en el bando Republicano, que hasta el Presidente Barack Hussein Obama utilizó la presencia de tan extravagante hombre de negocios auto inventado como improvisado político para bromear sobre la facilidad de soñar en ser Presidente por el simple hecho de tener dinero para publicitarse, pero siendo inútil pensar que los votantes al seno de un partido o en la elección abierta, pudieran optar por desperdiciar su voto regalándoselo a un bufón inculto y faccioso a quien era imposible imaginar triunfando. Y era fácil advertir sinceridad en la nula credibilidad que El Presidente del vecino país del norte expresaba en cuanto a las posibilidades de un personaje como el lenguaraz y polémico empresario en relación a ser electo Candidato del Partido Republicano, tanto así que se pensaba que el propio antipático magnate simplemente se habría insertado en la carrera por la nominación presidencial del Partido más antiguo por simple alimentación de su enorme ego y por diversión, además de buscar propaganda para incrementar sus negocios. Pero de la risa se ha pasado a la realidad y a la alerta por el peligro que representa el antipático magnate neoyorquino.

Francisco fue uno de los primeros líderes de influencia global que levantó su voz contra las pretensiones lesivas de Trump, al esgrimir puntualmente ejemplos de la desmesurada forma de pensar del atrabiliario magnate, como en el tema de los migrantes, y al término de su visita a México -efectuada en febrero pasado- El Pontífice expreso : “Una persona que sólo piensa en la construcción de muros, dondequiera que se encuentren, y no en la construcción de puentes, no es cristiano” al referirse a las declaraciones antiinmigrantes y la crítica que por visitar Ciudad Juárez y expresar pleno respaldo a los migrantes, recibió del lenguaraz empresario neoyorquino.

El Ser Humano es el único de la especie animal que, siendo racional, es decir pensante, a pesar de ello frecuentemente suele tropezar con la misma piedra, siendo bastante común que a pesar de sufrir una mala experiencia resultando lesionado al efectuar algún acto o manifestar una expresión, parece no asimilar la enseñanza que dicha acción o manifestación le produjo, resultando común vérsele incurrir en su mismo error, volviendo a causarse lesión por ello.

En la reciente Convención Nacional del Partido Republicano efectuada en la Ciudad de Cleveland, Ohio en Los Estados Unidos de América se observó cómo, cual seres enajenados y faltos de razón, los convencionistas aclamaron plenos de júbilo el encumbramiento de Donald Trump a pesar de lo peligroso que resulta para ellos, su país y el mundo en general, un eventual pero posible triunfo de ese payaso lenguaraz empresario mercenario aprendiz de politico, que está en la factibilidad de ganar la elección de noviembre y ser electo así Presidente del vecino país del norte.

El neófito político está colocado ya en la plataforma que le genera posibilidad de ser electo Presidente en noviembre próximo, pues de seguir creciendo podría vencer a la candidata del Partido Demócrata Hillary Rodham-Clinton y es de suma importancia concientizar de lo peligroso que será un Presidente que sin formación ni experiencia podrá cometer graves errores en contra de su país y del mundo, dado que además sería también el Comandante en Jefe del Ejército más poderoso del mundo, por lo que es inexorable pedir a la población votante que antes de hacerlo por este peligroso personaje
deba contar con elementos de valoración para no emitir su voto a favor de un tipo que, como Trump, es muy proclive a mentir afirmando que es capaz de resolver todos los complejos principales problemas del país, ya sean económicos o de política internacional, sin revelar cómo piensa hacerlo, ya que en realidad no sabe absolutamente cómo podría hacerlo, siendo fundamental hacer un llamado a la responsabilidad a los potenciales votantes para que realicen una profunda reflexión sobre el momento que vive el mundo y su país y de esa forma puedan decidir con mayores parámetros informativos que un tipo como Trump no es el hombre que representa sus valores y que no tiene la capacidad para cumplir como Presidente de Los Estados Unidos de América.

Es muy lamentable esté avanzando el mesiánico voraz comerciante improvisado como político que sin formación técnica o académica suficiente amasiga respaldos en base a la manipulación informativa y carece de propuestas serias para el fortalecimiento del desarrollo de su país y la consolidación de la convivencia armónica entre las naciones y bloques de países en el orbe, que aquejado por la sinrazón solo procura su exacerbado empoderamiento sin ocultar su intención de hacer imperar aquel viejo orden político mundial que enaltece al imperialismo totalitario colmado de racismo xenofóbico cargado de odio y clara motivación destructiva, en tanto acumula obstáculos quien en sentido inverso plantea continuidad y fortalecimiento de los planes y programas concienzudamente preparados con los que se busca evolución y bienestar.

