Cinco meses desempleado: ¿qué debes hacer?

Cinco meses desempleado: ¿qué debes hacer?

82
0
Compartir

Entre 12 y 16 semanas es el tiempo promedio para conseguir una oportunidad laboral en México. Pero si han pasado más de cinco meses sin llamada de algún empleador, posiblemente el problema no se concentra sólo en condiciones de mercado, sino en cómo se busca empleo, indica Javier Vargas, vicepresidente regional para Latinoamérica en la firma Right Management.

Son tres las preguntas a analizar cuando las semanas avanzan sin resultar, en apariencia, atractivo para los ‘cazadores’ de talento: si cumplo 100% los requisitos en los puestos a los cuales he aplicado, si estoy siendo flexible para considerar otras opciones y qué estrategia tengo para contratarme, señala Javiera Vargas.

Por ejemplo, un error común entre quien busca trabajo es “exaltar” sus atributos profesionales o de experiencia y “minimizar” sus debilidades, como si eso no fuera importante, pero es ahí donde puedes encontrar razones de por qué no llama el empleador, dice Lori Rasass, autora del libro The perpetual paycheck (‘El pago perpetuo: 5 secretos para conseguir un trabajo’).

“Tal vez aun cuando existe mucha disposición el puesto requiere inglés, una maestría, dirigir personal. Hay requisitos que se ignoran, conocer esa información marca la diferencia entre uno y otro candidato”, dice el VP de Right Management.

El 56% de las empresas en el país reconoce tener problemas para cubrir vacantes y 35% dice que el candidato no cubre el perfil, de acuerdo con estudios de ManpowerGroup.

Para asegurarse más entrevistas en corto tiempo hay que alinear destrezas personales y profesionales con puntos fuertes del puesto, aspecto que no siempre realiza con asertividad el candidato, menciona Lori Rasass en su obra.

70% de las posiciones ‘ocultas’

Tres de cada 10 profesionales en México reconoce estar insatisfecho con su trabajo y tener intención de buscar otra oferta, registró una encuesta de OCCMundial.

Si esa persona decide cambiar de empleo tomará tres a cuatro semanas, en promedio, volver a tener un contrato, pensando en egresados o personas ‘entre level’ (puestos que requieren de menor experiencia). Las semanas pueden aumentar mientras más alto el último salario y jerarquía del puesto, apunta Javier Vargas.

Un promedio para que un ejecutivo firme un contrato son de cinco a siete meses, estima Rosalía Rodríguez Ortega, directora de Recruiter Relations en el Centro de Gestión de Carrera de la escuela de negocios, Instituto de Empresa (IE).

Todo profesional, asegura, está expuesto a economías vulnerables y crisis en empleo, y dependerá del tipo de industria y de la actividad las posibilidades de puestos. Pero cuando se habla de una persona que no consigue empleo en meses hay que pensar en los“matices”, es decir, qué línea o plan se tiene para ser contratado.

En México, por ejemplo, tener conocidos es un recurso de contratación para 9,8% de las empresas, de acuerdo con información del CIDAC. Pero la mayoría de los buscadores de trabajo desconocen que 70% de las ofertas de trabajo son ocultas, esto es, se accede a ellas con contactos, explica Rodríguez Ortega, coach ejecutiva.

¿Qué ayudaría a reducir el tiempo para recibir una propuesta? Esto opinan los especialistas:

1. Invierte en tu marca. Eventos y reuniones con ex compañeros de escuela y de trabajo son clave para reforzar la red de contactos. Pero, para no comprometer en exceso a esas fuentes (para que te recomienden) aprovecha lo que ofrece redes como LinkedIn. Usa este espacio para crear y fortalecer tu marca, añadiendo blogs, comentarios e, incluso, invirtiendo en las categorías -no gratuitas- de esta red. “Puedes empezar con inversiones menores, pero obtendrás buenos resultados a mediano plazo, indica Rosalía Rodríguez.

2. Busca con asertividad. Para evitar ser descartado de las entrevistas busca palabras clave de los puestos de trabajo y lígalas a tu experiencia profesional. Demuestra con conceptos y resultados de trabajo que “vas en línea” con la estrategia de la empresa que te interesa, opina Rodríguez Ortega.

Si quieres una oportunidad fuera del país, consigue que lo más visible en redes sociales y CV sea tu contacto con otras culturas (intercambios académicos, estancias cortas, trabajos voluntarios, etcétera).

3. ¡Levántate! No encontrar rápidamente una oportunidad puede impactar en autoestima, pero también es momento para analizar qué está frenando la contratación. Analizar debilidades y áreas de oportunidad personales y profesionales permite tener otro enfoque en la búsqueda, puntualiza la directora en Instituto de Empresa.

4. Define tu nicho. Aplica a las posiciones donde existe mayor competencia y capacitación. Si no reúnes los requisitos que se describen para la posición “difícilmente habrá llamada de seguimiento”, propone Javier Vargas.

5. Piensa a futuro. Aunque no es del todo común en la actualidad, hay profesionistas que se aferran a una industria o tipo de actividad. Sé flexible.

Haz una investigación exhaustiva para identificar en qué otras actividades puedes incursionar y, a futuro, si las desarrollas bien, representen potencial de crecimiento.

Esto es clave para jóvenes: “Quizá sólo quieres trabajar en marketing, si no hay oportunidades en esa labor, buscar una posición de atención a clientes ayuda a ganar experiencia aplicable, posteriormente, a ese sector”, puntualiza Javier Vargas.

Comments

comments

No hay comentarios