DESAZOLVE #BOTADOSyVOTOS

DESAZOLVE #BOTADOSyVOTOS

158
0
Compartir

Por: Salvador Cosío Gaona

Unos se suben y a otros los bajan, como en un trapecio circense o dicho más populacheramente, algunos se trepan al camión y aguantan subidos hasta que las condiciones del camino los hacen caerse y a otros, simplemente los avientan por no ser gratos o estorbar. Pero también hay quienes no obstante los bajan del camión a empujones, buscan otro boleto o la forma de subir de nuevo al autobús sin permiso del chofer.

Es fuerte y empieza a tornarse álgida la lucha por las candidaturas a la Presidencia de la República para la elección de 2018 por los diversos partidos e, incluso, para ser considerados en calidad de posibles aspirantes presidenciales independientes a los institutos políticos, ya que aun siendo prematura, la debilidad del régimen presidencial actual a cargo del Presidente Enrique Peña Nieto, provoca se aceleren los tiempos para la sucesión presidencial.

Y es interesante advertir que no obstante se han realizado muchos sondeos de opinión pública sobre la simpatía o preferencia social en relación a personajes que se menciona podrían ser en su momento abanderados de algún partido político o sin ser postulados por cualquier instituto a los que se ha denominado independientes, hay una encuesta que auspició el diario El Financiero, que se edita en La Ciudad de México y está levantada posteriormente al pasado 5 de junio, cuando se efectuaron elecciones en 14 entidades del país, considerando que los resultados de esos comicios locales en distintas regiones podrían haber causado importante impacto en la preferencia electoral de cara al proceso a efectuarse en 2018, en el que se elegirá un nuevo Presidente de La República.

Y no sorprende que según esa encuesta, sea aun Andrés Manuel López Obrador quien esté liderando en las preferencias electorales rumbo a la elección presidencial del 2018, apareciendo con una intención de voto del 25 por ciento de los potenciales votantes, como tampoco es sorprendente que tras el tabasqueño esté colocada en la preferencia electoral Margarita Zavala Gómez del Campo de Calderón, quien es valorada en la encuesta en su calidad de preaspirante o posible candidata del Partido Acción Nacional (PAN), lo que es relevante será acaso que los números de referencia sobre el posible voto a favor de Zavala de Calderón sea de 21 por ciento, lo que representa un crecimiento importante en cuanto a la aceptación y posible voto a su favor entre los ciudadanos en general, lo que contrasta con los resultados que otros medios han publicitado en relación a la forma de pensar sobre los posibles aspirantes a la candidatura presidencial panista que han referenciado militantes y/o simpatizantes, ya que en esas otras mediciones rastreadas a partir de la simpatía que despierta el dirigente nacional panista Ricardo Anaya, la citada Margarita Zavala y otro interesado en la candidatura presidencial que es el aun Gobernador de Puebla Rafael Moreno Valle, quien sobresale es precisamente Anaya y se coloca bastante arriba de la exlegisladora y esposa del expresidente Felipe Calderón y ambos bastante muy por encima de Moreno Valle.

Elemento interesante a considerar es que en la evaluación de El Financiero el Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, no sólo se consolida como el mejor posicionado de los ostensibles aspirantes a ser el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) -superando a los otros interesados concurrentes como son Luis Videgaray Caso, José Antonio Meade Kuribreña, Aurelio Nuño Mayor, José Calzada Rovirosa o hasta Claudia Ruiz Massieu Salinas, sino que Osorio Chong está también ya posicionándose mejor en el ambiente general, y está empatado con el 21 por ciento que registra Margarita Zavala.

