Cinco síntomas que indican que no estás comiendo bien

Cinco síntomas que indican que no estás comiendo bien

105
0
Compartir

Muchas personas se preocupan de su alimentación, de hacer deporte y de llevar una vida saludable, pero aún así, hay veces en que se sienten muy cansados, o deshidratados. La razón de esto es que podría deberse a una falta de nutrientes importante en el organismo.

¿Cómo saber si estás comiendo bien? Para resolver esta duda, la nutricionista deHalitus Instituto Médico, Lucía Molina, contó en el sitio Entre Mujeres de El Clarín, cuáles son los síntomas de una falta de nutrientes y en Biut seleccionamos algunos para que te mantengas informada y hagas un cambio en tu dieta si es necesario. ¡Toma nota

Signos de la falta de nutrientes
Cansancio excesivo
Sentirse más cansada de lo normal, suele ser uno de los primeros síntomas de la anemia. “La más común es por falta de hierro, pero también puede ser por falta de vitamina B12 o de ácido fólico. El cuadro suele estar acompañado de palidez en los labios y las conjuntivas. La clave es ingerir más carne de vaca, pollo y pescado y acompañarlas con un cítrico”, dice la experta en el medio argentino.

Pies y manos hinchadas
Cuando notamos nuestros pies y manos hinchadas es un signo de posible retención de líquidos. Lucía señala que esto es frecuente en embarazadas cuando hay altas temperaturas, y recomienda disminuir la cantidad de sodio en la alimentación.

Dificultad para ir al baño
“Puede deberse al bajo consumo de fibras y líquidos o la falta de actividad física. Una solución posible es incluir en la dieta más frutas con cáscara y verduras de hojas verdes”, revela la especialista.

Dermatitis y alteraciones en la piel
Generalmente esto se relaciona con la deficiencia de vitaminas del complejo B, presente en la carne, las frutassecas, las legumbres y los cereales integrales.

Las caries frecuentes
Cuando aparecen caries en los dientes, es un indicio de falta de flúor y se debe a un alto consumo de azúcares simples. Para resolver esto, “se tiene que disminuir el consumo de golosinas y aumentar el consumo de flúor a través del agua o pescados y pastas dentales. Además de no olvidar una buena higiene bucal diaria”.

Lucía concluye que, ante cualquiera de estos síntomas, es importante acudir al médico y que éste determine qué nutriente está faltando y que indique el tratamiento adecuado.

Comments

comments

No hay comentarios