Continúan varados cientos de mexicanos en Madrid

Continúan varados cientos de mexicanos en Madrid

61
0
Compartir

Eduardo Gómez y su familia están varados desde hace tres días en el aeropuerto de Barajas, en Madrid. Después de un viaje de dos meses por Europa, la familia originaria de Guadalajara tenía planeado su regreso a México a través de la aerolínea Aeroméxico, pero hasta este jueves no han encontrado un lugar disponible.

El viajero reconoce que su caso no es el más dramático. En la Terminal 1 del aeropuerto madrileño hay pasajeros en su mayoría mexicanos con incluso un mes en espera de abordar un avión que los regrese a su país. La Embajada Mexicana en Madrid calcula que son aproximadamente 150 pasajeros varados aunque los afectados refieren que ya son cerca de 200 personas sin vuelo de regreso en plena temporada alta. Y cada día llegan más.

La mayoría de ellos tienen un punto en común: adquirieron un boleto a bajo costo, llamado sublo, que la aerolínea otorga como prestación para los trabajadores y sus familiares. Aunque también hay casos en que fue revendido por personal de la aerolínea.

“Un sublo es un boleto que tu familiar empleado puede conseguir con el 70 a 90% de descuento, pero son sujetos a espacio, no tienes garantías de subir al avión”, explicó un ex trabajador de Aeroméxico que prefirió no ser nombrado.

Con este tipo de boletos, los pasajeros son colocados en una lista de espera para que, en caso de que existan asientos disponibles (alguna cancelación o vuelos con asientos sin vender), les serán asignados conforme a esta lista. Pero los pasajeros comentan que hay una falta de transparencia en la asignación de estos lugares.

El viajero Gómez, quien invirtió alrededor de 60,000 pesos en cuatro billetes redondos, explicó en entrevista que los billetes fueron adquiridos a través de un piloto de Aeroméxico al que su hijo contactó mediante un compañero de escuela. Sin embargo, prefiere no divulgar su nombre.

“Nos topamos con un tipo que te vende historias bonitas, y dicen ‘si tienes un problema, yo te ayudo’, te subo en la lista. Ya no contactamos con el pero no ha resuelto nada”, relató.

En la Embajada de México en Madrid se sabe que la disponibilidad de vuelos será a partir del 15 de agosto aunque los pasajeros aseguran que el personal de Aeroméxico en Barajas les ha comentado que no habrá lugares hasta el 22 de agosto.

“Los vuelos casi siempre van sobrevendidos, si hay sobreventa obvio no hay espacio para los sublo. En prioridad siempre van primero las sobreventas premier, luego las sobreventas turista, y así, del que más pagó al que menos. Por eso no se van”, comentó el ex empleado”, explicó el ex trabajador de Aeroméxico.

Bodas perdidas, trabajos en riesgo y familias separadas sin historias que se escuchan frente a los mostradores de Aeroméxico en Barajas.

Nery López, profesora de italiano, es otra de las viajeras afectadas, quien lleva ocho días esperando un lugar para viajar a México. Ella denuncia mal trato del personal de la aerolínea, así como la falta de transparencia en la asignación de la lista de espera.

“El problema es que la lista de espera que se formó después de unos días, la aerolínea la mueve, mi número era 30 y después 75 de un día para otro. No hay transparencia y la línea aérea no da explicaciones”, relató.

Los pasajeros también denuncian que la aerolínea los ha intentado desalojar del mostrador, a pesar de que el proceso para la asignación de algún lugar libre debe ser presencial.

Toñi Sánchez, española y afectada por la falta de lugares hacia México, comentó además que la aerolínea no proporciona información sobre la lista de espera e incluso relata que la ha sido la policía y las autoridades del aeropuerto quienes han ofrecido apoyo. La aerolínea, ni un vaso de agua.
Piden apoyo a embajada

Pasadas las 9 de la mañana, Eduardo Gómez fue recibido, como representante de los afectados de la aerolínea, en la Embajada de México en Madrid por el encargado de la sección consular, Bernardo Córdova.

En la reunión a puertas cerradas, a la que El Economista tuvo acceso, el diplomático explicó que desde la Embajada no hay margen de maniobra al tratarse de un asunto entre particulares, y no de protección ante posibles abusos o vulneración de los desechos humanos por parte de las autoridades.

Si bien hasta esta mañana no se ha emitido un comunicado por parte de las autoridades, la respuesta oficial será que ya se están haciendo las gestiones necesarias para ayudar a los viajeros. Incluso el diplomático comentó que se giraron oficios para evaluar la posibilidad de apoyarlos, al menos, con agua y comida. Pero esto tampoco está garantizado.

El problema, coinciden autoridades y pasajeros, es que no existe un bloqueo para el uso de este tipo de boletos “beneficio” en temporada alta y para Madrid. Y no es la primera vez: Por lo menos desde hace tres o cuatro años, la aerolínea se enfrenta a la misma situación en temporada de verano en el aeropuerto de Barajas.

Las alternativas que ofrecen son la búsqueda de vuelos por otras aerolíneas, incluso vía Cancún, así como la denuncia en redes sociales. Pero no todos tienen la capacidad para desembolsar un nuevo billete de regreso.

La llegada de un mayor número de pasajeros se suma al hastío y desesperación de los viajeros, quienes empiezan a tener altercados con persona de Aeroméxico y las autoridades por intentar desalojarlos.

Esta situación atrae la atención mediática. Un mayor número de cámaras de televisión llegan a los mostradores de Aeroméxico para documentar la situación. Personal de la aerolínea, mientras tanto, niega cualquier declaración a la prensa. Y la lista en espera, que ningún pasajero ha visto, sigue creciendo. Al filo de las 13:30 horas, tiempo local, de este jueves, se sumaron 20 pasajeros más y ya superaba los 190.

Y este jueves, ninguno de los pasajeros varados tomará un vuelo a México.

“Hoy no va a volar nadie, el vuelo está sobrevendido”, dijo Rubén, otro de los pasajeros afectados. “Estamos pidiendo que nos ayuden. Llevamos días parados aquí”.

Comments

comments

No hay comentarios