Cómo evitar las disputas en caso de herencia

Cómo evitar las disputas en caso de herencia

164
0
Compartir

A grandes fortunas, grandes herencias. Tras la obviedad se esconde siempre la gran incógnita: ¿A qué manos irán a parar? ¿Quiénes serán los afortunados que reciban el dinero y los bienes del difunto? Y tras la pregunta no pocas desavenencias y disputas familiares que a veces terminan en los tribunales. Acaba de suceder en el caso de la triste desaparición del actor Robin Willians , y tras el deceso de la llamada duquesa roja Luisa Isabel Álvarez de Toledo, por citar casos muy conocidos. Otros no pasaron de disputas, sonadas, pero disputas, arregladas en el interior de la intimidad familiar: las discrepancias no disimuladas por el testamento de Cayetana de Alba o los dimes y diretes entre los hijos y el viudo de Rocío Dúrcal .

Como se puede apreciar ni el oficio de los herederos , ni su ocupación ni siquiera el estatus ni la clase social puede evitar, en muchísimas ocasiones, un enfrentamiento que sobrepasa la esfera privada para llenar portadas y acaparar titulares de periódicos. El último desencuentro familiar por una herencia es el del de clan Boyer-Preysler, una situación de evolución imprevisible. Dos matrimonios, hijos en ambos y un patrimonio, del que nunca el político hizo ostentación pero que se presume importante.

Cuantos más factores, más riesgo de disputas, que pueden tardar años en solucionarse, incluso en los tribunales. Desde Le Morne Brabant abogados recomiendan tener en cuenta cuatro aspectos básicos a la hora de dejar tu patrimonio a quién quieres, en los plazos que quieres y sin dar lugar a peleas que pongan en peligro la unidad familiar.

El testamento. El primer paso para evitar un conflicto entre nuestros herederos es el efectuar testamento, ya que, aunque el mismo no es obligatorio, sí que adelanta los tiempos (ya que no es necesario esperar a hacer declaración de herederos) y aclara cuáles eran los deseos del causante. Cuanto más preciso sea el testamento menor riesgo de conflicto habrá, con independencia de que es imposible evitar al 100% el conflicto, pues depende en exclusiva de los propios herederos.

El albacea y el contador partidor. Designando a estas dos figuras se minimiza el riesgo de conflicto. El albacea y el contador partidor, explica la abogada Alejandra García de Le Morne Brabant abogados, se encargan respectivamente de hacer cumplir la voluntad del causante y de proceder al reparto de conformidad con sus deseos. Son dos figuras que ayudan a que la tramitación de la herencia se lleve a cabo lo más pacíficamente posible, y para su designación se suele recurrir a una persona de confianza, normalmente el abogado de la familia.

La partición de la herencia en el testamento. El propio testador puede determinar en su propio testamento el reparto de sus bienes entre los futuros herederos, de tal manera que cuando llegue el momento de adjudicar la herencia no serán posibles las discusiones en cuanto a los bienes a entregar a cada heredero, debido a la más reciente doctrina del Tribunal Supremo, sin perjuicio de las compensaciones en beneficio de otros herederos que pudiesen darse.

Es en este punto donde se suscitan muchos desencuentros porque los bienes sentimentales, o incluso propiedades artísticas como cuadros o libros, tal como ha sucedido en el caso de Miguel Boyer, o sucediera en el de Paquirri ,con los capotes de toreo quedan sin adjudicar. Alejandra García asegura que será necesario acreditar la existencia del bien en conflicto, pues es habitual que existan bienes de valor emocional (como joyas, cuadros…) de los que no queda constancia de su adquisición y que, de no ser posible acreditar su propiedad, serán imposibles de reclamar al que ostente la posesión de los mismos.

El abogado. Aunque no es preceptiva la intervención del mismo en las herencias de mutuo acuerdo, siempre es recomendable contar con un asesoramiento jurídico que disipe las dudas de los herederos, gestione todos los trámites en un momento tan doloroso e incluso, si es necesario, medie entre los herederos para evitar el conflicto. En caso de que el conflicto sea inevitable, la intervención de este profesional será obligatoria para poder acudir a los tribunales en reclamación de los derechos hereditarios.

Comments

comments

No hay comentarios