Otro punto relevante a revisar de la encuesta citada, es que la mayoría de los instrumentos que miden popularidad y posible intención de votos que se han estado difundiendo durante los últimos meses, habrían estado señalando a López Obrador como puntero pero con porcentaje cercano al 28 por ciento y esta publicación referida lo cita como que el tabasqueño que aspira por tercera ocasión consecutiva a ser electo Presidente de La República, creció de un 22 al comentado 25 por ciento, en tanto que el montón de encuestas que han estado conociendo antes han anunciado que Zavala Gómez del Campo no ha tenido más referencia de apreciación positiva inherente a su aspiración presidencial, mayor al 13 o 14 por ciento y en este producto de medición de opinión pública le señalan haber crecido del 19 al 21 por ciento, lo mismo que a Osorio Chong.

No es demasiado relevante la reiteración sobre la debilidad electoral que la encuesta dice tiene el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México Miguel Ángel Mancera, quien visto como aspirante por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), es preferido solamente por el 8 por ciento de potenciales electores y que el Gobernador de Nuevo León Jaime Rodríguez, alias ‘El Bronco’, señalado como posible Candidato Independiente, obtiene el 6 por ciento de posible preferencia electoral, siendo más relevante que hay un gran porcentaje, el 19 por ciento de los previsibles votantes, que no manifiesta una preferencia clara o al menos no la expresan, lo que abona a la referencia sobre la eventualidad en cuanto al resultado electoral, de una elección que aún está lejana, o sea que esa franja de indecisos puede hacer ganar a cualquiera de los que ahora presentan mayor indice de popularidad.

La encuesta presenta varios posibles escenarios de competencia entre los señalados como posibles candidatos presidenciales y en todos ellos se menciona a López Obrador como quien si la elección fuere en los próximos días, ganaría la elección con una diferencia de solo entre tres y cinco puntos porcentuales adelante en todos, mostrando que tendría una ventaja de entre tres y cuatro puntos sobre Margarita Zavala como candidata del PAN pero con una ventaja de hasta nueve puntos porcentuales sobre Miguel Osorio Chong, siendo relevante que según el muestreo comentado, López Obrador superaría con mucha mayor amplitud al candidato del PAN si este fuere el joven dirigente de ese partido Ricardo Anaya, quien quedaría sumamente bajo en la preferencia popular dado que aparece obteniendo solo entre el 11 y el 13 por ciento de posible votación.

En cuanto a la preferencia electoral por partido se registra que después de los comicios locales del 5 de junio, el PRI perdió siete puntos porcentuales de posible intención de voto, pues refiere que en otra encuesta previa levantada en febrero, tenía el 36 por ciento en tanto ahora solo obtendría 29 por ciento, contrastando con el PAN, que avanzó tres puntos porcentuales al incrementar su posible apoyo electoral de 25 a 28 por ciento, resultando que el Partido que más acentuó su respaldo social fue MORENA, que subió de 11 a 19 por ciento en la preferencia de los posibles votantes definidos, quedando el PRD al final del tablero de la posible votación a favor de partidos sin considerar su candidato, pues redujo su apoyo potencial del 13 a tan solo el 8 por ciento.

Estos datos siguen mostrando algo similar a casi todas las encuestas hasta ahora conocidas durante al menos los últimos 12 meses, que los partidos llevan una secuencia de atracción popular diferente a quienes fueren en su caso los candidatos, siempre más abajo los personajes que los institutos políticos, a excepción de MORENA, ya que es claro que Andrés Manuel López Obrador está muy superiormente colocado en el ánimo social que su partido, y es MORENA el único partido que ya sabe quién será su candidato ya que salvo que algo inusitado suceda, será López Obrador.

