¿De dónde proviene la costumbre de ondear las banderas a media asta...

¿De dónde proviene la costumbre de ondear las banderas a media asta para expresar duelo?

81
0
Compartir

Varios son los modos que tiene un Estado, institución o estamento oficial para expresar su duelo y luto por alguna tragedia ocurrida y que afecta al conjunto de la población o a algunos individuos/colectivos (atentado terrorista, accidente, catástrofe natural, fallecimiento de personalidades relevantes…) ya sea a nivel local, nacional o internacional.

Uno de ellos es el tradicional minuto de silencio que se guarda durante algunos eventos y actos públicos o el colocar una bandera para que ondee a media asta.

Muchas son las hipótesis sobre el posible origen la tradición de izar una bandera a media asta, señalando la mayoría de fuentes que proviene del mundo naval.

La primera constancia escrita que existe data de septiembre de 1612, cuando el barco Heart’s Ease llegó a Londres a través del Támesis llevando la bandera de popa solo izada hasta la mitad del mástil. El motivo de llevarla así fue como señal de duelo por el fallecimiento dos meses antes (22 de julio) del capitán James Hall, asesinado por un inuit mientras comandaba una expedición por los fiordos de Groenlandia.

Por aquella época, cuando alguien fallecía prematura e inesperadamente, solía llevarse a cabo una antigua tradición que provenía de tiempos de la civilización grecorromana y que consistía en colocar una columna partida por la mitad sobre la tumba como símbolo de que la vida de quien allí yacía había sido sesgada antes de tiempo.

James Hall al haber tenido que ser enterrado en una isla cercana a donde falleció (murió a bordo del barco) y no poder colocar la mencionada columna sobre su tumba, los marineros pensaron que una buena analogía podía ser el colocar la bandera a media asta en el Heart’s Ease que había comandado en sus expediciones

Este es el origen que la mayoría de expertos indican como más probable, aunque no hay una unanimidad sobre el tema.

Otros señalan a que se originó en la época en la que las grandes batallas eran navales y que un barco colocaba su bandera a medio mástil para indicar que durante la contienda había resultado muerto el más alto rango que en él había y, por lo tanto, presentaban su rendición.
También podemos encontrar quien indica que el poner la bandera a media asta se convirtió en una tradición tras cada batalla naval, en la que, una vez finalizada, todos los barcos que habían tomado parte en la misma colocaban así sus banderas en memoria de los caídos y reconocer la valentía de sus enemigos, a la vez que soltaban unas salvas.

Lo que sí se sabe con certeza es que a partir del siglo XVII comenzó a llevarse a cabo también en banderas izadas en tierra firme.

Como nota curiosa, cabe destacar que para que una bandera ondee a media asta correctamente hay que seguir una serie de protocolos:

La bandera se iza hasta arriba del todo y después se desliza poco a poco hasta el punto en el que se debe quedar para señalizar el dueloEse punto en el que se queda (a pesar de que se llama ‘media asta’) no siempre es en la mitad, sino que debe estar colocada a una distancia del tope equivalente al mismo ancho de la bandera.

Si un asta no es lo suficientemente largo como para poder colocar la bandera a la distancia correspondiente o tiene una inclinación superior a 45º, se pondrá un crespón negro que hará el mismo servicio que si estuviera a media asta, pero jamás se podrá hacer las dos cosas al mismo tiempo (estar a media asta y con un crespón negro).

El hecho de que haya esa distancia entre la bandera a media asta y el tope proviene de la costumbre (algunos dicen que superstición) que indica que debe haber espacio para una ‘bandera invisible de la muerte’ que simbolizaría el duelo

Comments

comments

No hay comentarios