Es triste advertir que hay ya tantas voluntades impulsando el que pueda lograr alcanzar su meta ese insulso provocador que es un simple bufón de la política y agorero de las peores calamidades, a quien se le permite faltar a la verdad y que insulte denodadamente mientras que a quien busca practicar la política tradicional buscando servir y progresar, se le perfeccionan los mayores obstáculos para evitar que logre su objetivo, no obstante que aún con los defectos ordinarios propios de la imperfección humana, resulta claramente visible ser innumerables veces mejor persona y potencial líder máximo del país vecino, además que por su condición de fémina podría representar la oportunidad de obtenerse un mejor esfuerzo al seguramente anhelar demostrar que no solo se hace historia por arribar una mujer a ese importante sitial que es la Presidencia de Los Estados Unidos de América, sino que se escribirá un capítulo ideal al entregar el máximo desempeño para que además sea exitoso y por ende muy positivo para su pueblo y el mundo.

Hay una realidad que no es solo como una pesadilla pasajera, pues ya el peligroso sujeto logró lo que hace poco más de un año se advertía como imposible, pues obtuvo los respaldos necesarios para convertirse ya en el formal candidato del Partido Republicano y está en la ruta de alcázar su cometido de llevar al mundo a la devastación. Aún es posible evitar que el ocho de noviembre un payaso locuaz y hasta perverso se convierta en el eje de las decisiones torales que impactarán a la política y la economía del orbe.

¿Que está haciendo el mundo para tratar de truncar la llegada de Trump al pináculo de la política mundial?
Estamos, parece, como aquel cuento del marido que, echado en la hamaca, le pide a gritos a su esposa le lleve él antídoto contra el veneno del alacrán, y al consultarle la mujer si es que ya el arácnido lo ha atacado, la respuesta es : ‘no!, pero ya viene!’.

La esperanza es que con el paso de los meses Trump se derrumbe cual ídolo con pies de barro y que los nubarrones que ya hay a su alrededor se conviertan en una muy oportuna tormenta que le haga caer y se evite el riesgo que asuma tan importante encargo con el que tiene la posibilidad de provocar caos mundial, y es que a pesar que tras los barruntos iniciales motivados por comentarios acres que sobre el proceso y la personalidad locuaz y atrabiliaria del aspirante Presidencial Republicano Donald Trump hicieren personajes muy importantes al seno de esa fuerza política conservadora, como lo son los ex presidentes George Bush y su hijo George Walker Bush, así como los excandidatos presidenciales Mit Romney y John McCain, empezaba a sentirse una aparente construcción de unidad de los liderazgos de influencia nacional y en los diversos estados de la llamada ‘Unión Americana’ en favor del Candidato del Partido Republicano al Gobierno de Los Estados Unidos de América.

Para quienes objetivamente pensamos no debe llegar Trump a la Presidencia del país más poderoso del mundo, es inetresante ver cómo la Unidad que pareció consolidarse tras la Convención Nacional Republicana celebrada recientemente en la ciudad de Cleveland donde se encumbró oficialmente al tal Trump como candidato, se ha ido resquebrajando conforme han pasado los días, pues varios personajes muy notables entre los Republicanos han anunciado que votarán a favor de la candidata por el Partido Demócrata Hillary Rodham-Clinton.

A las diferencias normales existentes entre Trump y el común de los próceres que influyen al seno de grupos torales de Demócratas, ahora hay más puntos de desencuentro con personajes clave entre factores o referentes conservadores, como los Legisladores federales Paul Ryan y John McCain, a los que Trump decidió negarles el apoyo en las elecciones de sus respectivos estados, generándose una circunstancia inusitada al saberse que incluso Tim Pence, el candidato a vicepresidente en la fórmula presidencial Republicana que encabeza el lenguaraz empresario neoyorquino, se desmarcó de Trump y manifestó su total apoyo a Ryan.

El resabio contra Trump surge por la forma poco ortodoxa de hacer campaña, pues ha hecho una campaña estridente, polémica dentro y fuera del partido, en la que no ha tenido empacho en combinar los insultos a mujeres o a mexicanos con los elogios a Sadam Hussein. La actitud de Trump para no respaldar a Ryan se debe a los desplantes que este legislador realizó contra el magnate cuando al solicitarle este su respaldo le respondió que aún no estaba listo para apoyarle y ahora Trump le regresa la bofetada y en el caso de McCain, la falta de apoyo del millonario es correspondiente a la forma en que el ex candidato presidencial se quejó de Trump y lo criticó acremente cuando el empresario aspirante a político realizó expresiones denostativas contra un miliciano abatido en Medio Oriente a quien señaló burlándose de él y su familia en razón de la ascendencia o raíces musulmanas del combatiente acaecido y sus familiares más cercanos, llegando al grado de festinar la muerte del victimado, lo que logró que un alud de reclamos le fuere enderezado por muchas personas que han sido leales ciudadanos norteamericanos sin que para ello hubiere sido obstáculo su raíz musulmana, así como de muchos personajes ligados a la lucha por la dignidad de quienes han caído severamente heridos, han sido muertos o sufrieron de privación forzada de libertad en época de guerra por ejércitos enemigos o familiares cercanos de personas desaparecidas, siendo latente el contexto del reclamo vertido por McCain al ser un soldado que sufrió de esas circunstancias en guerra.

