Inicio COLUMNA INVITADAS Defender el patrimonio de todos

Defender el patrimonio de todos

578
0
Compartir

Por: Iván Zedillo Hernández

“Es más fácil imitar a Júpiter que a Lao-Zi” Emil Cioran – (Ese maldito Yo)

La abstracción es una cualidad única del ser humano, misma que nos hace preguntarnos siempre sobre la trascendencia y como esta se relaciona con nuestros actos.

Durante la historia de Guadalajara, conocemos y vemos de manera palpable las obras de quienes nos precedieron y quienes han encabezado los diferentes ayuntamientos de la ciudad, así podríamos enumerar importante cantidad de obras y políticas públicas que han resultado poco o nada favorables para esta, así como también podríamos citar a quienes se esforzaron por mejorarla. Mas al final, somos los ciudadanos de la misma y las nuevas generaciones quienes disfrutamos o sufrimos la herencia que estos han dejado a la ciudad y las consecuencias de sus decisiones.

Aunque algunos supongan que la defensa de una urbe se tuviera que subscribir principalmente al entorno inmediato y los habitantes de la zona, esta posición aparte de tramposa resulta una falacia. El predio que se piensa otorgar a ICONIA es un bien público, con un alto valor ambiental y que fue adquirido durante la administración del Lic. Arnulfo Villaseñor Saavedra, como parte de la reserva de la ciudad y con una clara visión a futuro. Ahora, años después y administraciones posteriores, los tapatíos hemos visto cómo la ciudad se ha venido degradando como consecuencia de malas decisiones, que parecieran responder más a la inmediatez y las aspiraciones políticas de quienes han encabezado las últimas administraciones, por decirlo menos, mismas que en vez de mirar a la ciudad como un organismo integral, entendiendo que las personas que la habitan son el principal recurso de la misma, puesto que le dan carácter y sentido. Así es que afectar su patrimonio, es afectar el carácter y sentido de la última y no exclusivamente por la privatización que se pretende de un bien público, sino por la pérdida de la posibilidad real de hacer en estos terrenos un proyecto que realmente beneficie a la ciudad y sus habitantes y no exclusivamente a quienes encuentran en éste un negocio redituable o una plataforma para aspiraciones personales.

Comments

comments