Deja que internet te busque trabajo

Deja que internet te busque trabajo

117
0
Compartir

Claudia Bravo, arquitecta de 27 años, no encontró por su cuenta su actual puesto de trabajo: La llamó una reclutadora para hacerle una oferta en una constructora especializada en centros comerciales, con 60% más de sueldo de lo que ganaba y 40% más de lo que les pidió, porque vio en su perfil en LinkedIN un expertise en arquitectura de interiores; Tamara de Anda no ha entregado muchos currículums en su vida: la mayoría de los trabajos que ha tenido le llegaron a raíz de su primer blog. Ahora para buscar trabajo no es necesario que Mahoma vaya a la montaña, sino hacerte visible para que te encuentren por internet.

El año pasado a nivel internacional 61% de los reclutadores hicieron alguna “contratación pasiva”, es decir, seleccionaron a un candidato que ellos buscaron por su perfil, en lugar de a uno que se haya postulado a alguna vacante, según una encuesta de LinkedIN. Este dato es interesante en el contexto del día del trabajo y en especial para la gente que está buscando posiciones.

Y es que curiosamente Internet ayuda a resolver uno de los grandes dolores de cabeza de los reclutadores: poder buscar perfiles con habilidades específicas que en ocasiones no se enteran de los puestos de trabajo. En los puestos especializados el problema no es que falte trabajo, sino que no se cruzan “la oferta” con “la demanda” y estas posiciones tardan mucho tiempo en encontrar buenos candidatos o quedan desiertas.
Ok, todo muy idílico pero ¿por qué no me ha tocado a mí? Estas preguntas pueden responder por qué quizás no seas muy visible en internet o cómo puedes mejorar tu atractivo laboral online:

¿Tienes perfil en redes profesionales? ¿Qué tan abandonado está?
Si no tienes perfil en LinkedIN ni alguna otra red profesional estará complicado que los reclutadores sepan que existes. También puede ser que lo hayas abierto pero no tengas foto, los puestos o proyectos que has tenido no estén actualizados o la descripción sea demasiado escueta, que tengas pocas conexiones en esas redes o no te metas nunca a ver los mensajes.

LinkedIN ya tiene opciones como un “mini blog”, publicar actualizaciones, ligar cuentas a Twitter o Facebook y también incluir recomendaciones de gente con la que has trabajado, así que sacúdete la flojera y ¡quítale las telarañas a ese perfil!

Comments

comments

No hay comentarios