Inicio ESTILO DE VIDA Cosas que deberías saber sobre las estrías

Cosas que deberías saber sobre las estrías

98
0
Compartir

Las estrías son cicatrices definidas como una alteración cutánea provocada por la ruptura de las fibras elásticas (elastina); esto genera atrofia profunda y superficial de la piel, con adelgazamiento de la epidermis y disminución del colágeno en las capas profundas.

Si en nuestra familia estas cicatrices son comunes, y si a eso le sumamos un cambio de volumen importante en nuestro cuerpo (como en el embarazo), utilizar productos que tengan componentes para otorgar elasticidad cutánea es clave para combatirlas. La dermatóloga Marcela Concha recomienda aquellos que contengan elementos hidratantes, por ejemplo, centella asiática y las fórmulas preparadas con elastina.

Además de usar fórmulas químicas para humectar, también se puede pedir ayuda a la naturaleza. El aceite puro de almendras, por ejemplo, no tiene aroma y es de lenta absorción. Resulta afín con todo tipo de pieles y posee alto contenido de ácido oleico, tocoferoles esteroles y vitaminas A, B1, B6 y E. El aceite de jojoba es otra opción, contiene vitamina E y se usa como regenerador celular para aumentar la elasticidad de la piel.

Una tercera alternativa se refiere a las cremas de murtilla o murta, una planta que crece en el sur de Chile y cuyas hojas son objeto de estudio porque contarían con principios activos útiles para cicatrizar y proteger la piel. Emma Acevedo, química farmacéutica de la farmacia mapuche Makelawen, explica que a esta planta se le atribuyen propiedades antioxidantes, otro factor que haría de la murta un excelente antiestrías.

La ayuda del yoga

Además de cremas, la prevención pasa por la actividad física. La doctora Marcela Concha explica que hay estudios que demuestran que el ejercicio aeróbico mejora la elasticidad cutánea al colaborar con la oxigenación general del cuerpo. En la piel, esto baja la cantidad de radicales libre, es decir, de todas las sustancias oxidantes que degradan las fibras elásticas. Y el yoga, en particular, tiene un especial trabajo de elongación muscular que, muchas veces, se acompaña de una extensión cutánea.

Sofía Fahrenkrog, directora de Rekline, Pilates, Yoga y Fitness, explica que para elongar bastan posturas sencillas que debieran realizarse mínimo dos veces a la semana. Entre ellas, recomienda la llamada Bebé Feliz: se hace recostada en el suelo, con las piernas elevadas, separadas y flectadas, al tiempo que los brazos extendidos toman la punta de los pies.

5 datos importantes

1. Hay tres tipos de estrías: rojas, blancas y violetas o moradas. Las dos primeras surgen por distensión más o menos brusca de la piel cuando no está bien hidratada y/o existe un factor hereditario. Las rojas son recientes, y las blancas, antiguas. Las de color violeta, en cambio, son una anomalía de la piel y se observan cuando hay problemas endocrinológicos por exceso de la hormona cortisol en la sangre o por uso prolongado de corticoides orales o tópicos.

2. Los tratamientos disponibles consiguen una mejoría cosmética según el tipo de estría y la intensidad del tratamiento, pero nunca se consigue la eliminación completa de la cicatriz.

3. Los hombres también tienen estrías, pero el problema suele asociarse a las mujeres porque experimentan más cambios en su cuerpo a lo largo de la vida, principalmente, por la adolescencia y el embarazo.

4. A medida que pasa el tiempo, disminuye el colágeno y la elastina en la piel. Por lo tanto, es esperable que los tratamientos tengan mejor resultado mientras más joven sea la persona.

5. Usar o consumir productos antioxidantes favorece la elasticidad cutánea. Al mismo tiempo, consumir tabaco afecta la oxigenación del cuerpo y las células de la piel, fomentando la aparición de estrías.

Comments

comments