¡Cuidado con los préstamos exprés!

¡Cuidado con los préstamos exprés!

45
0
Compartir

Si necesitas financiamiento para afrontar el regreso a clases, ya sea porque te excediste en los gastos de las vacaciones o porque los gastos asociados al regreso a clases son muchos y el pago de la colegiatura no puede esperar, haz tu presupuesto para determinar qué monto puedes destinar al mes (mensualidad) para buscar un crédito que se ajuste a éste para no tener problemas de incumplimiento de pago más adelante.

Aquí hay que hacer un llamado a que tengas cuidado con las instituciones gestoras de crédito que ofrecen préstamos exprés sin requisitos como comprobar ingresos o consultar tu historial en Buró de Crédito.

Generalmente, estas empresas ofrecen préstamos “inmediatos” que van desde 50,000 hasta 5 millones de pesos, llamando la atención del público mediante anuncios muy sugestivos y tentadores en medios impresos, a través de volanteo o por anuncios en internet.

Sin embargo, una vez que las personas acuden a solicitar el financiamiento se les pide un depósito del 5 al 10% del total del préstamo que están solicitando por concepto de gestoría, gastos de administración y/o como garantía. Ya realizado el depósito, la supuesta empresa aduce que el crédito está en proceso de autorización, sin llegar a su entrega final. A veces dicen que el crédito no procedió y que el depósito no puede devolverse, o bien cambian de ubicación y desaparecen. El cliente pierde así el dinero que les depositó.

La comisión nacional que defiende a los usuarios de servicios financieros, la Condusef, hace énfasis en que estas supuestas empresas no están constituidas como instituciones financieras, por lo que si tienes alguna inconformidad o queja, no podrás presentarla ante la Condusef.

Para tener una buena experiencia al pedir un crédito toma en cuenta estos consejos:

Si requieres un préstamo, puedes solicitar un crédito personal o de nómina en alguna institución debidamente autorizada, recordando que siempre es sano comparar las tasas de interés y condiciones del crédito para elegir la opción que más te convenga.

También puedes utilizar tu tarjeta de crédito para afrontar los gastos. En este caso es recomendable usar aquella que presente el menor Costo Anual Total (CAT), y recuerda que conviene pagar siempre la totalidad del adeudo o, en caso de no poder liquidar el total, pagar más del mínimo para que se generen los menos intereses posibles. Recordemos que todos estos créditos formarán parte de tu Reporte de Crédito en Buró de Crédito.

Una opción más puede ser el acudir a una casa de empeño, pero verifica que se encuentre debidamente registrada en el Registro Público de Casas de Empeño de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco). Nuevamente, compara en varios lugares el monto que te prestarían y a qué tasa de interés.

Comments

comments

No hay comentarios