Cuatro muertos en explosiones coordinadas en Tailandia

Cuatro muertos en explosiones coordinadas en Tailandia

26
0
Compartir

Al menos cuatro personas murieron y decenas resultaron heridas en varias explosiones coordinadas el jueves y el viernes contra algunos de los destinos turísticos más populares en Tailandia. Entre los heridos había 10 extranjeros, según indicó la policía, en el peor incidente violento que sufre el país desde el golpe de Estado militar de hace dos años.

No estaba claro quién estaba detrás de los ataques, perpetrados tras un exitoso referendo el pasado fin de semana sobre una nueva Constitución que, según los críticos, fortalecerá el poder de los militares durante muchos años.

Todas las explosiones se produjeron al sur de Bangkok, y varias de las detonaciones —incluida una en la playa de Patong, en el destino turístico de Phuket, y tres en el balneario costero de Hua Hin— parecían diseñadas para golpear al sector turístico, que proporciona ingresos cruciales al Gobierno.

La economía tailandesa ha sufrido desde que los militares tomaron el poder en un golpe en 2014, pero el turismo ha seguido siendo uno de los pocos puntos positivos con más de 14 millones de visitantes en lo que va de 2016, comparados con los casi 30 millones de todo 2015.

Varios gobiernos extranjeros, como Estados Unidos, emitieron advertencias para instar a los viajeros a evitar las zonas afectadas.

Cuatro de los turistas heridos eran alemanes, tres holandeses, dos italianos y uno austriaco, indicó la policía.

Las autoridades descartaron que el suceso estuviera relacionado con el terrorismo internacional o con la insurgencia islámica latente en el sur del país, que lleva más de una década en marcha y causado más de 5.000 muertes. Los milicianos en el sur han realizado ataques sofisticados como éste en el pasado, pero casi todos se produjeron en las tres provincias más meridionales del país.

Las explosiones más devastadoras se produjeron por la noche en una bulliciosa calle de la ciudad turística de Hua Hin, llena de bares y restaurantes. Una mujer tailandesa murió y unas 20 personas resultaron heridas, la mitad de ellas extranjeras, indicó el teniente de policía de Hua Hin Chaiyot Tisawong.

Los dos dispositivos estaban ocultos en plantas colocadas en macetas y se detonaron a distancia, con media hora de diferencia, explicó el general de policía Sithichai Srisopacharoenrath, superintendente de la policía en Hua Hin. En la zona se recuperó un celular Samsung que se creía se empleó para detonar al menos una de las bombas.

El viernes podían verse escombros y rodamientos tirados por la calle mientras la policía investigaba la escena. La explosión dañó un par de cabinas telefónicas y destrozó la ventana de un Starbucks cercano.

Muchas tiendas en el centro de la ciudad cerraron tras el suceso, y las calles normalmente llenas de gente se veían vacías, y con motivo: otra bomba explotó el viernes por la mañana en la ciudad cerca de una torre con un reloj, matando a una persona e hiriendo a cuatro.

Policías y medios tailandeses informaron de otras detonaciones en ciudades sureñas. Una explotó en la popular playa de Patong, en Phuket, e hirió a una persona. Dos estallaron ante sendas comisarías con media hora de diferencia en Surat Thani, matando a una persona e hiriendo a tres. Y otras dos bombas explotaron ante un mercado de Phang Na, causando daños en dos vehículos pero sin dejar víctimas.

Antes el jueves, otra bomba explotó en la provincia sureña de Trang, matando a una persona e hiriendo a seis, según medios tailandeses.

El turista Shane Brett dijo a la Australian Broadcasting Corp. desde su habitación de hotel de Hua Hin que se habían vivido escenas de pánico tras la primera explosión, que según la policía mató a una mujer tailandesa e hirió a otras 20 personas, la mitad de ellas extranjeras.

“Yo estaba en un bar en la principal zona de bares de Hua Hin, justo enfrente del hotel Hilton, y primero oí una especie de bang… y todo el mundo parecía como en pánico”, dijo Brett.

El testigo dijo que había mirado fuera del bar y vio a gente corriendo. Media hora más tarde regresó a su hotel. Por el camino dijo haber visto “gente herida y toda la zona simplemente en pánico… toda la zona estaba bloqueada con autos de policía, ambulancias”.

Tailandia ha sufrido violencia política, incluyendo varias explosiones, desde que el populista millonario Thaksin Shinawatra fuera derrocado como primer ministro en un golpe militar de 2006, después de manifestaciones que le acusaban de corrupción, abuso de poder e insultos al rey Bhumibol Adulyadej.

El derrocamiento de Thaksin desencadenó luchas de poder en ocasiones violentas entre sus partidarios y sus rivales, entre los que está el Ejército. El gobierno de su hermana Yingluck Shinawatra, que se convirtió en primera ministra en 2011, cayó en el último golpe militar en 2014.

El jefe de la junta militar y primer ministro Prayuth Chan-ocha dijo el viernes que el gobierno hacía todo lo que podía “para proporcionar seguridad al país… Tenemos que unirnos y mantenernos fuertes”.

Comments

comments

No hay comentarios