¿Cómo dividir los gastos con tu pareja?

¿Cómo dividir los gastos con tu pareja?

461
0
Compartir

Pocas discusiones de la vida cotidiana en pareja suelen ser más agrias que las relacionadas con el dinero. Si ambos trabajan, cómo dividir los gastos -en particular esas cuentas mensuales que llegan puntualmente- puede ser motivo de fricción.

Te damos algunos consejos para evitar esas discusiones.

1- Haz un inventario y organiza un presupuesto
Antes de pensar en dividir, lo más importante es hacer un inventario para saber cuánto entra y cuánto sale de tus cuentas bancarias.

“Siéntese con su cónyuge y haga un inventario”, recomienda la asesora financiera Ashley Feinstein Gerstley. “Algunas cuentas serán diferentes cada mes, pero usted debería ser capaz de llegar a un rango realista”. Esto incluye la suma de su ingreso combinado, más el costo total de los gastos del hogar fijos y variables, tales como el alquiler o hipoteca, electricidad, agua y gas, alimentos, transporte, seguros, etc, comentó al sitio Wisebread.

El siguiente paso consiste en determinar qué gastos deben incluirse en la división de los pagos.

2- Divide el aporte de cada cual de modo realista
Al dividir los gastos, debes tomar en cuenta que aunque idealmente debe ser a la mitad, esto sólo es lógico si ambos miembros de la pareja tienen ingresos similares. De lo contrario, lo ideal es que cada uno aporte un por ciento de sus ingresos.

Por ejemplo, si uno de los cónyuges aporta el 65% de los ingresos al hogar, debe hacerse cargo de semejante por ciento de los gastos. Esto, desde luego, influye en la dinámica de la pareja y puede que provoque otros debates sobre el aporte monetario de cada cual a la economía hogareña.

3- Decide si los gastos comunes se pagan desde cuentas conjuntas o separadas.
Una vez que hayas decidido cuál es el aporte de cada cuál, el siguiente paso es decidir si usted tiene una cuenta única para gastos compartidos, o pagas desde tus propias cuentas personales. Cada pareja debe escoger la fórmula que mejor le funcione.

Con una cuenta de gastos compartidos, cada uno aporta un porcentaje fijo de sus ingresos y paga todas las facturas desde allí. Puede funcionar esta fórmula, pero ten presente que ese tipo de cuenta implica una comunicación constante -cuándo depositaste el dinero allí, por ejemplo.

Tiene que haber suficiente dinero en esa cuenta en todo momento para cubrir los gastos y debes confiar en que tu cónyuge no toma dinero de forma innecesaria, lo que puede dar lugar a la insuficiencia de fondos y cargos por sobregiro.

Otra estrategia, que puede ser igual de eficaz, es decidir de qué conjunto de cuentas eres responsable y pagarlas desde tu propia cuenta bancaria individual. Pero también es necesaria la comunicación, en caso de que tu pareja se atrase en los pagos, y ambos terminen pagando las consecuencias de esto.

Se recomienda que uno sea responsable de sus propios gastos como préstamos estudiantiles, tarjetas de crédito, cortes de pelo, o manicure. Esta es la estrategia que recomienda Wisebread para evitar que su cónyuge le saque en cara luego que se hace cargo de sus gastos personales.

4- Una persona paga la renta y la otra el resto de las cuentas
Algunas parejas adoptan esta estrategia, pero no todos los expertos la recomiendan pues la persona que no tiene que pagar el alquiler o la hipoteca a menudo termina desembolsando mucho más. En ese caso es importante hacer un reporte detallado de todos los gastos comunes.

Por último, un par de recomendaciones para las parejas no casadas:
– No compartas los bienes
Por mucho que l@ ames, mientras no haya contrato matrimonial de por medio es recomendable que las grandes compras -auto, muebles, computadoras- sean individuales. En caso de que la relación termine, tendrán un problema menos que resolver, sugiere el experto David Weliver.

– No compartas deudas
Es tentador ayudar a tu pareja, pero ten en cuenta que si actúas como co-firmante en un préstamo y tu pareja luego no puede hacer los pagos, tendrás que asumir la deuda o pierdes tu puntaje de crédito.

Comments

comments

No hay comentarios