Calvicie femenina: cuándo tienes que empezar a preocuparte

Calvicie femenina: cuándo tienes que empezar a preocuparte

45
0
Compartir

Hace unos días, la actriz de Hollywood Keira Knightley sorprendía a medio mundo confesando que desde hace cinco años usa peluca. Un lustro ocultando los efectos del tinte y los bruscos cambios de peso que han causado a su cuero cabelludo.

“Me he teñido el pelo de todos los colores imaginables para diferentes películas. Fue tan mal que, literalmente, mi pelo empezó a caerse”, explicaba la actriz en una entrevista. A raíz de su revelación, nos hemos preguntado en qué momento deja de ser normal que se nos caiga (tanto) pelo a diario. Es habitual verlos en la almohada, el cepillo o en la ducha, ¿pero cuándo pasa de ser ‘normal’ a convertirse en un problema de salud?

Lo primero que tienes que saber es que, habitualmente, se caen entre 50 y 100 pelos al día que después vuelven a regenerarse. “El problema viene cuando la raíz folicular (o fábrica del pelo) se daña y se produce una pérdida de densidad capilar, es decir, cuando se transparenta la piel a través del cabello”, explica Sergio Vañó, dermatólogo y tricólogo y coordinador de la Unidad de Tricología y estudio de las alopecias del Hospital Universitario Ramón y Cajal. Y es entonces cuando toca acudir a un especialista.Como en el caso de la actriz británica, el origen de la calvicie pueden ser los continuos cambios estéticos en el cabello. Pero este problema médico también puede surgir por alteraciones hormonales, problemas alimentarios, inmunológicos, fármacos, enfermedades internas e incluso algunas formas de cáncer.

Y llegados a este punto te preguntarás: ¿para qué me están contando todo esto si en realidad la alopecia es un problema más común entre los hombres? Y es verdad. Afecta a más del 50% de varones, según nos explica Vañó, ya que las hormonas que producen una disminución de la densidad capilar son las masculinas denominadas andrógenos.Pero también es un problema femenino. De hecho, la alopecia androgénica (u hormonal)es la forma más frecuente en mujeres y afecta al 25% de las españolas. Aunque no es el único tipo.“En los últimos años hemos visto un aumento de los casos de otras alopecias, como la frontal fibrosante, que afecta a la zona de la diadema y a las cejas y que suele afectar a mujeres a partir de la menopausia”, subraya el experto. ¿Y a qué edad suele afectar más a las mujeres? Pues según Vañó, existen dos momentos clave: la adolescencia y la menopausia, ya que es cuando puede producirse un desajuste hormonal. También puede aparecer en mujeres con síndrome de ovario poliquístico. “Otro perfil típico son mujeres con una mala alimentación u cuando realizan dieta”, puntualiza el médico.Lo peor de todo es que, según Vañó, la alopecia androgénica no se puede prevenir, pero sí tratar precozmente ya sea con minoxidil (medicamento que se usa para estimular el crecimiento del cabello y frenar la caída del pelo), otro tipo de fármacos orales o con un trasplante capilar como complemento médico. Pero al tratamiento y seguimiento de los profesionales hay que sumarle dos pilares básicos: llevar una vida y una alimentación saludable. Qué mínimo para hacer que la calvicie no te pille por los pelos.

Comments

comments

No hay comentarios