Andrés Manuel es el rival a vencer, el puntero desde hace años, el personaje a quien todos los demás partidos y su montón de precandidatos quieren derrotar y harán todo lo necesario para derribarlo, y el común denominador en todos los partidos es la división interna, la lucha cruenta y el canibalismo, no estando claro aún quienes serán los abanderados de cada instituto político y hasta que se defina en cada fuerza política, seguirá acendrándose el desgaste y las durísimas patadas a las espinillas entre los aspirantes, con la incógnita sobre si al final, cuando se consolide la decisión formal del candidato de cada partido, existirá la posibilidad de restañarse las heridas provocadas en la lucha intestina y esa falta de unidad sea la gran desventaja frente a López Obrador, que llegará sólido, aunque superior a su partido, que no ha logrado forjarse realmente como tal, y esa será la oportunidad de los partidos tradicionales para derrotarlo, con una maquinaria electoral mucho más sólida que la de MORENA, y la mayor unidad que pueden conseguir y preservar es la que se fraguará entre casi todos los partidos, que por más distintos que son, ideológicamente contrarios, estarán unidos en lo que es fundamental para ellos: lograr a cualquier precio evitar que Andrés Manuel López Obrador sea Presidente.

Y tras los resultados de la elección realizada en 14 entidades del país el pasado 5 de junio, ya no está a cargo de la dirigencia nacional del PRI Manlio Fabio Beltrones Rivera y al considerarlo por eso, quizá erróneamente por cierto, fuera ya de la jugada o la carrera por la candidatura presidencial, estarán celebrando el resto de priístas que son o se mencionan enlistados como posibles aspirantes presidenciales, me refiero a Miguel Angel Osorio Chong, Luis Videgaray, Aurelio Nuño Mayer, José Antonio Meade Kuribreña, José Calzada Rovirosa e incluso Claudia Ruiz Massieu Salinas.

Ridícula fue por cierto la declaración de Beltrones tras renunciar ante la Comisión Política Permanente de su partido, al afirmar que no estaba en su mente buscar la candidatura presidencial, lo que es en realidad absurdo escuchárselo por ser obvio que ya está totalmente eliminado por el gran elector, pues como dijeran en esos programas televisivos donde tras ciertos períodos de convivencia y canibalezca competencia entre los participantes, se nomina a quien quieren expulsar, así que Beltrones fue Nominado y expulsado del juego por la silla presidencial, no está en la voluntad de Enrique Peña Nieto impulsar a Beltrones para sucederlo.

Más absurdo fue escuchar el discurso mediante el cual ‘Don Beltrone’ explicó o mejor dicho intentó convencer de la calidad de voluntaria de su renuncia a los integrantes de ese ‘Órgano Máximo de deliberación y acuerdos’ de su partido, los que obviamente no requieren ser convencidos de nada porque ni deliberan ni acuerdan, solo acatan las órdenes del Presidente Enrique Peña Nieto, el auténtico Jefe Máximo del PRI, quien todo lo decide y todos acatan sus órdenes.

Y pues Beltrones lució ridículo intentándo con su alocución a los consejeros políticos del PRI convencer a la opinión pública que fue Él quien por congruencia conforme a los malos resultados, decidió renunciar, lo cual es poco creíble, pues la Secretaria General, que sería corresponsable de la debacle, no renunció y además queda encargada del Despacho de La Gerencia en turno del PRI Nacional. Ella está protegida por ser la prima querida del Presidente Peña Nieto, la Diputada Federal – Plurinominal por supuesto!- Carolina Monroy del Mazo, ex Alcaldesa de Metepec, esposa del actual titular de la Procuraduría Federal del Consumidor Alejandro Nemer, aquel célebre ex Subsecretario de Combate a la Pobreza de la Secretaría de Desarrollo Social a quien por las redes sociales lo balconearon usando en un evento oficial fuera de México un reloj cuyo costo comercial supera los 450 mil dólares.

