Consumo excesivo de carne roja puede llevar a muerte prematura

Consumo excesivo de carne roja puede llevar a muerte prematura

75
0
Compartir

Si es de las personas que acostumbran tener como fuente de proteínas a la carne roja, eso podría estarlo llevando a una muerte prematura. Lo anterior es lo que revela un reciente estudio liderado por el doctor Mingyang Song, investigador en nutrición en la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Boston.

El mismo estudio asegura que las personas que consumen más proteínas vegetales tienen un riesgo general más bajo de fallecer de forma temprana que las que consumen mucha proteína animal, y que los que consumen esta última por lo general también suelen tener malos hábitos, como beber y fumar.

“Observamos que la proteína de la carne roja, en particular de la carne roja procesada, está firmemente asociada con la mortalidad, mientras que la proteína del pescado o del pollo no se asocia realmente con ésta”, comentó Song.

Proteína vegetal disminuye el riesgo

Entre los resultados arrojados por el estudio se vio que por cada aumento de 3% de proteínas vegetales en la dieta diaria, los participantes experimentaron una reducción de 10% ciento del riesgo de muerte por cualquier causa y una reducción de 12% de la mortalidad por causas cardiacas.

Por el contrario, se descubrió que existe un aumento de 2% del riesgo de muerte por cualquier causa y de 8% del riesgo de muerte por causas cardiacas por cada incremento de 10% por ciento de la proteína animal en el consumo total de calorías diarias.

El riesgo de muerte prematura se redujo 34% por ciento si las personas comían menos carne roja procesada; 12% por comer menos carne roja no procesada y 19% por ciento por comer menos huevos. La carne roja procesada incluye el tocino, las salchichas y los fiambres, dijo Song.

¿Por qué ocurre esto?

El especialista Jim White comentó al sitio HealthDay que estos resultados del estudio no deberían de sorprender a nadie, pues la carne procesada contiene grandes cantidades de sodio y nitratos, que se han asociado con la enfermedad cardiaca y el cáncer. Los cortes grasos de carne, en particular de carne roja, también contienen grandes cantidades de grasa saturada, colesterol y calorías extra, dijo White, vocero de la Academia de Nutrición y Dietética (Academy of Nutrition and Dietetics).

“No soy de los que aconsejan que se deje de comer carne roja, pero si alguien come tres porciones de carne roja a la semana, yo le recomendaría cambiar al pescado o al pollo, o a alguna forma de proteína de origen vegetal”, indicó White, quien agregó que otra manera de minimizar los riesgos de las fuentes animales de proteína es comiendo sólo claras de huevo, comprar cortes de carne con muy poca grasa u optar por la leche desnatada.

¿Quiénes corren menos riesgo?

El estudio arrojó que el aumento en el riesgo de mortalidad debido al consumo de carne roja sólo ocurre en personas que tienen, además, malos hábitos o un deficiente estilo de vida, como obesidad, beber mucho alcohol, fumar o falta de ejercicio. Dicha asociación no se presentó en personas con un estilo de vida saludable.
“Los patrones dietéticos entre los grupos saludables y no saludables son muy distintos, especialmente en las fuentes de proteína y la cantidad de consumo. Las personas del grupo no saludable tienden a consumir proteína de la carne roja y productos lácteos, sobre todo los productos lácteos ricos en grasa. Las personas del grupo del estilo de vida saludable consumieron principalmente proteína animal del pescado o del pollo”, concluyó.

Comments

comments

No hay comentarios