Conoce por qué el consumo de zanahorias y ciruelas rejuvenece la piel

Conoce por qué el consumo de zanahorias y ciruelas rejuvenece la piel

137
0
Compartir

Sólo dos meses de consumo de zanahorias y ciruelas hacen la diferencia en el aspecto de la piel. Un reciente estudio hecho por investigadores de las universidades de Bristol y de St. Andrews, en Reino Unido, señala que ambos alimentos poseen un elemento que facilita esa reacción.

Se trata del carotenoide, compuesto que estimula una coloración saludable y brillante a la piel, hacipendola lucir evidentemente más atractiva.

Se trata de pigmentos naturales de color oscuro que se encuentran en los vegetales. Por ejemplo, además de estar presentes en las zanahorias y en las ciruelas, también se pueden obtener de los mangos, las batatas (o camotes), las espinacas y el cilantro, entre otros. Asimismo, algunas algas, bacterias y hongos también los producen.

Así, además de las zanahorias o las ciruelas, existen otras opciones que permiten incorporar a los carotenoides a la dieta cotidiana. Pero hay Conoce por qué el consumo de zanahorias y ciruelas rejuvenece la piel

Reciente estudio hecho en Reino Unido descubre las potencialidades de un compuesto presente en ambos alimentos y que es profundamente saludable más con este compuesto. Al sumarse a la dieta, el cuerpo humano los sintetiza y con ello origina una forma de vitamina A.

Esta vitamina es un antioxidante esencial para el organismo, ya que protege las células contra el daño causado por unas sustancias inestables llamadas radicales libres, producidas -entre otras cosas- por la exposición a algunos factores del medioambiente como al humo del tabaco o a la radiación.

Variadas investigaciones científicas y médicas coinciden en que los radicales libres contribuyen al desarrollo de enfermedades crónicas y participan en el proceso del envejecimiento. De allí es que la vitamina A tiene un papel importante en la salud visual, el crecimiento de los huesos, el aparato reproductivo, varias funciones de las células y el sistema inmune o de defensas.

Como ocurre con otros nutrientes, esta vitamina se puede obtener tanto de fuentes animales (carnes, leche) como de algunos vegetales (zanahoria, brócoli, espinaca), incluso de algunos cereales que la incorporan.

Comments

comments

No hay comentarios