Y hay más elementos para tratar de convencer de que Trump no debe llegar a la Casa Blanca como sucesor de Barack Obama, y es que representa un posible medio de perversas organizaciones o siniestros personajes a efecto de, al adquirir preciosas herramientas propiciadoras de conflictos, estén en la factibilidad de prohijar enfrentamientos violentos.

Cabe advertir que, por ostentar la calidad de Candidato por El Partido Demócrata a la Presidencia de Los Estados Unidos de América, le será entregada a Donald Trump por el gobierno del vecino país del norte un importante bagaje de información confidencial que según políticas y conforme a las prácticas tradicionales al respecto le debe ser otorgada a efecto que, tras conocer de ella e imponerse de su contenido y alcance, pueda realizar en base a ella sus trabajos de propuesta y proyección de posibles estrategias gubernamentales tanto para oferta de campaña como en razón de ser útil como base de posibles programas de gobierno en caso de lograr el triunfo.

Como candidato republicano a la Casa Blanca, tendrá la ocasión de conocer datos fundamentales sobre muchos expedientes de algunos de los llamados ‘secretos de Estados Unidos de América’ y eso causa gran preocupación en él ámbito militar, ya que no obstante ser una práctica habitual en el proceso electoral, tratándose de Donald Trump, ha generado demasiada preocupación y está generando muchas suspicacias sobre la forma en cómo podrá utilizar esos datos clasificados. La Casa Blanca confirmó que las agencias de inteligencia estadunidenses le ofrecerán un informe clasificado, una tradición que implica dar esa información a los aspirantes presidenciales de ambos partidos, que se remonta a 1952. La tradición de otorgar esa información a los candidatos presidenciales proviene desde Downs de los años cuarenta.
El presidente Harry Truman había llegado al despacho oval casi de improviso, tras la muerte de Roosevelt en 1945, con poca experiencia en cuestiones de inteligencia y para que su sucesor no tuviese que pasar por lo mismo, permitió a los candidatos de la época acceder a información clasificada. Hasta ahora no ha surgido problema alguno porque siendo cualquiera el partido del que emanaron, los candidatos fueron personas maduras, prudentes y sensatas, pero ahora es un payaso trastocado que es capaz de todo y causa gran preocupación mundial.

En una entrevista para el influyente diario ‘The Washington Post’ el candidato presencial republicano ha dicho estar ansioso por recibir esa información porque quiere conocer ya en relación a la información de los informes secretos de inteligencia y prepararse sobre lo que le corresponderá hacer como futuro Presidente. Trump ha sido criticado por demostrar escaso conocimiento del escenario internacional, así como ignorar los nombres de grupos considerados terroristas, insultar a México, expresar admiración por adversarios como el presidente ruso, Vladímir Putin y proponer medidas que atentan abiertamente contra la legalidad internacional, como restaurar la tortura o bombardear a las familias de los terroristas, de ahí el creciente temor que genera cada día y es como si hubiera una bomba de tiempo que se sabe puede explotar en cualquier momento y ser muy destructiva, pero nadie atina qué hacer para evitarlo.

Muy serias serán las consecuencias si Trump revela información clasificada, toda vez que hay antecedente en cuanto ya ha publicado en redes sociales datos falsos, siendo claro que el polémico millonario no pensaría dos veces en tomar información clasificada y exponerla públicamente si creyese que eso sirve para sus propósitos políticos y electorales.

La campaña formal apenas está por iniciar y es deseable que haya una reacción popular que basada en el razonamiento, genere el que mucha gente indecisa decida no votar por el peligroso personaje el 8 de noviembre y aunque no tenga afinidad por la figura carismática que los demócratas tienen por candidata, un millón de veces mejor que Trump, se den la oportunidad de ayudar a que ni Los Estados Unidos de América ni el mundo tengan ese grave y enorme riesgo de estar sujetos a la improvisación, caprichos y ocurrencias insanas de quien es capaz de todo para empoderarse y enriquecerse cada día más en perjuicio de millones de seres humanos. Ojalá que cunda la razón y el 8 de noviembre surja la mejor oportunidad de continuar en la senda por la busca de más armonía y equilibrio en la convivencia entre pueblos y naciones del orbe.

@salvadorcosio1
[email protected]

Comments

comments

No hay comentarios