Como tratar a una persona enojona

Como tratar a una persona enojona

614
0
Compartir

En nuestro día a día solemos tratar con diferentes tipos de personalidades: alegres, tristes, graciosas, serias, malhumoradas. Estas últimas, en particular, son de cuidado, porque si no sabemos lidiar con su mal genio son capaces de absorber toda nuestra energía positiva y convertir un día pleno, en una pesadilla. Para evitar que eso suceda es importante aprender ciertas bases de la comunicación asertiva que te permitirán llevar la fiesta en paz con el malhumorado de tu jefe, hermana o amiga.

•Respétala. Lo primero que debes hacer al tratar con personas malhumoradas es respetar su estado de ánimo. Esto lo puedes lograr comprendiendo que esta persona no nació así, sino que a lo largo de su vida ha vivido experiencias que han sembrado frustraciones y han transformado su carácter en una actitud negativa, la cual es capaz de opacar sus virtudes y convertirse en el principal adjetivo de su personalidad. Por lo tanto, acéptalo y no intentes cambiarlo.

•Identifica. Al tratar con personas malhumoradas es importante identificar qué las altera. También es bueno determinar cuáles son los momentos en que no se le puede hablar, por ejemplo, cuando tiene el ceño fruncido o respira fuertemente a modo de queja. En esas situaciones lo mejor es darle su espacio y evitar que pague su mal humor contigo.

•Comunícate. Al momento de comunicarte personas malhumoradas recuerda siempre dirigirte de manera cordial y con un tono de voz blando. Esta es la principal herramienta para disipar la ira de los malhumorados, pues bajarán la guardia inmediatamente al sentirse apenados por su actitud. Esta herramienta es ideal para evadir los gritos. Si no funciona aléjate y dile: “Hablamos cuando te calmes”.

•Evita. No caigas en confrontaciones, cuando alguien quiere pelear buscará la manera de hacerlo. Si no le sigues la corriente la persona malhumorada desistirá, al menos contigo, de conseguir su objetivo de generar conflicto.

•No temas. Es común que al tratar constantemente con una persona malhumorada sientas miedo a decirle que no a alguna petición. Esto te puede arrojar en un ciclo vicioso del que nunca podrás salir. Lo mejor es que revises nuestras recomendaciones para aprender a decir que “no” y te des cuenta que sí se puede dar una respuesta negativa sin caer en conflicto.

•Respira. Tu mejor bandera siempre será la paciencia, respira cuantas veces sean necesarias antes de permitirte perder el control. Una manera de ganar más paciencia es recordar que no es algo personal, que esa persona es malhumorada con todo el mundo y, por último, nunca le preguntes si está de mal humor.

•Bonus track. Tratar o convivir con personas malhumoradas es una excelente manera de darnos cuenta que estar molestos todo el día no tiene ningún sentido, así que mientras más observes lo que no te gusta, más debes actuar de manera diferente. Por lo tanto: ¡Sonríe, la felicitad es contagiosa!

Comments

comments

No hay comentarios