Chris Martin deja entradas a sus conciertos de propina a los camareros

Chris Martin deja entradas a sus conciertos de propina a los camareros

132
0
Compartir

El cantante de Coldplay Chris Martin es solo una de las muchas celebridades a las que atendió el bajista del grupo Years & Years, Mikey Goldsworthy, durante la época en la que trabajó como camarero en el restaurante The River Café en Londres. Sin embargo, su encuentro con Chris fue uno de los que se le quedó grabado en la memoria porque este tuvo la curiosa idea de dejarle de propina unas entradas para uno de sus conciertos.

“Bono se portó muy bien. No puedo decir cuánto dinero dejó de propina, pero fue muy generoso. Paul McCartney no era el que más propinaba dejaba, pero en su caso tenía más valor. Está chapado a la antigua, así que se acercaba a dártela él mismo. Chris Martin me dejó unas entradas para uno de sus conciertos en lugar de propina. ¿Quería ir realmente? Bueno, fui de mala gana todo el camino hasta Wembley”, explicó Mikey a la revista Q.

Su trabajo como camarero permitía que el bajista de Years & Years se enterara de muchos cotilleos sobre las celebridades.

“Victoria Beckham estuvo allí con David y con Gordon Ramsay, y creo que Gordon fue quien pagó. Estaban hablando de abrir un restaurante juntos, pero la idea no salió adelante”, recordó el bajista.

El cantante Bono no es la única celebridad que se muestra muy generosa a la hora de premiar un buen servicio. El DJ Calvin Harris, por ejempló, dejó una propina de 1.000 dólares al capitán y a la tripulación del yate que alquiló durante seis horas para rodar el videoclip de su tema ‘How Deep Is Your Love’ junto a Gigi Hadid.

Por su parte, Kim Kardashian tuvo el bonito detalle de dejar una propina de 300 dólares tras disfrutar de una comida con amigos en el restaurante Brennan de Nueva Orleans, a pesar de que la cuenta era solo de 200 dólares.

Amy Schumer consiguió alegrarle la noche al camarero que la atendió en el local Peter’s Clam Bar en Long Island al dejarle una propina de 500 dólares en una cuenta de 49. La humorista quiso ayudar así al joven que la había atendido, Ryan, después de que este le explicara que tenía dos trabajos para poder financiar sus estudios.

Comments

comments

No hay comentarios