Fue en mi columna semanal «Fuenteovejuna» del pasado 8 de junio en el diario Milenio que titulé #CULPASyMEDALLAS al respecto de las elecciones locales efectuadas el pasado 5 de junio, en las que el tricolor comandado por Peña y gerenciado por Beltrones y Monroy del Mazo, solo pudieron ser el partido con más votos en 5 de las 14 entidades donde hubo comicios, expresé: “…mayoría de votantes castigó al PRI y a su mandamás el Presidente Enrique Peña Nieto pues existió repulsa de muchos simpatizantes y militantes priístas hacia la recurrente antidemocrática designación de candidatos, siendo patente el hartazgo por la enorme corrupción e impunidad, la incesante criminalidad y creciente inseguridad, además de reclamo a los fallidos resultados en materia económica y el fracaso de las autoridades federales en brindar mayor bienestar y mejor calidad de vida a la población, siendo tangible el repudio a la gestión de muchos gobernadores priístas’.

Además abundé opinando sobre la compleja realidad del PRI, al que se ve sumamente endeble y dije: ‘La maquinaria electorera del PRI ha declinado al perder cohesión sus organizaciones campesinas y centrales obreras, desmadejándose el Sector Popular que ya no aglutina a la clase media pues los gremios de profesionistas, comerciantes, transportistas y burócratas se alejaron hace bastante tiempo por falta de líderes fuertes y en general ese partido perdió capacidad para atraer nuevos electores, resultando poco útiles las alianzas con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) o el Partido Nueva Alianza (PANAL) que no aportan ya los 5 a 6 puntos de votación que antes le proveían.’

En relación al canibalismo propiciado por la lucha interna de cara al ya precozmente iniciado proceso de sucesión presidencial apunté: ‘El fracaso electoral del PRI que además de al descrédito que tienen Peña Nieto y varios Gobernadores se lo achacan al actual dirigente nacional Manlio Fabio Beltrones Rivera, alegró al Secretario de Gobernacion Miguel Ángel Osorio Chong y al titular de Hacienda Luis Videgaray Caso, pues son sus rivales y lo ven ya eliminado de la carera presidencial para 2018.’

Pero marqué la responsabilidad del sonorense y cité: ‘Beltrones es culpable por no advertir oportunamente la magnitud de la crítica situación imperante en el otrora fortísimo ‘partidazo’ y no haberse atrevido a alzar la voz para hacerle ver a su Jefe el Presidente Peña Nieto los problemas ocasionados por las decisiones erróneas al designarse arbitraria y anti democráticamente a muchos de los candidatos que además de su escaso atractivo para los respectivos votantes, fracasaron por su impericia, arrogancia y prepotencia al prohijar enfrentamiento con otros personajes de amplia influencia entre los priístas provocando falta de cohesión e inadecuada motivación para el trabajo conjunto de campaña entre los distintos sectores y grupos de militantes del PRI en sus respectivos territorios y debió establecer un adecuado esquema de evaluación de la prospectiva electoral en cada demarcación diagnosticado oportunamente las inminentes derrotas y además de advertírselo inmediatamente al Presidente Peña, urgir a los candidatos las acciones correctivas necesarias para corregir el desafortunado rumbo hacia el fracaso así como informar y exigir a su patrón sexenal la aplicación de medidas para ponerse al lado del pueblo y además de unírsele en denunciar y exigir sanción a la corrupción, impunidad y desatinos engendrados por los gobernantes en funciones, tanto los de su propio partido como los de diversa filiación partidista y con ello haber buscado amortiguar la carga al PRI por la complicidad en cuanto a las actividades insensatas de autoridades abusivas que el pueblo finalmente repudió con su voto en contra del PRI’.

Mas también señalé mi visión sobre la corresponsabilidad, así : ‘Sin demérito de apreciar lo realizado por el PAN, MORENA y en forma marginal por el PRD para coptar más votos a su favor y valorar objetivamente la responsabilidad del rechazo contra el PRI acreditable a Peña Nieto y Beltrones, los priistas deberían analizar la tarea de zapa de no pocos ‘personajes fuertes’ que traicionando a su partido maniobraron para que al perder el PRI varias gubernaturas se eliminare a Manlio de la lucha por la candidatura presidencial, siendo indispensable que exijan se deslinde responsabilidad y se determine la sanción penal y política que deba dictarse contra varios gobernadores priistas por su pésima labor, pues algunos de ellos como Javier Duarte de Ochoa en Veracruz y Cesar Duarte de Chihuahua, están señalados de cometer graves actos de corrupción, más en el caso del mandatario veracruzano su probable vinculación en crímenes como desaparición forzada y asesinatos, revisándose con cuidado también la cuestionable tarea de los actuales mandatarios priístas en Durango, Quintana Roo, Aguascalientes y Tamaulipas, investigándose la traición que pudo haberse prohijado por ellos contra abanderados del tricolor en dichos estados’.

