Conspiraciones y bromas sobre el nuevo billete de 20 dólares

    145
    0
    Compartir

    La decisión del gobierno de Estados Unidos de modificar la figura que aparece en los billetes de 20 dólares, para sustituir al expresidente Andrew Jackson por la luchadora contra la esclavitud Harriet Tubman, ha sido recibida con beneplácito como una medida que honra no solo la singular vida y el heroísmo de Tubman sino, en un contexto más amplio, como un gran paso para reconocer a cabalidad el enorme papel que las mujeres han tenido en la historia estadounidense, una realidad soslayada con frecuencia.

    Por ello, existe consenso en que la sustitución de Jackson por Tubman (el expresidente, con todo, aparecerá en el reverso del billete) es un avance y un signo de apertura de gran valía con importantes resonancias en momentos en los que Estados Unidos experimenta una nueva ola de tensión y conflicto racial y de género y requiere, por ello, gestos mayores de tolerancia, inclusión y diversidad.

    Con todo, muchos están en desacuerdo con la configuración que tendrá el nuevo billete de 20 dólares, en ocasiones con razones contrastantes y punzantes y, en otras, cargadas de odio y racismo.

    En el lado más deplorable están los racistas que ya planean formas de sabotear los billetes de 20 dólares en los que aparezca Tubman para de tratar de evitar que Jackson, un presidente controversial, sea mandado a la parte trasera.

    Un billete al racismo

    Así, como narró el portal Vocativ, en foros de Internet se ha propuesto a la gente escribir en los billetes con tinta indeleble la palabra “Nigger”, que es severamente ofensiva y expresa odio y desprecio racial, para que, según los autores de tal sugerencia, ante una oleada de billetes así marcados las autoridades decidan cambiar de parecer y devuelvan a su sitio al desplazado Jackson, que fue dueño de esclavos, tuvo un papel ominoso en el desplazamiento forzoso de miles de nativos americanos y a la vez fue héroe de la guerra contra los británicos de 1812 y defensor del valor del voto ciudadano en la década de 1820.

    Otros de plano dicen que no aceptarán esos billetes, para no “profanar” su billetera y recomiendan pedir en su lugar dos billetes de 10.

    El problema de muchos de esos planes es que, en su ignorancia, suponen que los nuevos billetes de $20 estarán en breve en circulación y listos para ser pintarrajeados cuando, en realidad, los diseños definitivos no se revelarán sino hasta 2020 y los nuevos billetes no comenzarán a circular sino hasta finales de la próxima década.

    Comments

    comments

    No hay comentarios