Bostezo contagioso: ¿una cuestión de género?

Bostezo contagioso: ¿una cuestión de género?

65
0
Compartir

Mucho se ha investigado sobre las causas del bostezo, sus funciones sociales y psicológicas, o sobre por qué es tan contagioso, entre otras. Pero aún quedan varias preguntas sin responder. Un estudio divulgado recientemente, fue un paso más allá de lo conocido, y demostró la relación entre el bostezo, la empatía y las mujeres. No te pierdas las conclusiones… ¡te mantendrán bien despierta!

Nuevos hallazgos
Las mujeres serían, en promedio, dos veces más propensas que los hombres a contagiarse el bostezo de otro, encontró un estudio publicado en marzo de este año en la revista científica Royal Society Open Science. Tras cinco años de observación de los hábitos de bostezo de la gente a su alrededor, tres investigadores de la Universidad de Pisa, Italia, arribaron a estas conclusiones:

No se encontró diferencia significativa en las frecuencias de bostezo espontáneo entre hombres y mujeres.
Sin embargo, el “contagio” sí fue notablemente más frecuente en mujeres que en hombres.
Los apenas conocidos se contagiaron menos que los amigos cercanos y miembros de la familia. Es decir, que cuanto más cercanas son las personas, ¡más contagioso es!

Ponerse en los… tacones del otro
Esta revelación concerniente al género es el aporte más novedoso de este estudio. De hecho, confirma la evidencia de que el contagio al bostezar se basa en la empatía, es decir, en la capacidad de comprender y compartir los estados internos de los demás.

Y, dado que las mujeres tendrían estas habilidades más desarrolladas que los hombres, los investigadores supusieron que podrían tener que ver con la capacidad de respuesta ante los bostezos ajenos. Y así lo confirmaron.

Otras curiosidades
¿Sabías que…?

El bostezo serviría para que el cerebro regule su temperatura, según un estudio publicado en la revista científica Frontiers in Evolutionary Neuroscience en 2014. Por eso somos más propensos a bostezar en invierno. ¿Lo sabías?
En los seres humanos, los bostezos durarían un promedio de 6 segundos, según una investigación anterior de la Universidad de Maryland (EEUU).
El bostezo sería también consecuencia de un estado de alerta y vigilancia que se activa en nuestro cerebro antes de un acontecimiento importante, de acuerdo con un artículo de la revista Muy Interesante. En muchas especies del mundo animal, por ejemplo, bostezar precede al apareamiento. ¡No solo bostezamos por cansancio o aburrimiento!

Comments

comments

No hay comentarios