Lo cierto es: fue claro el voto contra el PRI, al que Peña Nieto decidió preservar como simple aparato electorero apéndice del gobierno y carente de fuerza para ser un verdadero partido luchando por las causas de la gente, desdibujado y sin capacidad de generar orden y equilibrio en las políticas públicas dictadas por el gobierno, sin entender aún Peña que en tanto no exista atención al justo reclamo del pueblo que exige más progreso y bienestar pero a la vez menos inseguridad, criminalidad, corrupción e impunidad, su partido seguirá hundiéndose y expuesto a perder la Presidencia de la República en 2018. Sería muy lamentable volvieren a torcer la democracia como en 2006 que traicionaron a su Candidato Roberto Madrazo tras pactar vergonzosamente apoyar al abanderado del Partido Acción Nacional (PAN) Felipe Calderón a cambio que varios priístas tuvieren cargos importantes en esa administración presidencial, como el actual Secretario de Turismo Enrique de la Madrid y el Gobernador de San Luis Potosí Juan Manuel Carreras, entre otros favorecidos más.

Habrá que ver cuanto tiempo deja Peña Nieto a su prima Carolina Monroy del Mazo a cargo de la dirección nacional del PRI o si acaso se anima a elevarla a la dignidad de Dirigente formal, pues además de esa posibilidad se menciona que podría encumbrar a Cristina Diaz o Ivonne Ortega, ambas que ya han ostentado el cargo de Secretaria General y sin ser necesariamente personajes políticos del mayor nivel de respeto entre sus correligionarios, tienen somera experiencia política, además de legislativa, y en tanto Ortega fue Gobernadora de Yucatán, Diaz es la dirigente del ahora escuálido Sector Popular del PRI que es la otrora poderosa Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP). También se menciona como utilizables por Peña para ser designados en la dirigencia nacional del tricolor a Enrique Jackson Ramirez, Enrique Martínez y Martínez, Emilio Gamboa Patrón, José Calzada Rovirosa y Jorge Carlos Ramírez Marín por más que a éste se le tenga más enfilado a la candidatura de su partido a la Gubernatura de Yucatán.

Hay además un rumor creciente, que aunque como dicen en el pueblo: ‘estaría jalado de los pelos’, no se puede soslayar al grado de dejarlo sin anotar, ya que se dice que Manlio Beltrones podría ‘brincarse las trancas’ y empezar en fecha próxima un movimiento tendiente a forjar su precandidatura presidencial, sea al amparo del PRI, si éste partido abriese una convocatoria que permitiere la real competencia entre aspirantes para en términos de equidad e imparcialidad carente de ‘linea presidencial’ a otorgarse a favor de uno de los suspirantes a suceder a Peña Nieto, o de no resultar así, procurar el cobijo de otros institutos políticos e incluso como se menciona pudiera ser el caso de Margarita Zavala en el PAN, ser candidato independiente a partidos de no tener la opción de contender y ganar la candidatura por su partido. Por lo pronto Beltrones ya propició o al menos no impide, que se esté moviendo en las redes sociales un anuncio con su nombre e imagen señalándolo como quien puede darle al país el orden y rumbo que requiere, ese orden y rumbo que, siendo Presidente del Comité Nacional del PRI no exigió ni hizo nada porque se generara.

@salvadorcosio

[email protected]

Comments

comments

No hay comentarios